CaixaBank cuadruplica el beneficio y prevé elevar el dividendo y recomprar acciones

Barcelona, 28 ene (EFECOM).- CaixaBank prácticamente ha cuadruplicado su beneficio en 2021, hasta los 5.226 millones de euros, por los impactos extraordinarios de la fusión con Bankia, y ha anunciado su intención de elevar hasta el 60 % el porcentaje de ganancias destinado a dividendo y lanzar un programa de recompra de acciones.

Sin estos extraordinarios, el beneficio del banco se situaría en 2.359 millones, un 70,8 % más que en 2020, cuando ganó 1.381 millones por las elevadas provisiones realizadas para hacer frente a la crisis de covid-19.

En concreto, las cuentas de 2021, el año en que se ha ejecutado la integración de Bankia, incorporan una aportación contable de 4.300 millones del fondo negativo de comercio y un coste de 1.433 millones del proceso de reestructuración de empleo y otros conceptos asociados a la fusión.

NUEVA POLÍTICA DE DIVIDENDOS

Estos buenos resultados y las perspectivas positivas para el nuevo año han llevado a CaixaBank a aprobar una nueva política de dividendos para 2022 que prevé una distribución en efectivo de entre el 50 y el 60 % del beneficio neto consolidado, a abonar en un único pago en 2023.

Este año, la entidad ha optado por repartir en el segundo trimestre un dividendo en efectivo de 0,1463 euros brutos por acción, con cargo a los beneficios recurrentes de 2021.

Con el pago de este dividendo, el importe de la remuneración al accionista correspondiente al ejercicio 2021 será de 1.179 millones de euros, equivalente al 50 % sobre el resultado consolidado ajustado por los impactos extraordinarios de la fusión con Bankia.

PROGRAMA DE RECOMPRA DE ACCIONES

CaixaBank, además, ha avanzado hoy su intención de implementar por primera vez un programa de recompra de acciones en el mercado durante el año fiscal 2022.

Esta medida le ha de permitir acercar su ratio de capital de máxima calidad CET1, actualmente en el 12,8 %, a una horquilla de entre el 11 y 11,5 %, de acuerdo con su objetivo interno, ha explicado el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, durante la presentación de resultados.

La entidad no ha precisado cuánto dinero destinará a este plan ni qué porcentaje del accionariado espera recomprar, ya que éste "tiene que pasar por las aprobaciones regulatorias y ello requiere de un tiempo", ha señalado el presidente. "Habrá que esperar a mediados de año para poder concretar", ha añadido.

EL PLAN ESTRATÉGICO, EN PRIMAVERA

Un poco antes, en primavera, CaixaBank presentará su nuevo plan estratégico para el período 2022-2024, el primero tras la fusión con Bankia.

"Estamos reflexionando sobre cuáles tienen que ser los pilares del plan estratégico, que se enmarcarán en una CaixaBank a pleno rendimiento", ha señalado Goirigolzarri.

El consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, ha subrayado que la entidad prepara esta nueva hoja de ruta "en plena forma" y ha dejado entrever que podría presentarse en mayo. Se centrará en España y Portugal, donde CaixaBank opera a través de BPI, y no contemplará nuevas operaciones inorgánicas.

El objetivo ahora, han subrayado los directivos, es centrarse en la plena ejecución de la integración con Bankia, que está siendo "extremadamente exitosa" y se ha llevado a cabo en un tiempo récord.

NUEVAS SALIDAS VINCULADAS AL ERE

Hasta el momento, unos 4.000 trabajadores de CaixaBank acogidos al Expediente de Regulación de Empresa (ERE) han dejado la empresa, lo que supone aproximadamente el 60 % de las 6.452 extinciones de contrato pactadas con los sindicatos en 2021.

El pasado mes de noviembre se produjeron las primeras 1.200 salidas voluntarias de empleados y a principios de este año abandonaron la empresa otros 2.700.

Por tanto, quedan por dejar la entidad otros 1.500 trabajadores, un proceso de salida que se producirá progresivamente en los próximos meses.

Gonzalo Gortázar ha apuntado que en marzo se irán unas 500 personas y que la mayoría restante lo hará en el segundo trimestre, aunque aún quedarán algunos empleados que se marcharán a cierre del ejercicio.

VOLUMEN DE NEGOCIO EN NIVELES MÁXIMOS

Gracias a la fusión, CaixaBank se ha convertido en el primer banco de España, con un volumen de negocio de 972.922 millones de euros y unos recursos de clientes de 619.971 millones, un 49,2 % más que a cierre de 2020.

Los activos bajo gestión se sitúan en 158.020 millones de euros, con un crecimiento anual del 48,2%, y el crédito bruto a la clientela alcanza los 352.951 millones de euros, un 44,7 % más.

La entidad, además, ha cerrado el ejercicio 2021 "con unos elevados niveles de liquidez y de solvencia, reflejo de la fortaleza del balance del grupo".

Así, los activos líquidos totales se sitúan en 168.349 millones de euros, con un crecimiento de 53.898 millones de euros en el año, y la ratio de cobertura de liquidez (LCR) es del 320 %, muy por encima del nivel mínimo requerido del 100 %.

LA MOROSIDAD, BAJO CONTROL

Gonzalo Gortázar ha destacado que, pese a la integración, la ratio de morosidad se ha mantenido estable en el 3,6 % y ha augurado que la mora no aumentará "de forma significativa" a lo largo de este año y acabará "por debajo del 4 %".

Respecto a los créditos ICO, Gortázar ha afirmado que no ve "síntomas de alarma" en esta cartera, es decir, en los préstamos a empresas con aval del Estado para hacer frente a las consecuencias de la pandemia, que cree que, como mucho, experimentarán un deterioro "moderado".

Goirigolzarri, por otra parte, ha confirmado que CaixaBank tiene una oferta "encima de la mesa" por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para comprarles su participación en Sareb. "Tenemos tiempo y el consejo tomará la decisión que corresponda", ha afirmado el presidente de la entidad.

Acerca de ProfesionalesHoy 41628 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy