El déficit público baja un 78 % en el primer trimestre por la recaudación

Madrid, 30 may (EFE).- La buena marcha de la recaudación tributaria, unida a una contención de los gastos, permitió reducir el déficit público a 4.412 millones de euros en el primer trimestre del año, un 78,4 % menos que en el mismo periodo de 2021.

De acuerdo a los datos publicados este lunes por el Ministerio de Hacienda, el déficit del conjunto de las Administraciones públicas -salvo las corporaciones locales, cuyos datos aún no se conocen- equivalía en marzo al 0,34 % del producto interior bruto (PIB), lejos del 5 % del PIB con el que el Gobierno pretende terminar el año.

Una vez incorporadas las ayudas a las entidades financieras, el déficit se situaría en 4.633 millones, un 77,8 % menos que en 2021 y equivalente al 0,35 % del PIB.

A esta corrección del déficit contribuyó especialmente el aumento de los ingresos -del 11,6 %, impulsado por los impuestos, que crecen un 17,1 %-, así como una pequeña reducción de los gastos, del 2,7 %, ante las menores prestaciones sociales y el fin del impacto de los avales concedidos para paliar los efectos de la pandemia.

Por subsectores, la administración central concentró la mayor parte del déficit, 3.746 millones, un 75,5 % menos y un 0,29 % del PIB, una reducción relacionada con las menores transferencias a otras administraciones, la buena marcha de los ingresos y el efecto contable de los avales.

También la Seguridad Social redujo su déficit -en un 47,8 %, hasta los 1.107 millones (0,08 % del PIB)- ante el menor impacto de la pandemia en sus cuentas.

Por lo que respecta a las comunidades autónomas, lograron un superávit de 220 millones (0,02 % del PIB), frente al déficit de 2021, debido tanto a la mejora de los ingresos como a las mayores transferencias recibidas, entre ellas la compensación por el cambio del sistema de gestión del IVA de 2017.

EL ESTADO BAJA SU DÉFICIT AL 0,5 % DEL PIB EN ABRIL

Hacienda también ha avanzado los resultados de la ejecución presupuestaria del Estado hasta abril, un periodo en el que acumuló un déficit de 6.553 millones, un 67,6 % menos que en el mismo periodo de 2021 y un 0,5 % del PIB, cuando su meta para todo el año es del 3,8 % del PIB.

Esta reducción estuvo relacionada con el fuerte alza de los ingresos, del 16,7 %, y en especial de la recaudación tributaria, que creció un 17,7 % en estos cuatro meses.

Los tres grandes impuestos registraron fuertes repuntes: el IRPF recaudó un 29,2 % más; el IVA, un 19,4 % más y el impuesto de sociedades, un 2,9 % más. También aumentaron sus ingresos el impuesto de hidrocarburos (14,4 %), sobre el alcohol (60,2 %) y sobre las primas de seguro (15,8 %).

Entre enero y abril, los gastos del Estado se redujeron un 4 % debido a las menores transferencias a otras administraciones, a la menor aportación a la Unión Europea por RNB y al efecto contable de los avales del ICO.

Estos elementos permitieron compensar el aumento del gasto en consumos intermedios (31,3 %), remuneración de asalariados (4,1 %) o intereses de la deuda (8,9 %).

La ejecución presupuestaria también consigna 309 millones de gasto en anticipos a las gasolineras para sufragar la bonificación de los carburantes, en vigor desde el 1 de abril.

Según la Agencia Tributaria, a esta cantidad hay que sumar los 333,6 millones que se habían abonado en concepto de devolución hasta principios de la pasada semana.

Acerca de ProfesionalesHoy 42157 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy