El comercio chino echa el freno al subir un 13,3 % en el primer bimestre

Shanghái (China), 7 mar (EFE).- El comercio entre China y el resto del mundo aumentó un 13,3 % interanual en enero y febrero, confirmando las expectativas de ralentización de los analistas con respecto al último mes de 2021 y al global del año.

En el conjunto de 2021, el comercio entre China y el resto del mundo había aumentado un 21,4 % merced a un importante repunte de las exportaciones en el marco de la recuperación económica global tras el impacto de la pandemia de la covid-19.

Según los datos oficiales publicados hoy por la Administración General de Aduanas, en enero y febrero el comercio exterior de China alcanzó un valor de 6,2 billones de yuanes (981.263 millones de dólares, 903.749 millones de euros).

Concretamente, las exportaciones avanzaron un 13,6 % con respecto al mismo período de 2021 hasta los 3,47 billones de yuanes (549.088 millones de dólares, 505.142 millones de euros).

Por su parte, las importaciones hicieron lo propio en un 12,9 % y alcanzaron los 2,73 billones de yuanes (432.236 millones de dólares, 397.642 millones de euros).

Así pues, el superávit comercial chino se situó en el primer bimestre en 738.800 millones de yuanes (116.853 millones de dólares, 107.502 millones de euros), lo que supone un avance de un 9,31 % en comparación con el dato del año anterior.

Como es habitual, Aduanas no presentó los datos de enero debido a la época festiva del Año Nuevo lunar, por lo que condensó en la publicación de hoy las cifras del primer bimestre.

GRAN AVANCE DEL COMERCIO CON RUSIA

En el desglose por áreas geográficas, los dos primeros puestos en la lista de principales socios comerciales de China siguieron yendo a parar a manos de dos bloques supranacionales: la Asociación de Países del Sudeste Asiático (Asean) y la Unión Europea (UE).

El comercio con el grupo de naciones asiáticas avanzó un 10,5 % interanual en enero y febrero, mientras que el efectuado con los Veintisiete lo hizo en un 12,4 %, impulsado por un aumento de las exportaciones (+21,4 %) que contrastó con la reducción de las importaciones (-2 %).

El tercer puesto fue para Estados Unidos, país con el que China mantiene una guerra comercial desde marzo de 2018 y con el que comerció un 9,7 % más que en el primer bimestre de 2021, con más protagonismo del avance de las exportaciones (+11,1 %) que de las compras de productos provenientes de la nación norteamericana (+5,8 %).

El superávit comercial de China con respecto a Estados Unidos, uno de los principales puntos de disputa entre Pekín y Washington, se situó en los 380.890 millones de yuanes (60.242 millones de dólares, 55.380 millones de euros).

Aunque el período analizado es, casi íntegramente, anterior al ataque ruso a Ucrania, muchos ojos estarán puestos hoy sobre los intercambios comerciales entre China y Rusia, que en los dos primeros meses de 2022 aumentaron un 35,3 % hasta los 168.440 millones de yuanes (26.641 millones de dólares, 24.491 millones de euros).

A pesar de que este volumen solo supone un 2,7 % del total del comercio entre China y el exterior, la tasa de crecimiento es la segunda mayor de entre los países y regiones detallados por Aduanas, viéndose tan solo superada por el 35,8 % que subieron los intercambios con Indonesia, uno de los países que componen la Asean.

Por otra parte, el comercio con Latinoamérica subió un 10,1 % (+17,6 % en el caso de las exportaciones y +2,6 % en las importaciones) hasta los 448.490 millones de yuanes (70.934 millones de dólares, 65.224 millones de euros).

“PRESIÓN” PARA LAS AUTORIDADES

Aduanas destacó el avance del 9,9 % en términos de valor del principal bien de exportación, los productos electrónicos, aunque ese crecimiento porcentual palideció en comparación a otros como el aluminio (+55,3 %), las tierras raras (+58,1 %) o los vehículos (+99,1 %), mientras que en la otra cara de la moneda figuraron los equipos audiovisuales (-9,6 %) o los electrodomésticos (-5,9 %).

En el capítulo importador, el mayor avance fue, con diferencia, el del carbón (+116,5 %), mientras que la principal bajada fue la de los aceites vegetales para consumo alimentario (-44,6 %).

En general, los analistas esperaban una importante ralentización del avance del comercio en 2022, especialmente debido al progreso “excepcionalmente fuerte” de las exportaciones chinas en los primeros meses del año anterior.

Sin embargo, el economista de Pinpoint Asset Management Zhiwei Zhang, citado por el diario hongkonés South China Morning Post, advierte de que las ventas al exterior fueron uno de los principales motores del crecimiento económico el año pasado, y que su frenada añade “presión” a Pekín tras los objetivos económicos que se ha marcado.

En concreto, el primer ministro, Li Keqiang, avanzó el sábado que la meta de crecimiento para este año sería del 5,5 %, la más baja en décadas pero por encima de lo esperado por las instituciones económicas internacionales y en el margen superior de la horquilla de los pronósticos de los analistas.

Según algunos expertos, Pekín se habría marcado un objetivo relativamente ambicioso debido a que este año se celebra el XX Congreso del Partido Comunista de China (PCCh), en el que el presidente del país, Xi Jinping, aspira a un tercer mandato como secretario general de la formación inédito entre sus últimos predecesores.

Acerca de ProfesionalesHoy 41715 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy