El PP pide a Batet paralizar la reforma laboral y PSOE les acusa de enredar

Madrid, 5 feb (EFE).- El PP mantiene su ofensiva por la polémica votación de la reforma laboral el jueves y pide a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, a que paralice cualquier trámite sobre la misma hasta que se reúna la Mesa, mientras que el PSOE acusa a los populares de seguir "enredando" en lugar de asumir que fue un fallo humano del diputado Alberto Casero que se equivocó y apoyó el decreto.

En medio de un fin de semana de campaña electoral para los comicios de Castilla y León, el PP mantiene su artillería contra la accidentada votación en el Congreso del decreto para la reforma laboral, que salió adelante por una equivocación en el voto de Casero y en medio de la sorpresa generada por los dos diputados de UPN -Sergio Sayas y Carlos García Adanero- que cambiaron el sentido del suyo para hacer decaer la norma.

La vicepresidenta segunda el Congreso, Ana Pastor, ha reiterado este sábado en León que Batet asumió competencias que no tiene al desestimar la petición de convocatoria de la Mesa para abordar el error en el voto telemático.

"El PP va a preservar los derechos de los diputados", ha asegurado Pastor al respecto, a la vez que ha insistido en la necesidad de convocar la Mesa del Congreso como ya se solicitó el día de la votación sin que fuera admitida la petición.

En este sentido, el PP ha dado a conocer este sábado que ayer registró una petición en el Congreso para que la presidenta de la Cámara Baja "ordene la inmediata suspensión y paralización" de cualquier trámite que se dirija a la "publicación o efectividad" de la votación sobre la reforma laboral y considera que se produjo un "incumplimiento" de las normas aplicables al voto telemático.

El PP insiste en ese mismo escrito que es una cuestión que correspondía a resolver a la Mesa del Congreso y "que no llegó a producirse por la negativa" de Batet a convocarla y argumenta que se han infringido "las normas aplicables al recto funcionamiento" y vulnerado "el derecho fundamental al ejercicio de representación parlamentaria".

Ante ello, el PSOE mantiene, en palabras del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que los populares siguen "enredando" con la votación en lugar de reconocer el fallo de Casero, y defiende una reforma que supondrá la llegada de fondos europeos para España.

"¿De qué se reían y qué aplaudían los diputados de la derecha y la ultraderecha cuando pensaron que no se convalidaba? ¿De bajar el sueldo 315 euros a un jardinero? Es una reforma laboral importantísima para nuestro país que supone fondos europeos para España y es un hito que ha cumplido el Gobierno de España", ha resaltado en el mitin en el que ha participado el ministro en Soria.

Bolaños ha asegurado que la única ley que le gusta cumplir al PP es "la del embudo", porque quieren "la parte ancha para ellos y la estrecha para los demás".

En filas socialistas, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, también se ha pronunciado sobre dicha cuestión y ha acusado al PP de ejercer "filibusterismo" con la votación de la reforma laboral por rechazar una "buena reforma", al tiempo que ha opinado: "El PP está tan al monte que solo cuando se equivocan lo hacen bien".

En medio de esta escalada de tensión entre socialistas y populares, la dirección de UPN ha respaldado el camino iniciado ayer por su presidente, Javier Esparza, para descabalgar de sus cargos a Sayas y García Adanero, por no respetar las directrices recibidas y cuyo futuro queda ahora en manos del Comité de Disciplina.

El Consejo Político, máximo órgano decisorio de UPN, ha ratificado con el 80,62 % de los votos favorables el acuerdo adoptado en la tarde de ayer por el Comité Ejecutivo para pedir el acta a los dos diputados o de instar a su expulsión del partido si no lo hacen.

La crisis se abrió el mismo jueves cuando ambos votaron en el Congreso en contra de la reforma laboral, pese a que UPN les había pedido el apoyo tras pactarlo con el PSOE a cambio de que PSN apoyara al alcalde de Pamplona de UPN en iniciativas presupuestarias y contra una reprobación en el ayuntamiento.

Por su parte, UP, socios de Gobierno, responden a la ofensiva del PP en plena campaña en Castilla y León y lamentan que los populares traten de deslegitimar la votación de la Cámara.

La ministra de Igualdad y secretaria de Acción de Gobierno de Podemos, Irene Montero, ha asegurado que el PP "solamente apuesta por los derechos de las mujeres por error", mientras que el titular de Consumo, Alberto Garzón, ha alertado de la estrategia de los populares tendente a "deslegitimar la democracia y criminalizar y caricaturizar al adversario político".

Por su parte, la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, ha defendido que su partido fue "sensato ante la vergüenza" cuando se aprobó la reforma laboral hace dos días en el Congreso al apoyarla, y ha aplaudido que es la "menos sanchista y podemita" que se podía llevar a cabo

Acerca de ProfesionalesHoy 42183 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy