Barcelona acogerá un laboratorio pionero de diseño de microchips de Intel

Barcelona, 25 may (EFE).- Barcelona contará con un laboratorio pionero de diseño de microchips de la multinacional tecnológica Intel, que invertirá 200 millones de euros, a los que el Gobierno sumará otros 200, para situar España en la vanguardia en el desarrollo de estos elementos, claves para la economía global.

El Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) acogerá el laboratorio de procesadores RISC-V, tras el acuerdo alcanzado con Intel en el marco del Perte de los microchips, de donde saldrán los fondos públicos para el proyecto.

Para poner en marcha el proyecto, la firma estadounidense y el Gobierno aportarán 20 millones de euros anuales en los próximos diez años.

El laboratorio, que se ubicará en el recinto del Campus Nord de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), se pondrá en marcha de forma inminente con la contratación inicial de entre 250 y 300 trabajadores.

La decisión de Intel sitúa a España en la vanguardia de un sector clave para la economía y en el que la competencia es muy fuerte, según ha explicado a EFE el director del Barcelona Supercomputing Center (BSC), Mateo Valero, que urge a empezar a contratar y a ponerlo en marcha "lo antes posible".

Valero ha asegurado que el acuerdo con la multinacional se ha fraguado poco a poco, gracias a la colaboración que mantienen desde hace tiempo, y ha destacado que "se acabó cocinando" ayer en Davos (Suiza) entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el consejero delegado de Intel, Pat Gelsinger.

El mismo Sánchez agradeció ayer en un tuit desde Davos (Suiza) que Intel haya elegido Barcelona para ubicar esta infraestructura: "Gracias Pat Gelsinger [consejero delegado de Intel] por elegir España para el laboratorio pionero de procesadores RISC-V”.

El director del BSC-CNS ha puesto en valor que los fondos europeos de recuperación económica vayan a servir para atraer la misma cantidad en inversión privada.

"Nos aliamos con la mejor empresa de diseño de chips del mundo para crear puestos de trabajo de alto nivel en España, que gastarán su dinero aquí y pagarán también aquí sus impuestos. Y todo en un tema pionero a nivel mundial. Es una aventura que vale la pena vivir", ha apostillado.

El proyecto supone una apuesta por la computación a zetaescala, una tecnología mucho más potente que la actual, tras años de colaboración entre el centro de supercomputación catalán en la arquitectura a exaescala.

A partir de ahora, el director del Centro de Supercomputación espera que se pueda empezar a contratar "lo antes posible" al personal de alta cualificación que se requiere para que el laboratorio se ponga en marcha cuanto antes.

Valero se ha mostrado optimista, pese a las dificultades que existen para atraer talento, y ha asegurado que, si las cosas van bien, esta contratación inicial de 250-300 empleados "puede crecer infinito".

"Partimos de una buena masa crítica para hacer cosas en un mercado que es muy difícil -el de los chips de alta velocidad- porque la competencia es enorme y en el que Europa no produce nada. Ese es el contexto", ha señalado.

El director del BSC-CNS se ha mostrado además convencido de que la existencia de un laboratorio en Barcelona para diseñar estos microprocesadores ayudará a atraer inversión para "una o dos" fábricas de estos elementos gracias a "los contactos y las colaboraciones" que facilitará.

Precisamente, la instalación en España de plantas de fabricación con capacidad tanto inferior como superior a los cinco nanómetros es uno de los principales objetivos del Perte que aprobó ayer el Consejo de Ministros.

La fabricación de microchips es crucial en el futuro de la industria de la automoción y la electrónica, sobre todo en el actual contexto de crisis del suministro.

Este Perte es el más ambicioso de los aprobados hasta ahora por el Gobierno tanto por su cuantía (12.250 millones de euros) como por su potencial impacto transformador y su contribución a la autonomía tecnológica de España y de la Unión Europea.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se ha congratulado en su cuenta de Twitter de un anuncio que ve como "un paso adelante que refuerza la apuesta del Govern por liderar proyectos estratégicos como la fabricación del chip europeo", y ha subrayado que se ha demostrado que "Cataluña tiene un gran potencial para atraer talento".

Por su parte, el conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, también ha expresado su satisfacción por la inversión de Intel desde el Parlament y ha asegurado que "se alinea con nuestros proyectos estratégicos de los fondos Next Generation de trabajar por el diseño y prototipaje del chip europeo, y posicionarnos en toda la cadena de valor".

Respecto a la posibilidad de fabricar los microchips, ha apuntado que "tenemos que ser suficientemente hábiles desde el Govern y el conjunto de los partidos para posicionarnos también por ella", convencido de que en Cataluña "tenemos las bases y las oportunidades".

Por su parte, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, ha destacado que la inversión de Intel "consolida" la ciudad como "una de las capitales digitales del mundo" y "reafirma la transformación hacia una economía basada en el conocimiento".

Intel es una de las pocas compañías en el mundo que fabrican chips de última generación, además de la surcoreana Samsung -la primera en ingresos- o la taiwanesa TSMC.

Acerca de ProfesionalesHoy 42124 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy