Deoleo apuesta por la sostenibilidad a la larga más allá del alza de costes

Madrid, 12 feb (EFE).- La aceitera Deoleo, considerada líder mundial en comercialización de aceite de oliva, apuesta por la sostenibilidad a largo plazo más allá del contexto actual marcado por el aumento de los costes de producción.

Así lo detalla en una entrevista con Efe el presidente y consejero delegado de la compañía, Ignacio Silva, que justifica su nueva estrategia de sostenibilidad como una manera de dar valor a sus socios y empujar al resto del sector a "elevar el listón".

La puesta en marcha de la estrategia se da en un momento de subida de precios y de costes de producción, pero el responsable considera que es posible llevarla a cabo "sacrificando el propio margen y teniendo una visión a largo plazo".

Cuando se trabaja con una categoría tan "volátil por naturaleza", "podemos minimizar el impacto o enseñar al consumidor que el precio tiene que estar en función del valor del producto y no tanto si llueve o deja de llover", explica Silva.

Defiende la apuesta por la calidad y la diferenciación del aceite de oliva, entre otros motivos, para mantener a España como líder mundial en producción pese a la entrada de jugadores nuevos de otros países.

UN CONTEXTO COMPLICADO

Aunque faltan semanas para conocer los resultados de la compañía en 2021, Silva se muestra "contento" con unas cuentas que previsiblemente arrojarán beneficios en un año "durísimo" en el que, dice, han tenido que asumir alrededor de 90 millones de euros adicionales de coste de materia prima que no tenían presupuestados.

Afirma que "eso ha requerido flexibilidad y capacidad de adaptación en todos los mercados", incluyendo la compra anticipada de materia prima.

"Nuestras marcas han aguantado muy bien la subida de precios en aquellos países en los que hemos tenido que subirlos y donde no lo hemos hecho, el volumen nos ha acompañado y hemos podido defender, no el margen porcentual, pero sí el margen absoluto", añade.

El presidente de Deoleo, empresa presente en más de 70 países, destaca la evolución positiva en Estados Unidos, donde están invirtiendo de nuevo en promoción e innovación con una versión para cocinar de su marca Bertolli.

En España e Italia, con una alta penetración y márgenes bajos en toda la cadena, no les "ha quedado otra que subir el precio", apunta.

Precisa que el coste del virgen extra ha aumentado en más de un euro por litro en cuestión de meses, lo que les ha hecho reducir su margen de beneficio y buscar más eficiencia en las fábricas para no tener que trasladarlo por completo al consumidor.

Silva avanza que los resultados de 2021 no serán como los de 2020, cuando ganó 57 millones de euros -aparte de los 233 millones procedentes de la reestructuración de deuda-, ya que entonces el consumo de aceite de oliva en los hogares creció por la pandemia.

La acción de Deoleo ha subido un 8,9 % en lo que va de año y un 20 % en las últimas 52 semanas, subraya el consejero delegado, que reconoce que su valor de entrada es "muy bajo" -actualmente de 0,3 euros por título-, con muchos accionistas pequeños que entran y salen.

RETOS EN SOSTENIBILIDAD

La multinacional, que cuenta con marcas como Carbonell, Hojiblanca, Koipe o Carapelli, se ha propuesto la certificación en 2030 de todas sus marcas de aceite de oliva virgen extra más vendidas.

Su jefa de Marketing y responsable de Innovación, Maria Martha Luchetti, detalla que una empresa externa se encarga de auditar las almazaras y que este año esperan ponerle el sello a Hojiblanca, además de a Carbonell, a medida que tengan más certificaciones.

Luchetti anuncia una prueba piloto de "blockchain" (cadena de bloques) en España para poner la información a disposición del consumidor, e inversiones para concienciar sobre las bondades del aceite de oliva a 150 millones de consumidores en todo el mundo hasta 2030.

Además de apoyar a los agricultores a adoptar técnicas de producción sostenibles, Deoleo pretende lograr el certificado de "cero residuos" para 2030 y generar un plan de huella ambiental.

Entre otras acciones, Silva asegura que este mes comenzarán a adaptar su planta de Alcolea (Córdoba) para emplear placas fotovoltaicas y que seguirán trabajando en el envasado con el objetivo de que el 25 % del plástico consumido sea reciclado en 2025.

Según el presidente, la estrategia de sostenibilidad aparece ahora como "palanca" del nuevo plan estratégico, después del esfuerzo realizado inicialmente en "garantizar el futuro financiero y la credibilidad" de Deoleo.

Silva insiste en que "la sostenibilidad da valor" a las compañías y a todo el sector, y reitera el compromiso de redoblar las inversiones en todas sus marcas para garantizar la producción tradicional de aceite de oliva, clave en el mantenimiento de la biodiversidad y la población rural.

Belén Delgado

Acerca de ProfesionalesHoy 42191 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy