El Eurogrupo asume que la guerra ralentizará la economía de la eurozona

Luxemburgo, 4 abr (EFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) asumieron este lunes en Luxemburgo que la guerra en Ucrania iniciada por el presidente ruso, Vladímir Putin, reducirá drásticamente el ritmo de la recuperación económica, aunque no tanto como para provocar una contracción del PIB de la eurozona en el conjunto del año.

Las consecuencias de la invasión de Ucrania fue el plato fuerte del encuentro de los Diecinueve, que llegaron a la cita conscientes de que la agresión tendrá un impacto importante sobre el Producto Interior Bruto (PIB) de los socios del euro, aunque todavía no se atreven a cuantificarlo.

"Somos conscientes de que el crecimiento económico se ralentizará este año", señaló el presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, en la rueda de prensa posterior al encuentro, en la que también subrayó que "muchos economistas" todavía proyectan "cifras positivas de crecimiento" para este año en las economías de la moneda común,

En la misma línea, el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, afirmó antes del encuentro que "el impacto económico está ahí" y, aunque "es demasiado pronto" para detallar su magnitud, la expansión del PIB en 2022 "no llegará al nivel de crecimiento de previsiones anteriores", que la cifraban en febrero en un 4 %.

El italiano, que presentará las nuevas estimaciones de Bruselas el 16 de mayo, subrayó que la eurozona afronta un periodo de "alta inflación" que cada vez afecta a más productos, pero también se beneficia del impulso que da la recuperación registrada el pasado año, que mantendrá la expansión de la economía "en territorio positivo" en el conjunto de 2022.

"Por supuesto existen riesgos, pero también hay mucha energía en nuestras economías para mantener en marcha un crecimiento reducido, bastante reducido", expresó el responsable de Economía del Ejecutivo comunitario.

EL DEBATE SOBRE LAS SANCIONES ENERGÉTICAS

Aunque no formaba parte del orden del día del Eurogrupo, el debate sobre el alcance del siguiente paquete de sanciones contra Rusia por las atrocidades cometidas en varias ciudades ucranianas por sus tropas se coló en el encuentro, en particular una discusión "general" sobre si las nuevas represalias deben incluir el veto al gas y el petróleo rusos, que retomarán este martes ya en formato a Veintisiete.

En este ámbito, Alemania y Austria se mostraron reacios a que la UE decrete un embargo a todos los combustibles fósiles y recordaron que muchos países dependen enormemente del gas de Moscú, aunque el alemán Christian Lindner pareció abrir la puerta a restringir el petróleo y el gas rusos.

"En este momento no es posible cortar los suministros de gas. Necesitamos algún tiempo, por lo que debemos diferenciar entre petróleo, carbón y gas en este momento", dijo el titular alemán de Finanzas en declaraciones a la prensa.

Con un mensaje positivo, el austriaco Magnus Brunner recordó que su país es muy dependiente del gas ruso y pidió mantener la cabeza "fría" a la hora de decidir el alcance de las sanciones a Moscú para que no afecten al bloque más que al Kremlin.

Frente a estos dos países, el ministro de Finanzas de Bélgica, Vincent van Peteghem, aseguró, por su parte, que su país "definitivamente no se opondrá" a un embargo al petróleo ruso, mientras que la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, evitó aclarar la posición del Gobierno español y apostó por sanciones que logren "parar la guerra de Putin con el mínimo coste" para la UE.

Frente a estas posiciones de los países, el vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis, aseguró que para Bruselas, que trabaja en el diseño del nuevo paquete de represalias, ninguna opción está " fuera de la mesa".

"Estamos analizando escenarios para entender qué supondría que el suministro de gas ruso sea cortado, ya sea porque la UE lo decide en sus sanciones o si Rusia decide pararlo. Aunque no sin problemas, es posible gestionarlo", afirmó.

Acerca de ProfesionalesHoy 41588 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy