Marbella, Torrevieja y Roquetas: oasis turísticos sin tren en pleno siglo XXI

Alicante, 19 feb (EFE).- Marbella (Málaga), Torrevieja (Alicante) y Roquetas de Mar y El Ejido (Almería) son cuatro de las principales ciudades de la península que, a pesar de contar con más de 80.000 habitantes y llegar incluso a quintuplicar la población en verano, no tienen ninguna conexión ferroviaria: ni AVE, ni Cercanías, ni metro ni tranvía.

Estas localidades del Mediterráneo coinciden en lamentar que su peso poblacional, tanto en verano como en invierno, no haya servido para contar con algún tipo de conexión ferroviaria y sus alcaldes recalcan la rentabilidad que este servicio podría llegar a tener.

Al listado de ciudades de más de 80.000 habitantes sin ningún tipo de tren hay que sumar Las Palmas de Gran Canaria, Telde, Arona, Ceuta y Melilla, aunque sí disponen de mejor conexión aérea o marítima.

MARBELLA, ÚNICA CIUDAD SIN TREN CON CASI 150.000 HABITANTES

Hoy, para llegar de Madrid a Málaga basta con tomar un tren de alta velocidad que recorre los más de 500 kilómetros que separan ambas ciudades en poco más de dos horas, mientras que se necesita al menos otra hora y veinte más en autobús para recorrer los 56 kilómetros que distan con Marbella, que tiene censados 147.958 habitantes y es uno de los principales iconos del turismo internacional.

Un tren de cercanías recorre parte de la Costa del Sol, pero no llega hasta Marbella, que en verano roza el medio millón de personas.

EL TREN A MARBELLA, A LA ESPERA DE FONDOS EUROPEOS

Según la Junta de Andalucía, "la conexión ferroviaria de la Costa del Sol es un proyecto estratégico" y por eso ya en 2019 se incluyó en el listado de propuestas para las que solicitaban al Estado financiación europea, según ha explicado a EFE la consejera andaluza de Fomento, Marifrán Carazo (PP).

Cree que "no es de recibo" que un proyecto que "vertebra la provincia de Málaga" y hace "más competitivos a los municipios de la Costa del Sol" no tenga cabida en los planes del Gobierno, aunque considera que aún se está a tiempo de rectificar y aprovechar el dinero que viene de Europa, por ejemplo con los fondos Next Generation.

"No se entiende que Marbella sea la única ciudad española de 150.000 habitantes que no tenga conexión ferroviaria", lamenta su alcaldesa, Ángeles Muñoz (PP), que acusa al Gobierno de "falta de sensibilidad" porque impide el crecimiento económico y social de la zona.

Tampoco en el sector empresarial y turístico se entiende que Marbella siga sin tren "dado el grave problema de movilidad" que existe, según ha señalado a EFE el presidente del Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) de Marbella, Juan José González, que ha recordado que ya en los setenta se hablaba del ferrocarril.

TORREVIEJA: CON ESTACIÓN, PERO SIN SERVICIO

En el extremo sur de la Comunitat Valenciana, Torrevieja (82.842 vecinos) sí que tuvo tren de viajeros hasta 1970 cuando, debido a la escasa rentabilidad, se suspendió el ramal que la conectaba con la línea entre Murcia y Alicante. La línea de mercancías que recogía la sal de las salinas también dejó de operar en 1986 y al poco se desmantelaron las vías.

Ese recorrido iba en paralelo al parque natural de Las Lagunas de la Mata, un trayecto que ya no se podría repetir porque hoy en día no lograría los permisos medioambientales necesarios.

En caso de una nueva conexión será necesaria una nueva estación (la antigua estaba pegada a la laguna), aunque este no es ni el único problema ni el más importante.

El alcalde torrevejense, Eduardo Dolón (PP), asegura a EFE que ya se ha realizado un estudio -con la participación de los ayuntamientos de Torrevieja, Orihuela y la Universidad de Alicante (UA)- que recoge tres alternativas para un nuevo recorrido, en un proyecto que se situaría en torno a los 270 millones de euros.

Para Dolón, la manera más "viable" es ir en paralelo al recorrido de la autopista del Mediterráneo (AP-7) en lo que se conoce como un AVE Lanzadera, que uniría la ciudad con la estación de AVE Orihuela-Miguel Hernández y daría una salida hacia Madrid.

No obstante, el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad de la Generalitat, el socialista Arcadi España, explica a EFE que el tren hacia Torrevieja tiene una alta "complejidad constructiva" porque la Vega Baja es una de las zonas más inundables, a lo que une el elevado riesgo sísmico y la población diseminada.

En todo caso, el conseller incide en que la Generalitat ya ha iniciado un estudio para determinar la manera "más viable" de que el tren alcance Torrevieja que, en opinión de su alcalde, es el municipio "más importante de España en cuanto a turismo residencial" y que cita el estudio de la UA para asegurar que 1,2 millones de viajeros usarían cada año este medio de transporte.

ROQUETAS Y EL EJIDO: POR CARRETERA Y POCO MÁS

Almería, la capital de provincia, cuenta con un aeropuerto y trenes con dos destinos, uno hacia Granada que luego se prolonga hasta Sevilla, y otro hacia Linares-Baeza, que se puede alargar hasta Madrid.

Sin embargo, esa suerte no es la de Roquetas de Mar (98.725) y El Ejido (84.005), dos poblaciones cercanas que, en conjunto, suman 180.000 empadronados y que, pese a ello, no cuentan con ningún tipo de conexión ferroviaria, un problema al que se le une el hecho de que para llegar a ellas, en caso de ir desde el aeropuerto, se ha de rodear la ciudad de Almería.

El alcalde popular de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, lamenta que "cuando viene alguien aquí dice: 'hombre, es que estáis en el culo del mundo'", lo que se refleja en que prácticamente "no haya salida para casi ningún sitio".

Afirma que es necesario el AVE a Almería capital, que seguirán trabajando "para conectar todo el Poniente con un tranvía", en una acción que uniría Almería con Aguadulce, Roquetas o El Ejido.

Por su parte, el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora (PP), coincide con Amat y señala que el AVE es "necesario para la competitividad", porque la provincia de Almería, y en especial la zona de El Ejido y Roquetas, "compite en clara desventaja".

El pasado 28 de diciembre, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, sostuvo que la línea de AVE Murcia-Almería del Corredor Mediterráneo entraría en funcionamiento "a más tardar" en 2026, lo cual corregiría este déficit.

La rentabilidad, la competitividad o la alta demanda por parte de la población son algunos de los argumentos que comparten estos alcaldes, que ven cómo pese a cumplir con todos los requisitos, el tren sigue sin llegar a sus ciudades, auténticos "oasis" solo al alcance del coche o el autobús.

Carlos Rosique

Acerca de ProfesionalesHoy 42089 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy