Kuroda aboga por un yen «estable» tras su fuerte devaluación

Tokio, 30 mar (EF).- El gobernador del Banco de Japón (BoJ), Haruhiko Kuroda, abogó hoy por una mayor estabilidad en los mercados de divisas tras la fuerte depreciación del yen a comienzos de semana, cuando cayó a su mínimo frente al dólar en 6 años, y coincidiendo este miércoles con cierta recuperación de la moneda nipona.

Kuroda afirmó hoy que el tipo de cambio "debería reflejar la situación económica y permanecer estable", en declaraciones a los medios tras reunirse con el primer ministro japonés, Fumio Kishida, para analizar las rápidas fluctuaciones del yen que han despertado preocupación en Japón.

El dólar llegó a comprarse a 125 yenes el pasado lunes, su máximo desde agosto de 2015, tras una rápida subida desde la franja media de los 119 yenes en la que se movió la semana precedente.

Esta evolución se achacó al inusual movimiento realizado el lunes por el banco central nipón, que en ese mismo día efectuó dos ofertas de compra ilimitada de bonos de deuda ante una subida de los rendimientos a largo plazo al 0,25 %, su mayor nivel en seis años.

Detrás de estas tendencias está la creciente divergencia entre la política monetaria del BoJ, que mantiene su amplia estrategia de flexibilización con vistas a alcanzar su objetivo de inflación interanual del 2 %, y de la Reserva Federal de Estados Unidos, embarcada ya en sucesivas subidas de tipos de interés.

La divisa japonesa, no obstante, repuntó este miércoles cerca de un 2 % y volvió a situarse en los 121 yenes frente al billete verde, lo que los analistas atribuyen a las expectativas de que tanto el Gobierno nipón como el BoJ intervengan para estabilizar su precio.

Tras su reunión de hoy, Kuroda descartó que las operaciones del BoJ en el mercado de deuda pública "hayan influido directamente en las tasas de cambio de divisas" y señaló, además, que no discutió medidas concretas con el primer ministro nipón para estabilizar la moneda nacional.

Un yen barato frente al dólar y al euro ha sido favorable para la tercera economía mundial en los últimos años, puesto que ha permitido a las empresas exportadoras niponas engordar sus beneficios al repatriarlos y ser más competitivas en el extranjero.

Sin embargo, una devaluación excesiva como la observada el pasado lunes es considerada perjudicial, más aún en el contexto de aceleración de los precios globales de las materias primas, auge que ya está empezando a socavar los márgenes de las compañías japonesas y a repercutir en los precios de consumo.

Acerca de ProfesionalesHoy 41714 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy