“El empresario no puede preguntar si estas vacunado”

Jesús Pascual, socio y director del
Departamento de Derecho del Trabajo
y Seguridad Social en dPG Legal.

Al menos esto es lo que asegura Jesús Pascual, socio y director del Departamento de Derecho del Trabajo y Seguridad Social en dPG Legal, para quien “el empresario no puede conocer si estas vacunado tampoco de forma privada”.
En un contexto en el que la pandemia está azotando a Europa nuevamente, el miedo de cara a la celebración de las comidas y cenas de empresas típicas de estas fechas empieza a generar incógnitas sobre cómo afrontarlas. La situación epidemiológica está empeorando desde inicios de noviembre y lleva a muchos a preguntarse qué pueden hacer para mantener las medidas de seguridad durante estas celebraciones. Mientras, el sector hostelero espera alcanzar un 85% de la facturación precovid, según datos de la Confederación Empresarial de Hostelería de España.

Muchas son las soluciones que se han planteado para esto, sin embargo, las implicaciones legales imposibilitan algunas de ellas. “Para empezar debemos recordar que la vacuna frente al Covid en España no es obligatoria. Preguntar por un dato médico o de salud a un trabajador es un acto totalmente vulnerador del derecho a la intimidad de los trabajadores, y preguntar por una vacunación es un dato médico que está especialmente protegido al pertenecer a nuestra esfera más íntima”, explica Jesús Pascual. Una información a la que el empresario no puede acceder de ninguna manera, ni siquiera de forma particular.

Tanto en España como en Europa se están adoptando medidas para limitar el movimiento de los no vacunados. “El pasaporte Covid es un medio para identificar estos grupos, sin embargo, habrá que valorar quien puede solicitarlo, pues como advertimos, la empresa no podrá solicitarlo. Aunque, dado que el Tribunal Supremo ha avalado el uso del pasaporte Covid para entrar en locales de ocio, los establecimientos hosteleros podrán conocer si un cliente está o no vacunado”, dice Jesús Pascual. Por lo que en aquellos lugares en los que esta medida es efectiva, los propios locales son quienes regulan la asistencia de personas sin la pauta completa. Como explica el director del departamento de Derecho del Trabajo y Seguridad social de dPG Legal: “En este caso se daría una paradoja, el empresario conocerá que empleados están vacunados cuando acudan a la cena de empresa y el local solicite el pasaporte Covid”.

Por otra parte, existen comunidades en las que esta medida no se ha instaurado, por lo que cualquier persona puede acceder a los locales, “salvo si presenta síntomas o ha estado en contacto con un positivo”, aclara Pascual.
No invitar a las reuniones a los no vacunados tampoco parece una opción para evitar los contagios. “La negación a acudir a un evento empresarial por no estar vacunado sería discriminatoria. Por lo tanto, garantizar la seguridad durante las comidas de empresas navideñas será, si acaso, a través de la solicitud del pasaporte Covid en los restaurantes”, afirma Jesús Pascual. La empresa no puede discriminar a sus trabajadores y debe invitar a todos sus empleados. Además, “si no hay prohibición expresa de realizar eventos multitudinarios, como conciertos, los cuales actualmente se están desarrollando casi con normalidad, y no hay limitaciones en la hostelería, ninguna responsabilidad podrá tener el empresario si decide celebrar una comida o cena de empresa. Otra cosa distinta sería si existiesen estas limitaciones, pero no es el caso actual”.

Situación del Covid-19
Tras un mes de noviembre que cierra con la incidencia por encima de los 200 casos diagnosticados en los últimos 14 días, en España parece que los contagios crecen de forma imparable, configurando un escenario cada vez más complicado. Especialmente tras el puente de la Inmaculada y la Navidad, cuando se espera que aumente la incidencia.
La sombra de la sexta ola parece acercarse, sin embargo, no está claro que este sea el inicio de una nueva avalancha de contagios. El virólogo José Antonio López Guerrero, en declaraciones a EFE, explica que este puede ser también el inicio de una nueva normalidad, con la presencia de un virus que “es estacional”. Las cifras en la vacunación en nuestro país (que rondan el 89% en mayores de 11 años) nos sitúan en una posición más favorable que en ocasiones anteriores. Pese a que las vacunas no impiden el contagio, si reducen la letalidad del virus y la gravedad de los síntomas.

Por si fuera poco, al mismo tiempo que los casos repuntan en Europa, una nueva variante del virus aparece en Sudáfrica, ómicron. Una situación que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho “es preocupante” debido a que esta mutación es más contagiosa y reduce la eficiencia de los tratamientos conocidos. Stéphane Bancel consejero delegado de Moderna, en unas declaraciones en el Financial Times aseguró: “Hay que esperar a los datos, pero todos los científicos con los que he hablado me han dicho que esto no es bueno”. Pese a todo, Bancel piensa que no debería cundir el pánico, y aún confía en que las vacunas prevengan los síntomas más graves de la enfermedad. Pero existe el riesgo de que sea necesario modificar las vacunas para que se adapten a esta nueva variante.

Emer Cooke, directora de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha mandado un mensaje de tranquilidad desde el Parlamento Europeo y ha dicho que “todavía no sabemos si habrá que adaptar las vacunas, pero en todo caso tenemos preparados planes de contingencia”. También ha añadido que en un plazo de entre tres y cuatro meses pueden tener preparadas las nuevas vacunas si fuera necesario.
Hasta la fecha se han detectado 42 casos de la nueva variante en 10 países de la Unión Europea, pero el Instituto holandés para la Salud y el Entorno (RIVM) ha detectado que ómicron ya estaba en Europa antes de ser detectada en Sudáfrica. El ministerio de Sanidad indica que el riesgo de introducción de esta nueva variante es “muy alto”.

Actuación de las autoridades
Desde el Ministerio de Sanidad se recomienda establecer límites en el número de participantes en los encuentros sociales navideños. El documento sobre el riesgo de las variantes Covid señala que, “debido al contexto epidemiológico actual y a las incertidumbres asociadas a la variante ómicron” se recomienda “mantener y enfatizar” en las medidas no medicinales. La ventilación de los espacios, el uso de mascarillas, la distancia de seguridad o la higiene de manos son algunas de las citadas por Sanidad en el documento.

Por su parte el Ejecutivo descarta poner en marcha nuevas restricciones para evitar ralentizar la economía. Un nuevo confinamiento, estado de alarma o medidas de limitación de aforo son acciones que no se plantean por el momento, según la ministra de Sanidad, Carolina Darias. Así, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, insiste en que lo fundamental es la vacunación y ésta es la senda para ellos.
Las comunidades autónomas también están poniendo en marcha medidas de cara a estas fechas señaladas. El pasaporte Covid ya se aplica en muchas regiones de España. En comunidades como Galicia, Murcia, País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña, o Valencia es necesario estar vacunado para acceder a la hostelería, el ocio nocturno o los eventos multitudinarios. Otras, como Castilla y León, Cantabria, Andalucía y Canarias están estudiando o tramitando la puesta en marcha de esta medida.
Solo La Rioja, Extremadura, Castilla la Mancha, Asturias y la Comunidad de Madrid, no han activado los protocolos para implementar el uso del pasaporte Covid. Sin embargo, desde estas comunidades lanzan mensajes de precaución ante lo que está por venir. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha sugerido recientemente que las empresas sometan a sus empleados a pruebas de antígenos de forma previa a las comidas y cenas de empresa como medida de prevención.