El IPC de Japón bajó un 0,2 % en 2021, segundo descenso anual consecutivo

Tokio, 21 ene (EFE).- El índice de precios al consumo (IPC) de Japón bajó un 0,2 % en 2021, lo que supone su segunda contracción anual consecutiva, informó este viernes el Gobierno.

La evolución del índice, que excluye los precios de los alimentos frescos por su alta volatilidad, se aleja de la meta del 2 % perseguida por el Banco de Japón (BoJ), aunque el ascenso del IPC en el último periodo del año ha llevado a la entidad a revisar al alza la previsión inflacionaria.

En su informe de previsiones económicas más reciente, publicado esta semana, el instituto emisor nipón estimaba una inflación del 1,1 % para el próximo año fiscal 2022, que se inicia este abril.

Los sectores que más influyeron en la caída del IPC de 2021 fueron el del transporte y la comunicación (-5 %), el de los servicios (-5 %) y los gastos médicos (-0,4 %), según los datos publicados por la Oficina de Estadísticas del Ministerio del Interior y Comunicaciones.

Por otra parte, los precios que más se encarecieron el pasado año fue la factura energética (1,3 %), así como el sector cultural y de ocio (1,6 %) y los de muebles y enseres del hogar (1,7 %).

En lo que respecta al mes de diciembre de 2021, los precios en Japón subieron un 0,5 %, marcando un cuarto mes consecutivo en aumento del indicador. El IPC creció un 0,5 % también en noviembre.

El aumento del IPC en el último mes del año se debe principalmente al incremento escalado de la factura energética, encareciéndose los costes en este sector en diciembre un 11,2 % interanual, tras un ascenso del 9,2 % para el mes de octubre y del 1,5 % en septiembre.

El sector del ocio y la cultura también influyó en el aumento del IPC en el mes de diciembre (3,9 %), así como el precio de los alimentos (2,1%).

Por su parte, el sector del transporte y comunicación retrocedió un 7,5 % en relación con el mismo mes del año anterior, mientras que los precios de la atención sanitaria cayeron un 0,1 %.

Durante la primera mitad del año, la inflación nipona registró en mayo su primer incremento en 14 meses, al que siguió otro avance en junio.

Sin embargo, en julio los precios cayeron y el indicador se mantuvo plano en agosto, cuando Japón atravesó su peor ola de contagios de covid-19, aumentando de nuevo a partir de septiembre hasta final de año.

Acerca de ProfesionalesHoy 41717 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy