Verhofstadt: la UE necesita una «defensa propia» y hablar sobre la unanimidad

Madrid, 1 abr (EFE).- La Unión Europea debe caminar hacia una "defensa propia" que le proporcione una "garantía de seguridad" y, para ello, es necesario resolver el "obstáculo" de la unanimidad en el Consejo Europeo (que representa a los países miembros), según el eurodiputado belga y copresidente de la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE), Guy Verhofstadt.

"Una UE de la defensa es imprescindible, tiene que haber una garantía de seguridad" en territorio comunitario, ha dicho Verhofstadt (Renew Europe) este viernes en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum.

En este contexto, la guerra en Ucrania ha marcado un punto de inflexión y "muchas capitales europeas están cambiando de opinión en temas institucionales como la unanimidad en política exterior y de defensa", ha subrayado Verhofstadt.

El eurodiputado liberal ha apuntado a las "duplicidades" existentes en materia de defensa, con "125 sistemas de armamento diferentes en la UE", por lo que, a su juicio, elevar al 2 % del PIB el gasto militar "no resuelve ningún problema si cada país hace lo suyo".

Así, ha apuntado a la necesidad de poner en marcha las "Fuerzas Armadas conjuntas de Europa", una de las propuestas que los ciudadanos han respaldado en la CoFoE -una iniciativa que aglutina a 800 ciudadanos escogidos de forma aleatoria de toda la UE para debatir y elaborar propuestas sobre el futuro del continente-.

En esta línea, Verhoftadt ha defendido que en la UE "no hace falta elegir si pertenecemos a la defensa europea o la OTAN", pero ha insisitido en que "necesitamos en el futuro una organización que defienda la democracia y el Estado de derecho", al tiempo que ha opinado que la Alianza Atlántica, "una alianza de Estados individuales que ha funcionado durante décadas, también tiene que cambiar".

El político belga ha confiado en que tanto los ciudadanos en la CoFoE como las propias instituciones aborden la cuestión de la unanimidad porque, ha dicho, "resolver este problema sería un paso adelante importantísimo".

"La unanimidad en el Consejo es un obstáculo tremendo" para las sanciones o la diplomacia, ha sentenciado, aunque ha defendido mantenerla vinculada a cuestiones de mayor calado, como la incorporación de un nuevo Estado miembro al club comunitario o el debate sobre los valores fundacionales de la UE.

Sin embargo, se ha mostrado a favor de que "haya una fusión de la presidencia del Consejo Europeo (países) y de la Comisión Europea (Ejecutivo comunitario), porque el Consejo no es un órgano legislativo, sino político y es la CE la que tiene que dar las orientaciones" sobre las cuestiones que se tratan.

También ha apoyado la idea de "activar el papel del alto representante" para la Política Exterior de la UE, cargo que ostenta el español Josep Borrell, "para que pueda convertirse realmente en un ministro de Exteriores" que no necesite el acuerdo de los Veintisiete "antes de poder decir una sola palabra".

GRAN CONSENSO EN LA COFOE

En este sentido, ha subrayado que "la CoFoE quiere superar" estos escollos y ha defendido que "hay una mayoría creciente de la Eurocámara que apoya esta idea", así como facilitar una unión sanitaria o energética.

Verhofstadt también fue preguntado por los eurodiputados españoles Iratxe García-Pérez (PSOE), Luis Garicano (Ciudadanos) y Jorge Buxadé (de Vox, muy crítico con la Conferencia) sobre si aceptarán los Estados miembros las conclusiones de la CoFoE.

Al respecto, el político belga ha defendido "la cooperación entre Consejo, Comisión y Parlamento" que, ha alegado, "no es fácil que trabajen juntas", y también la colaboración "de los parlamentos nacionales".

En esta línea, la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, encargada de presentar a Verhofstadt en el foro, ha coincidido en que la CoFoE nació con la vocación de "sentar las bases de la reforma de las instituciones europeas" y que, desde entonces, "en este tiempo transcurrido" con la pandemia de la covid-19 y la invasión rusa en Ucrania, "una idea no ha dejado de hacerse cada vez más indiscutida: que nos jugamos nuestro futuro en Europa".

"Hoy la discusión no es si necesitamos de la Unión, ni siquiera si necesitamos de más Unión, sino cómo alcanzar esa mayor integración y mejorar su funcionamiento", ha apuntado Batet.

Finalmente, el político belga ha manifestado su deseo de "ver una UE que se reforme y que pueda anticiparse y estar preparada para las crisis", y no solo "tenga las herramientas", sino también "el dinero para poder responder".

Acerca de ProfesionalesHoy 41704 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy