Shanghái trata de acabar con los contagios de covid sin paralizar la economía

Shanghái (China), 29 mar (EFE).- Shanghái, una de las ciudades más importantes de China con 25 millones de habitantes y una aportación del 3,8 % al PIB nacional, ha quedado confinada ante su peor brote de covid desde el inicio de la pandemia, mientras las autoridades locales tratan de contener el impacto económico.

Este domingo se anunció una cuarentena de ocho días que se desarrollará de forma escalonada: desde este lunes hasta la madrugada del día 1 se cerrarán las áreas de la margen oriental y meridional del río Huangpu -que divide la ciudad-, mientras que las zonas occidentales harán lo propio entre el 1 y el 5 de abril.

Este lunes la metrópolis registró 4.477 nuevos contagios, de los que solo 96 engrosan el contador oficial de casos como infectados que muestran síntomas.

“En Shanghái o Shenzhen se han dictado medidas duras de confinamiento, pero con una duración menor a la esperada. La focalización geográfica es más precisa y, en algunos casos, los negocios y residencias que antes sufrían importantes disrupciones durante semanas ahora solo cierran durante unos pocos días”, afirma en un reciente informe la consultora Trivium.

La decisión responde principalmente a la voluntad de evitar un gran impacto económico: la economista jefe de Natixis para Asia-Pacífico, Alicia García-Herrero, explica a Efe que, sumando el resto de ciudades confinadas como las septentrionales Jilin o Tangshan -en la que se produce un 15 % del acero chino-, el peso sobre el PIB nacional de las ciudades actualmente confinadas es de un 9 %.

IMPACTO NACIONAL...

“El peso de las manufacturas es mucho mayor y se ha de proteger, no solo porque el impacto sobre la economía sería brutal sino porque también reduciría las exportaciones chinas y las empresas extranjeras podrían acelerar su salida de China y llevarse sus fábricas a otros lugares”, indica la analista, que recuerda que el crecimiento de la inversión fija en 2021 provino precisamente del sector manufacturero.

Julian Evans-Pritchard y Sheana Yue, analistas de la consultora británica Capital Economics, subrayan la escasez de mano de obra en algunas zonas debido a los confinamientos y a que cerca de 400.000 personas están confinadas en todo el país.

Para García-Herrero “el problema es que para nada parece que el virus vaya a estar controlado al inicio del segundo trimestre, es decir, en abril”, ya que se prevé que los rebrotes lastrarán el crecimiento esperado para el PIB en el primer cuarto del año.

La Bolsa de Shanghái, la mayor de China por capitalización (superior a 7,25 billones de dólares), ya ha sufrido los efectos del rebrote, ya que su índice de referencia ha perdido un 8,2 % en lo que va de mes, afectado también por la guerra en Ucrania.

La importancia económica de Shanghái no radica solo en su condición de polo financiero, sino también en su puerto, el más activo del mundo en términos de volumen, lo cual ha provocado temores sobre posibles atascos logísticos similares a los registrados en otras partes del país confinadas en el pasado.

La prensa oficial salió al paso al asegurar que el puerto sigue ofreciendo servicios las 24 horas del día y que mantiene su capacidad en unos 140.000 TEU (unidad equivalente a un contenedor de veinte pies).

... Y TAMBIÉN LOCAL

Ante la situación, el Gobierno de Shanghái anunció anoche un paquete de medidas orientadas a la protección de la economía, con subsidios para voluntarios y personal médico o reducciones de impuestos para empresas, especialmente en el caso de las pymes.

Según el diario local Shanghai Daily, supermercados y plataformas de pedidos en línea están trabajando “a toda máquina” para garantizar el suministro en las áreas confinadas, aumentando en algunos casos hasta en un 50 % los pedidos de verduras, carne y huevos.

El Gobierno municipal anunció este lunes que los negocios en cuyos precios se detecten “irregularidades” se enfrentarán a una multa de hasta 3 millones de yuanes (471.000 dólares, 429.000 euros) o incluso a la retirada de su licencia en los casos más graves.

El objetivo es evitar una escalada de los precios durante los confinamientos, en especial de productos básicos o relativos a la prevención de contagios como mascarillas o desinfectantes.

Acerca de ProfesionalesHoy 41628 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy