CaixaBank gana 707 millones hasta marzo y reserva 214 por la guerra ucraniana

Barcelona, 29 abr (EFE).- CaixaBank ha ganado 707 millones de euros en el primer trimestre del año, un 85 % menos que en 2021, cuando el resultado fue de 4.786 millones por los impactos extraordinarios de la fusión con Bankia, y ha reservado 214 millones para hacer frente a posibles deterioros por la guerra de Ucrania.

En términos comparables, es decir, excluyendo estos extraordinarios y sumando el resultado generado por la antigua Bankia antes de la fusión, el resultado del trimestre es un 21,9 % superior al de 2021, un porcentaje que aumenta hasta el 37,6 % desde un punto de vista contable.

Los resultados del año pasado incluían una aportación positiva neta a efectos contables de 4.300 millones por el fondo negativo de comercio y el registro de 28 millones de gastos extraordinarios netos de impuestos, por lo que distorsionan los alcanzados este ejercicio, ha recordado el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, en una rueda de prensa.

Se trata, ha dicho, de unos resultados muy positivos que se han conseguido en un contexto marcado por la pandemia de covid-19, la guerra de Ucrania y el proceso de integración, que está ya ejecutado al 90 %.

La evolución del resultado, ha señalado Gortázar, se apoya en el crecimiento del margen de explotación (+5,4 %), así como en la reducción de las dotaciones para insolvencias (-23,2 %) y otras provisiones (-37,7 %), tomando como referencia la cuenta de resultados comparable.

Los llamados ingresos recurrentes, los derivados del negocio bancario tradicional, se sitúan en 2.761 millones de euros, lo que supone un ligero descenso del 1,7 %, debido sobre todo a la caída del margen de intereses (-5,4 %) respecto al mismo periodo de 2021 por el entorno de tipos de interés negativos.

En este sentido, Gortázar ha augurado que los tipos subirán de forma gradual y que podrían hacerlo, de acuerdo con las expectativas de los mercados, hasta tres veces este año y "que haya todavía otras cuatro o cinco subidas más en 2023".

De momento, el Banco Central Europeo (BCE) ha abierto la puerta a una subida de los tipos de interés en verano, una medida que CaixaBank espera que ayude a "controlar" la elevada inflación derivada de la guerra de Ucrania.

Respecto a los ingresos por comisiones, crecen hasta los 969 millones de euros, un 2,9 % más, si bien las comisiones bancarias recurrentes disminuyen un 3,3 %, entre otras razones por la unificación de los programas de fidelización de clientes, ha precisado Gortázar.

El directivo ha destacado asimismo la reducción de los gastos de administración y amortización recurrentes del 4,3 %, lo que refleja la captura de sinergias de costes derivados la fusión. En este sentido, los gastos de personal se han reducido un 5,3 % y los gastos generales, un 7,2 %.

En este primer trimestre, además, CaixaBank ha constituido un fondo por importe de 214 millones "para reflejar el impacto estimado derivado del cambio de escenario macroeconómico ante el conflicto en Ucrania".

Esta reserva, realizada porque "la prudencia manda", ha apuntado Gortázar, debería ayudar a hacer frente a hipotéticas pérdidas futuras derivadas de la guerra, si bien hasta ahora no se ha visto ningún impacto "en absoluto", ha subrayado.

Ha recordado, en este sentido, que el grupo cuenta con otro fondo, en este caso con cerca de 1.200 millones de euros asignados y "sin utilizar", para afrontar posibles deterioros derivados de la pandemia de covid-19.

CaixaBank, que tiene previsto presentar el próximo 17 de mayo su nuevo plan estratégico hasta 2024, espera que la guerra de Ucrania no marque esta hoja de ruta, la primera tras la integración con Bankia, aunque reconoce que es muy difícil prever cuáles van a ser las consecuencias de la guerra.

Lo que sí está claro, ha afirmado, es que va a provocar "cambios profundos" en la estrategia geopolítica y empresarial del mundo occidental y que no se puede infravalorar "en absoluto" la repercusión que tiene el conflicto.

Y es que la invasión rusa de Ucrania, ha añadido el directivo, va a tener un impacto en la economía por el encarecimiento de la energía y las materias primas y supone "un golpe a la confianza y al crecimiento".

De hecho, el Gobierno ha rebajado hoy del 7 al 4,3 % la previsión de crecimiento para este año, en línea con las últimas estimaciones de CaixaBank.

El grupo ha cerrado el trimestre con una plantilla de 46.480 empleados, 3.282 menos que hace un año, y 4.824 oficinas, medio millar menos.

Acerca de ProfesionalesHoy 41612 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy