Ambiper, la fábrica de aromas que ayuda a fidelizar clientes mediante el marketing olfativo

Ambiper, la fábrica de aromas que ayuda a fidelizar clientes mediante el marketing olfativo

El marketing olfativo se ha convertido, a día de hoy, en toda una tendencia muy asentada y popular dentro de las marcas. Esta estrategia de marketing podría ser la clave para captar clientes de forma mucho más sencilla, creando el recuerdo del producto por un tiempo más prolongado y ayudando a incrementar las ventas en hasta un 30%. El ser humano basa sus decisiones de compra, en la mayoría de las ocasiones, en sus instintos más básicos. Cualquier persona que haya disfrutado de diversas experiencias podrá recordarlas mejor por sus olores.

Ambiper, una empresa con muchos años de experiencia en el sector del marketing olfativo, aconseja a las empresas a beneficiarse de las mejores estrategias del marketing olfativo, que pueden ayudar a una empresa a potenciar su marca y fidelizar a sus clientes a su producto. “Probablemente, cuando una persona vaya al cine, recuerde antes el olor de las palomitas que el color o el diseño de la caja que las contenía y esto se debe a que los seres humanos recuerdan tan solo el 5% de lo que ven, 2% de lo que oyen y un 1% de lo que tocan. Pero el olor es diferente y se queda en el recuerdo hasta un 35% de la experiencia olfativa” explica Ambiper.

Ambiper afirma, además, con gran razón, que las empresas se encuentran en un mercado difícil y en ocasiones hostil, en el que lograr fidelizar clientes es una tarea difícil y un gran desafío. La estrategia que Ambiper aporta a las empresas es crear experiencias y enriquecerlas, es transmitir información mediante una vía poco más directa y que crea recuerdo. Los impactos olfativos transportan al cliente potencial a lugares distintos según la experiencia que la empresa quiera transmitir. Con una fragancia de Ambiper las empresas pueden transportar a sus consumidores a un momento clave de su vida, a un recuerdo agradable, a un lugar o un paisaje que transmite emociones.

Un ejemplo del marketing olfativo es la aromatización de hoteles, centros comerciales, tiendas gimnasios, autobuses, etc. Mediante un estudio del caso de cada empresa y una visita a sus instalaciones, Ambiper diseña toda una experiencia olfativa en torno a su misión y filosofía. Lo más interesante de Ambiper es que cada aroma es exclusivo y si así lo desea la empresa, podrá disfrutar de su propia esencia, fabricada a medida según su personalidad. Según esta “fábrica de aromas”, si las empresas se animan a aromatizar su marca pueden aumentar la probabilidad de compra hasta un 70%.





Esta noticia ha sido publicada a través del servicio de información que Comunicae presta a Profesionales Hoy. Si usted representa a una empresa y desea beneficiarse de las ventajas de este servicio acceda al servicio de Notas de prensa de Comunicae.