Lavanda, cerezo o piorno: flores que inundan de «instragramers» el rural

Madrid, 22 may (EFE).- Los campos de lavanda en Brihuega (Guadalajara); el espectáculo de los cerezos en el Valle del Jerte en Cáceres o el piorno en la Sierra de Gredos (Ávila) son algunos de los reclamos de la España rural para captar a los admiradores de lo natural y del efecto "wow" en Instagram.

La primera se alía con el mundo rural y deja una estela colorista en los campos españoles, mares de flores en una explosión de naturaleza que tiñen de morado, rosa y amarillo estas comarcas a donde llegan ávidos turistas en busca de sus mejores y más coloridas fotos.

LA PROVENZA ESPAÑOLA

La provenza española existe, y está en Brihuega (Guadalajara), donde se encuentran mil hectáreas de plantación de campos de lavanda, lo que supone la mayor extensión de aromáticas de España, según Turismo de Brihuega.

En este caso, hay que esperar hasta julio para visitar las plantaciones, que se puede recorrer por libre o realizar alguna de las visitas guiadas que ofrecen desde el Consistorio.

Ademas, el Festival de la Lavanda se celebra el 16 de julio de este año, pues se prevé que esta planta alcance su máximo estado de floración la primera quincena de ese mes.

Pero quizá se pueda disfrutar de la floración en junio, pues depende exclusivamente del clima de cada primavera, y la de 2022 está siendo especialmente calurosa.

Desde este pueblo de la Alcarria definen sus campos de color lila como "un espectáculo sensorial" y es que no solo alegra la vista sino también el olfato.

LA FERIA DE LA CEREZA

El Valle del Jerte, Cáceres, es un enclave natural de sobra conocido en España por sus coladas de cerezos en flor en la época primaveral y también por la posterior "lluvia de pétalos", lo que es lo mismo que la caída de las flores, que inunda el valle y por último, por su etapa de recolección de cerezas

En mayo, tras la lluvia de pétalos, comienza la campaña de recolección de cereza.

Para potenciar aún más este recurso, la próxima semana se celebrará la decimotercera edición de la "Feria de la Cereza", un foro con el que las autoridades de la zona buscan dar a conocer el proceso de recolección de esta deliciosa fruta.

Un programa cultural, gastronómico y festivo que completa la excursión paisajística.

Y del rojo intenso de la cereza a un mar de color amarillo con el piorno en Ávila, que impregna a las visitas con un "aroma muy característico", detalla a Efeagro el alcalde de Navarredonda de Gredos (Ávila), José Manuel Jiménez.

MAR AMARILLO

En la sierra de Gredos, Ávila, tiene lugar el mar de flores amarillas en el que predomina el piorno, una flor de la que, como curiosidad, hay que apuntar que se conocen más de 20 variedades, indica el regidor.

Es este tiempo, entre los meses de mayo y junio, se alcanza el punto álgido de la floración que solía coincidir con el Festival del Piorno en flor, que este año "se encuentra en periodo de transición y no se va a celebrar", asevera Jiménez.

Pero esto no va a impedir que en Navarredonda y el resto de los pueblos de la Sierra de Gredos mantengan otra tradición, la de decorar sus calles, casas y restaurantes con el piorno y premiar el mejor diseño.

Durante el concurso, en pasadas ediciones, se han llegado a reunir un total de 600 personas, recuerda el alcalde.

También se celebrará una concentración de caballos del 11 de junio, en la que al menos unos 100 jinetes participarán de una jornada para visualizar esta planta mientras hacen paradas por los pueblos decorados que forma este mapa amarillo.

Y para tener las mejores vistas solo hace falta acercarse al "Balcón de Gredos" en la localidad de Ortigosa de Tormes, desde donde se puede divisar grandes extensiones de esta flor, todo un mar amarillo en mitad de la sierra.

Así es como la cultura de la imagen y el "postureo" y los espectáculos sensoriales y naturales se alían en la España rural para mantener su vida, su actividad económica y sus tradiciones.

Por Nerea Díaz

Acerca de ProfesionalesHoy 42179 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy