El BBVA baja al 5,1 % la subida del PIB para 2021 y mantiene en 5,5 % la de 2022

Madrid, 20 ene (EFE).- El servicio de estudios del BBVA ha rebajado en una décima su estimación de crecimiento económico para 2021, hasta el 5,1 %, y mantiene en el 5,5 % la de 2022, con la aceleración de los fondos europeos "Next Generation" como principal catalizador.

El informe "Situación España", elaborado por el BBVA Research y publicado este jueves, recoge que la subida del PIB tanto del año pasado como del actual ejercicio será menos expansiva de lo previsto inicialmente, pero a cambio el ciclo alcista se extenderá hasta 2023, para cuando espera un aumento del 4,9 %.

Sus proyecciones contrastan con las del Gobierno, que apuntan a un incremento del 6,5 % en 2021, del 7 % en 2022 y del 3,5 % en 2023, y también difieren de las del Banco de España, que calculan un repunte del 4,5 % el pasado ejercicio, del 5,4 % este año y del 3,9 % para el que viene.

El responsable de Análisis Económico del BBVA Research, Rafael Doménech, ha destacado que sus estimaciones no alteran el crecimiento previsto para España en 2022 pese a que sí han rebajado en ocho décimas la subida del PIB de la eurozona respecto a su anterior análisis (hasta el 3,7 %).

"La variable más importante es la evolución de los fondos europeos 'Next Generation' y su ejecución a lo largo de los próximos años", ha subrayado Doménech, quien ha señalado que según sus datos en 2021 apenas llegaron en torno a 3.000 millones de euros a la economía real de los más de 20.000 millones programados, por lo que una parte de esa inyección se trasladará a este año.

De hecho, el informe prevé que los 70.000 millones que recibirá España en ayudas directas se acabarán repartiendo en más ejercicios: se espera que el nivel de gasto real de 2022 oscile entre los 10.000 y los 15.000 millones, que la cifra se eleve a 15.000-20.000 millones tanto en 2023 como en 2024, para posteriormente distribuir en 2025 y 2026 el montante restante, por encima de los 5.000 millones.

Otro factor fundamental es la existencia de un ahorro "embalsamado" cercano a los 70.000 millones de euros por parte de los hogares -tras no poder gastar en los peores momentos de la pandemia por el confinamiento y las restricciones-, que deberá "liberarse" de forma notable en los próximos meses e impulsar el consumo privado.

DESACELERACIÓN EN EL ARRANQUE DE 2022

Sus proyecciones apuntan a que España registró en el último trimestre del año pasado una subida del PIB del 2,4 %, cercana al 2,6 % de los tres meses anteriores, a lo que seguirá una clara ralentización con subidas del PIB del 0,5 y del 0,6 % en el primer y segundo trimestre del actual ejercicio, respectivamente.

No obstante, los responsables del servicio de estudios del banco han precisado que han optado por ser "prudentes" de cara al arranque de 2022 debido a la incertidumbre provocada por la variante ómicron, pero "todos los indicadores muestran más fortaleza que la del cuadro macro", por lo que no descartan una revisión al alza en la actualización de sus proyecciones, dentro de tres meses.

La mejoría llegaría en el segundo semestre gracias a factores como la caída prevista de los precios energéticos y de los hidrocarburos, que presionan al alza la inflación.

La entidad financiera estima, de hecho, que los niveles de inflación continuarán siendo altos en 2022, con una tasa media anual del IPC en el entorno del 3,2 %, una décima superior a la del pasado ejercicio.

Preguntado sobre la posibilidad de que España haya perdido competitividad respecto a otros países europeo como consecuencia de presentar tasas más elevadas de inflación, Doménech ha defendido que se observan mejoras de la productividad en actividades muy exportadoras.

Ha resaltado, asimismo, la fuerte subida de las exportaciones, que ha provocado que España haya ganado cuota respecto a otros competidores, y ha señalado a la recuperación del turismo internacional como el gran reto pendiente.

Otro dato positivo será la reducción del déficit público, que esperan que se haya situado en el 6,8 % en 2021, que caiga al 4,8 % en 2022 y ronde el 3 % en 2023.

RIESGOS A NIVEL GLOBAL

El informe incluye entre los principales riesgos a escala global la posibilidad de una retirada de los estímulos monetarios más acelerada de lo previsto, y apunta a que los "cuellos de botella" en materia de aprovisionamiento y transporte de mercancías se mantienen en niveles altos, aunque "podrían haber tocado techo".

También cita las cuestiones geopolíticas como un factor a tener en cuenta, en alusión por ejemplo a las hostilidades abiertas entre Rusia y Ucrania y su impacto en los precios energéticos en Europa.

Acerca de ProfesionalesHoy 41612 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy