Trabajar sin apenas beneficio: los motivos del paro de los transportistas

Madrid, 24 mar (EFE).- El paro de transportistas afronta hoy su undécimo día pese a las negociaciones en curso entre el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) y el Gobierno, ya que los precios del combustible siguen desbocados y muchos profesionales aseguran que trabajan a pérdidas o con nulas ganancias.

José Javier Limia, presidente de la Asociación de Transportistas de Verín (Atraparve, que forma parte de Fetransa), en Ourense, realiza habitualmente la ruta Vigo-Barcelona, un trayecto de 1.147 kilómetros, 15 horas al volante que con los necesarios descansos se convierte en un viaje de dos días.

En ese viaje su camión consume alrededor de 450 litros de gasoil, que ahora paga a un precio medio de 1,70 euros el litro, lo que hace escalar el coste en combustible del viaje Vigo-Barcelona por encima de los 750 euros, a lo que debe sumar los dos días de manutención a razón de 35 euros diarios, con lo que se trata de 800 euros solo en costes inmediatos.

A esos gastos habría que sumar los derivados de comprar uno o varios camiones, el sueldo y la cotización de los trabajadores -o la tasa de autónomos-, el seguro del vehículo y los gastos propios de un camión (desgaste mecánico, cambio de ruedas, etc.), que en total, para Limia, suponen un gasto diario de 89 euros.

Sumado todo, el viaje Vigo-Barcelona tiene un coste alrededor de 900 euros, mientras que el pago por servicios oscila entre los 850 y los 900 euros, de manera que Limia defiende que, como mucho, trabaja para cubrir el coste del servicio, sin sacar beneficios, por lo que, asegura, "íbamos a tener que parar de todas formas".

AUTÓNOMOS QUE NO FIJAN SUS TARIFAS

El sector de los transportistas se compone tanto de grandes empresas como de pymes y autónomos, estos últimos en muchas ocasiones sin capacidad de fijar sus tarifas, sino que dependen de lo que establezca la empresa a la que realizan el servicio.

En declaraciones a Efe, un camionero autónomo que lleva más de veinte años en el sector y cuyo trabajo depende de los encargos de una empresa cargadora afirma que en este momento está trabajando a pérdidas de "como mínimo 100 euros" y que, además, los pagos se realizan hasta 60 días después de ejecutar el trabajo.

Por un viaje Murcia-Madrid para transportar conservas este camionero recibe entre 350 y 400 euros por la ida y 200 por la vuelta, pero solo en gasoil, a precios de la semana pasada, el coste asciende a 700 euros.

Sobre el acuerdo alcanzando entre Gobierno y el CNTC defiende que "es insuficiente", ya que aunque ahora apliquen un descuento en el gasoil, ya no tienen dinero para llenar el depósito, y exige la restitución de las tarifas mínimas por servicio.

TAMBIÉN AFECTA A LA MENSAJERÍA

El sector de la mensajería y paquetería no se beneficia del gasoil bonificado, aunque su actividad necesita del uso del vehículo, y los costes de su trabajo también se han disparado en lo que va de año.

En declaraciones a Efe, el gerente de una agencia de mensajería que opera en Guadalajara y Madrid afirma que, desde enero, el coste de cada entrega ha subido 15 céntimos de euros debido al incremento del precio del carburante, mientras que la empresa que contrata sus servicios no ha modificado la retribución.

Realizan unas 5.000 entregas mensuales, que ahora cuestan 750 euros más que en enero, lo que supone que estén trabajando a pérdidas, algo que van a compensar subiendo el precio a sus clientes que no son grandes empresas mediante un cargo en la factura del 2 % de ese encarecimiento, una medida que no habían aplicado hasta ahora.

El responsable de la agencia lamenta que "el Gobierno no va a hacer nada" en lo que respecta a su situación, pues, asegura, las medidas que se apliquen ayudarán "a camioneros y taxistas", pero no tendrán en cuenta el reparto de mensajería.

LAS PATRONALES, DIVIDIDAS

La CETM, principal patronal del sector del transporte, considera que las ayudas prometidas por el Gobierno mejoran la situación de los transportistas y no secunda los paros, aunque reconoce que les habría gustado que el Gobierno "concretara más" en lo que se refiere a la subvención de 500 millones.

Está previsto que en la reunión que hoy mantienen las ministras de Asuntos Económicos, Hacienda y Transportes con el CNTC se concreten más las ayudas que el Gobierno prevé ofrecer al sector para afrontar el encarecimiento energético.

La subvención al gasóleo anunciada el pasado lunes es para parte del sector "una tomadura de pelo", ya que creen que "tocarán a poco" y que, además, no será efectiva si los precios del combustible continúan escalando.

Esa falta de concreción y alcance es lo que aducen Fenadismer, Fetransa y Feintra, patronales que forman parte del CNTC, para alinearse con el paro convocado hace más de una semana por la Plataforma Nacional por la Defensa del Transporte, que no forma parte del CNTC al no reconocer este órgano como un "interlocutor válido".

Fenadismer -Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España- representa al 26,22 % del sector de transporte nacional por carretera y al 17,48 % del internacional, mientras que Fetransa y Feintra representan al 9,27 % y al 3,93 % del sector del transporte nacional, respectivamente.

Roberto Ordúñez

Acerca de ProfesionalesHoy 41612 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy