Deutsche Bank logra el mejor resultado desde 2011 por la banca de inversión

Fráncfort (Alemania), 27 ene (EFE).- Deutsche Bank, el primer banco privado de Alemania, ha logrado en 2021 el mejor resultado desde hace diez años gracias a los beneficios de la banca de inversión.

En 2021 obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.940 millones de euros, diecisiete veces más que en 2020 (113 millones de euros).

Deutsche Bank, que había vuelto a tener beneficio atribuido en 2020 después de cinco años consecutivos de pérdidas, va a volver a retribuir a sus accionistas y su dirección propondrá en la junta general de accionistas un dividendo de 0,20 euros por acción por el año 2021.

También ha decidido recomprar acciones por 300 millones de euros en el primer semestre de este año.

En total, Deutsche Bank prevé distribuir a los accionistas capital por valor de 700 millones de euros, lo que representa el primer paso para lograr el objetivo de retribuir capital por 5.000 millones de euros a los accionistas con el tiempo.

Los ingresos subieron el pasado ejercicio hasta 25.410 millones de euros (+6 %), y las provisiones para créditos morosos bajaron hasta 515 millones de euros (-71 %).

El consejero delegado de Deutsche Bank, Christian Sewing, dijo este jueves al presentar las cifras en una rueda de prensa virtual que en 2021 cuadruplicaron el beneficio neto y lograron el mejor resultado en diez años, al mismo tiempo que han dejado atrás los costes de transformación.

El beneficio neto fue en 2021 de 2.510 millones de euros, cuatro veces más que en 2020 (624 millones de euros).

"Estamos encantados de volver a distribuir capital a nuestros accionistas como prometimos en verano de 2019. Nuestro progreso en la transformación y el resultado financiero en 2021 proporcionan un fuerte punto de partida para lograr nuestro objetivo de una rentabilidad sobre el capital tangible del 8 % en 2022", añadió Sewing.

Pero esta rentabilidad fue el año pasado del 3,8 % por lo que se aleja mucho del objetivo.

Para mejorarla Deutsche Bank tiene que reducir muchos gastos, por lo que prevé seguir recortando personal, pero se ha mostrado optimista respecto a los ingresos porque en 2021 ya superaron el objetivo de 25.000 millones de euros que se había establecido para 2022.

A finales de 2021 Deutsche Bank tenía casi 83.000 empleados a tiempo completo, frente a los casi 91.000 que tenía antes de comenzar el proceso de reestructuración.

Hasta ahora Deutsche Bank había dicho que quería reducir 18.000 empleos hasta 74.000 empleos, hasta finales de 2022, pero su director Financiero, James von Moltke, enfatizó en la rueda de prensa que dependerá de la reducción de costes necesaria para lograr el objetivo de ratio de eficiencia, que relaciona los ingresos obtenidos con los gastos necesarios para su consecución.

Deutsche Bank, que redujo la ratio de capital ordinario de máxima calidad de nivel 1 (CET 1) hasta el 13,2 % (13,6 %), obtuvo un beneficio antes de impuestos de 3.390 millones de euros (1.021 millones de euros en 2020).

La banca de inversión mejoró el año pasado los ingresos hasta 9.631 millones de euros (+ 4 %) y obtuvo un beneficio antes de impuestos de 3.715 millones de euros (+ 17 %).

El aumento de los ingresos y unas provisiones más bajas por créditos morosos compensaron unos gastos no relacionados con intereses más elevados.

Los ingresos subieron sobre todo en la emisión de acciones de las compañías que se crean sólo para captar capital y realizar una adquisición con otra con el objetivo de que una empresa que aún no cotiza en bolsa se convierta en cotizada a través de la adquisición (+47 %, hasta 544 millones de euros).

También aumentaron a cifras récord en asesoramiento, por el aumento de las fusiones y adquisiciones de empresas (+101 %, hasta 491 millones de euros).

La banca corporativa tuvo el pasado ejercicio un beneficio antes de impuestos de 1.000 millones de euros (+86 %) y la banca comercial de 366 millones de euros (pérdida de 99 millones de euros en 2020).

La gestión de activos, que es principalmente una participación mayoritaria en DWS, mejoró el resultado antes de impuestos hasta 816 millones de euros (+50 %).

"Las cuatro áreas de negocio evolucionaron como estaba previsto o, incluso, mejor", consideró el consejero delegado de Deutsche Bank.

"Con frecuencia se dice que dependemos demasiado de nuestra banca de inversión. No lo veo así. Aunque queremos crecer en los mercados de capital, también vemos excelentes oportunidades de crecimiento para nuestra banca comercial, corporativa y la gestión de activos", añadió Sewing.

Acerca de ProfesionalesHoy 41716 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy