Air China amplía un 15,5 % sus pérdidas hasta los 2.346 millones de euros

Shanghái (China), 31 mar (EFE).- La aerolínea de bandera de China, Air China, ensanchó en 2021 sus pérdidas un 15,5 % interanual, situándolas en los 16.635 millones de yuanes (2.620 millones de dólares, 2.346 millones de euros) por las continuas restricciones a los viajes en el marco de la pandemia de la covid-19.

En su cuenta de resultados, remitida anoche a la Bolsa de Hong Kong, donde cotiza, la compañía asegura que su situación no es única, ya que la pandemia ha provocado que "aerolíneas de todo el mundo estén sufriendo dificultades operativas imputables a un déficit de caja".

No obstante, en 2019, el último año anterior a la pandemia, la compañía ya había reducido en un 12,7 % interanual su beneficio neto por la competencia en sus rutas con Europa y Norteamérica.

En 2021, la facturación total del grupo repuntó un 7,2 % hasta los 74.532 millones de yuanes (11.739 millones de dólares, 10.513 millones de euros), aunque cabe recordar que el año anterior había caído un 49 %.

Air China transportó el año pasado a más de 69 millones de pasajeros, un 0,5 % más que en 2020 pero todavía casi un 40 % menos que en el último ejercicio anterior a la pandemia.

DESPLOME DE LOS TRAYECTOS INTERNACIONALES

Este importante descenso viene principalmente de las rutas internacionales, en las que tan solo tuvo unos 301.000 pasajeros, mientras que en 2020 había tenido 2,24 millones: esto supone una reducción del 86,6 % interanual, y una del 98,2 % si se compara con el dato de 2019.

Los viajeros en la parte continental de China supusieron un 98,5 % del total y, al contrario que los internacionales, aumentaron un 3,3 % interanual en 2021.

China mantiene prácticamente cerradas sus fronteras desde hace dos años, un período en el que ha limitado el tráfico aéreo internacional a aproximadamente un 2 % del que había antes de la pandemia, lo que se ha traducido en un importante aumento de los precios de los billetes, que ahora pueden llegar a costar hasta once veces más.

Mientras tanto, el negocio de transporte de carga de Air China va viento en popa, muy por encima de los niveles previos a la pandemia; en 2021 aumentó su facturación en un 29,9 % interanual hasta los 11.113 millones de yuanes (1.750 millones de dólares, 1.567 millones de euros), una subida de casi un 94 % con respecto a 2019.

Los gastos operativos de la aerolínea crecieron un 12,3 % hasta los 95.465 millones de yuanes (15.036 millones de dólares, 13.466 millones de euros), principalmente debido al repunte de los costes del combustible.

De cara a 2022, Air China espera que se mantenga la competencia en el sector global de la aviación, pero no tanto en el doméstico, en el que espera una mayor recuperación económica, que traería una "fuerte demanda" de transporte aéreo y, por tanto, "un gran potencial de mercado".

Acerca de ProfesionalesHoy 41705 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy