La CE ve poco margen para usar el fondo de recuperación ante la crisis energética

Bruselas, 7 mar (EFE).- La Comisión Europea (CE) cree que hay poco margen para utilizar el fondo de recuperación pospandemia de la Unión Europea frente a una posible crisis energética a raíz de la invasión rusa de Ucrania y prefiere estudiar para ello medidas para el mercado energético o para facilitar la concesión de ayudas públicas.

Así se lo trasladaron el vicepresidente del Ejecutivo comunitario Valdis Dombrovskis y el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, a los eurodiputados de las comisiones de Asuntos Económicos y Presupuestos de la Eurocámara durante un debate este lunes en el que la mayoría de parlamentarios pidieron flexibilizar el fondo para que los Gobiernos puedan usarlo ante la crisis, en particular si hay escasez energética.

"Es algo que podríamos estudiar. Al mismo tiempo sabemos que la regulación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia es bastante prescriptiva sobre lo que se espera de los Estados miembros (...) así que hay limitaciones al margen de maniobra que tenemos en este sentido", dijo Dombrovskis preguntado sobre la posibilidad de "reorientar" este instrumento.

El político letón agregó, no obstante, que la UE debe abordar la cuestión de su dependencia con respecto del gas y crudo rusos, por lo que la Comisión presentará mañana una comunicación con posibles medidas para diversificar su suministro y aumentar su seguridad energética, incluyendo las licitaciones conjuntas de gas o en materia de almacenamiento.

Al mismo tiempo, para mitigar en general el impacto económico de la crisis, el Ejecutivo comunitario está evaluando si es posible flexibilizar las normas de ayudas de Estado comunitarias para facilitar la concesión de apoyo público, como ya hizo en 2020 con motivo de la pandemia, explicó Dombrovskis.

"Yo no empezaría con la reorientación del fondo de recuperación y resiliencia, sino con compromisos e iniciativas adicionales", agregó Gentiloni, quien insistió en que ahora la UE necesita abordar los altos precios de la electricidad, el funcionamiento del mercado eléctrico y cómo evitar las divergencias entre Estados si hay problemas de suministro de energía.

Estas divergencias, consideró, "podrían dar argumentos para crear mecanismos de compensación" a los más afectados.

Los comisarios defendieron que los planes de recuperación de los Estados para emplear los cerca de 800.000 millones de euros del fondo ya contemplan medidas que favorecen la independencia energética, con 65.000 millones destinados a eficiencia o 27.000 millones para energías renovables y redes.

Y explicaron que los Gobiernos todavía pueden solicitar préstamos con cargo al fondo que podrían destinarse a medidas de tipo energético o en materia de asilo para hacer frente a la crisis, por ejemplo.

No obstante, los fondos de recuperación no pueden usarse para sustituir al gasto corriente en estas áreas, sino para iniciativas de corte más estructural destinadas a mejorar en general los sistemas nacionales, según precisó Gentiloni. Tampoco pueden financiar gasto en seguridad o defensa, agregó.

Aunque de momento no han recibido demandas concretas de préstamo, la Comisión cree que podrían llegar en los próximos meses puesto que las condiciones de financiación en los mercados podrían ser menos favorables debido a la invasión.

"Ajustaremos y discutiremos algunas mejoras de nuestro fondo de recuperación y resiliencia, pero no podemos decir que las razones estructurales para estas inversiones estratégicas ya no están ahí y ahora tomamos ese dinero y lo usamos para esta crisis. Creo que tenemos que encontrar nuevas herramientas ante las cuestiones que plantea esta crisis, especialmente en defensa e independencia energética", dijo Gentiloni.

Bruselas espera que la invasión de Ucrania ralentice la recuperación europea, aunque sin hacerla descarrilar, y admite que los países necesitarán espacio fiscal ante el aumento del gasto en defensa o para asistir refugiados. Por ello deja la puerta abierta a prolongar la suspensión de las reglas de disciplina fiscal más allá de 2022, algo que decidirá en primavera.

Los líderes de la UE prevén debatir la respuesta económica a esta crisis en su cumbre del jueves y viernes en Versalles y la Comisión espera que de la cita salgan directrices sobre las medidas a adoptar.

Acerca de ProfesionalesHoy 41716 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy