La I+D española sigue la corriente del Ebro

Madrid, 12 dic (EFE).- El valle que une a La Rioja y Navarra, con el Ebro como frontera, podría convertirse en un polo de la innovación española, tanto por el esfuerzo en I+D de estas dos autonomías como por el proyecto Ebro Food Valley, candidato a recibir muchos cientos de millones de euros de fondos europeos.

La Rioja, Aragón y Navarra apoyan al Ebro Food Valley, integrado también por empresas privadas asociadas al Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA).

Ebro Food Valley tiene muchas posibilidades de recibir apoyo del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) en el sector agroalimentario, integrado dentro del plan de resiliencia tras la pandemia que financian fondos europeos. El Perte está dotado con mil millones de euros, según el Gobierno.

La propuesta responde tanto al esfuerzo inversor en I+D de los respectivos gobiernos como también al poder del sector en las regiones citadas.

INVERSIÓN EN I+D

Es cierto que Madrid y Cataluña fueron las comunidades con mayor gasto en I+D en 2020, con 4.252 y 3.619 millones de euros, respectivamente.

Pero también es verdad que La Rioja lidera la inversión presupuestaria por habitante en I+D entre todas las comunidades autónomas, seguida de cerca por País Vasco y Navarra, que además figuran entre las primeras en otra lista, la relativa a las regiones que más invierten en este apartado en relación con su PIB.

Así lo apuntan tanto la herramienta de comparación de cuentas autonómicas habilitada por el Ministerio de Hacienda como la web de la organización Civio, especializada en vigilar las cuentas de los poderes públicos.

Las comunidades autónomas que más invierten en I+D en relación con su PIB son País Vasco (2,10%), Comunidad de Madrid (1,79%), Navarra (1,74%) y Cataluña (1,53%). Todas ellas invierten por encima de la media del resto de las regiones españolas, según el Informe sobre innovación Cotec 2020.

Ahora bien, ese "ranking" no responde solo al esfuerzo que hace cada ejecutivo autonómico en sus presupuestos, sino que integra también la inversión del estado y las empresas ubicadas en cada territorio.

De este modo, para conocer el esfuerzo en I+D que hace cada ejecutivo regional es más fiable observar el gasto o inversión por habitante del presupuesto regional. Es en esa lista en la que destaca La Rioja.

SECTOR AGROALIMENTARIO

Por lo que respecta a la industria, España se posiciona como cuarta potencia agroalimentaria a nivel europeo, según el Ministerio de Industria.

Con una facturación de 130.000 millones de euros de cifra de negocio (2,7 % del PIB) en 2020 y un empleo cercano a las 500.000 personas, la industria agroalimentaria española es el sector principal de la industria manufacturera del país, según la misma fuente.

La Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) espera alcanzar los 140.000 millones de facturación en 2022, cuando se recuperen de la pandemia. Y para ello el Valle del Ebro será esencial.

Porque fuentes como el Clúster Alimentario del Valle del Ebro food+i, una organización empresarial privada, informan de que el 25 % de esta facturación nacional de la industria agroalimentaria está en el Valle del Ebro.

Acerca de ProfesionalesHoy 40164 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy