Johnson busca en India un acuerdo de libre comercio antes del próximo octubre

Nueva Delhi, 22 abr (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó este viernes que desea finalizar las negociaciones del tratado de libre comercio con la India antes del próximo octubre con motivo del año nuevo hindú que se celebra en octubre, conocido como Diwali, durante una visita oficial al país asiático.

"Ya que la próxima ronda de negociaciones (del tratado de libre comercio) comienza aquí la próxima semana, hemos dicho a los negociadores que lo tengan listo para Diwali en octubre", dijo el "premier" británico durante una rueda de prensa en la que estuvo acompañado de su homólogo indio, Narendra Modi.

"Esto podría duplicar nuestro comercio e inversiones hacia el final de la década", añadió, ampliando las relaciones bilaterales entre Londres y Nueva Delhi a una "autopista de múltiples carriles con vehículos eléctricos construidos conjuntamente y creando cientos de miles de nuevos empleos en ambos países".

En concreto, Reino Unido espera que con este acuerdo puedan impulsar el comercio total anual hasta los 28.000 millones de libras (unos 33.400 millones de euros) para 2035.

ESTRECHAR LAZOS BILATERALES

Johnson, en un viaje previsto desde 2019 para estrechar los lazos comerciales y de seguridad entre los dos países en el marco de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, y pospuesto en varias ocasiones por la pandemia, destacó la firma de más de una decena de memorandos de entendimiento.

"Me alegra que esta visita no solo ha profundizado nuestra alianza económica, hemos alcanzado acuerdos por valor de mil millones de libras (unos 1.204 millones de euros) y crear más de 11.000 trabajos en el Reino Unido", señaló.

Por su parte, Modi señaló que las negociaciones del tratado de libre comercio "están en marcha" durante una visita oficial en la que ambos líderes también trataron "el sector de la defensa, el comercio, el clima y la energía".

"También hablamos de un Indo-Pacífico libre, abierto y basado en reglas", señaló el mandatario indio, en referencia a la creciente influencia china en la región.

Johnson señaló que ambos países han acordado ampliar sus vínculos de defensa, así como la reducción de las trabas burocráticas para las compras de equipamientos de defensa por la India, uno de los mayores importadores de armas del mundo pero que en los últimos años ha redoblado los esfuerzos por impulsar su propia industria.

El "premier" británico llegó ayer al estado occidental de Gujarat, la región natal de Modi, y agradeció hoy el recibimiento mientras el escándalo en el Reino Unido sobre las fiestas en Downing Street continúa creciendo con la investigación aprobada ayer por la Cámara de los Comunes sobre si Johnson mintió al Parlamento.

"He tenido una recepción increíble, absolutamente increíble (...) mi rostro estuvo tan presente en todas partes como el de Amitabh Bachchan", la superestrella del cine de Bollywood, señaló Johnson.

El primer ministro británico se reunió ayer con empresarios en Gujarat y también visitó el ashram Sabarmati, donde vivió el padre de la independencia india mahatma (gran alma) Gandhi durante varios años, antes de dirigirse a Nueva Delhi.

Johnson tiene previsto regresar esta tarde a Londres tras reunirse con Modi y con el ministro de Asuntos Exteriores indio, Subrahmanyam Jaishankar.

POLÉMICA POR LAS EXCAVADORAS BRITÁNICAS

Durante el acto de hoy, Johnson se refirió además a su visita a una planta de la multinacional británica J.C. Bamford (JCB), que fabrica excavadoras y equipos para la construcción. Un evento donde se dejó fotografiar subido a una de estas máquinas y que no ha estado exento de polémica en el país asiático.

Esa escena tuvo lugar después de varios episodios de violencia religiosa entre la mayoría hindú y la minoría musulmana con motivo de festividades religiosas, incluyendo en Nueva Delhi, en los que como respuesta, las autoridades indias decidieron demoler propiedades de los supuestos autores de los choques, en muchos casos utilizando excavadoras JCB y castigando indiscriminadamente a los musulmanes.

"La inauguración de una factoría de JCB en Gujarat por el primer ministro británico no solo es ignorante, su silencio sobre los incidentes es atronador", denunció la organización pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI), al tiempo que llamó al Reino Unido a presionar a la India para que respete los derechos humanos.

David Asta Alares

Acerca de ProfesionalesHoy 41703 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy