El sector manufacturero mejora su crecimiento y crea empleo, aunque ligeramente

Madrid, 1 jun (EFE).- La actividad del sector manufacturero en España creció "ligeramente más fuerte" en mayo y se creó empleo "levemente", aunque los nuevos pedidos no variaron, las exportaciones fueron inferiores y persistieron los desafíos de capacidad por los retrasos en la entrega de suministros.

El índice PMI del sector manufacturero español de S&P Global, que ahora integra a IHS Markit, aumentó a 53,8 en mayo frente el 53,3 registrado en abril, una tasa de crecimiento que ya se extiende durante un periodo de dieciséis meses.

El director económico de S&P Global Market Intelligence, Paul Smith, reconoce en un comunicado que "el estancamiento de la demanda y las persistentes severas presiones inflacionistas" han generado "preocupaciones constantes sobre la salud subyacente del sector".

Esa preocupación por la inflación y también por la incertidumbre geopolítica provocaron en mayo una moderación en las expectativas de producción, mientras que las empresas continuaron "haciendo acopio de existencias en un intento por evitar el aumento de precios y la escasez de materiales".

Así, los excedentes de compra aumentaron por duodécimo mes consecutivo, registrando un ritmo récord del estudio en mayo, y el crecimiento de la producción fue sólido, lo que ayudó a las empresas a poner prácticamente al día las cargas de trabajo, "aunque los pedidos pendientes de realización continuaron aumentando".

Smith explica que las empresas encuestadas "no tuvieron otra opción que trasladar sus costes crecientes" a las tarifas finales, lo que "está teniendo un impacto perjudicial en las ventas y sugiere que el espectro de la estanflación es una amenaza real y creciente para la estabilidad económica".

Desde S&P Global Market detallan que los fabricantes subieron sus precios por decimoctavo mes consecutivo, lo que provocó una reducción en los pedidos de exportación.

La inflación de los precios de los insumos "siguió siendo notable" y los precios de las materias primas, la energía y los alimentos aumentaron desde el mes anterior, indican las mismas fuentes, que añaden que otros de los desafíos del sector son los confinamientos en China debido a la covid-19, la guerra en Ucrania y el exceso de demanda.

Respecto al futuro, su confianza se mantuvo positiva aunque se debilitó desde abril y estuvo muy por debajo de su tendencia histórica, subrayan las mismas fuentes.

De hecho, Smith apunta que "las caídas en los respectivos índices de precios desde abril y la incidencia más baja de retrasos en las entregas de suministros en 14 meses genera cierta esperanza de que la situación subyacente esté mejorando".

El profesor del departamento de Economía, Finanzas y Contabilidad de Esade, Pedro Aznar, ha calificado de "positivo" el avance mostrado por el sector, aunque a su juicio es "muy moderado" y "muy ligero", lo que indica "una cierta ralentización del crecimiento económico" debido principalmente a la situación geopolítica y a la inflación.

Ambos conceptos están relacionados, añade Aznar, porque "las tensiones inflacionistas tienen que ver también con la situación de guerra", pero añade que ya hay "elevadas tasas de inflación subyacente, en algunos casos cercanas al 5 %", lo que significa que las industrias repercuten el incremento de sus costes en los precios finales, aunque "parcialmente para no perder ventas".

"La inflación es uno de los grandes elementos a tener en cuenta en la definición de la política económica por parte de los bancos centrales y gobiernos", ha remarcado el experto consultado por EFE, al tiempo que ha subrayado que su impacto en la economía doméstica "pone en duda la capacidad de recuperación que puede experimentar el consumo".

Por su parte, el profesor de OBS Business School Victor Ruiz Ezpeleta ha valorado que el sector atraviesa un crecimiento prolongado desde hace 16 meses, debido a que las empresas aumentaron la producción durante mayo, aunque avisa de que ha habido "un pequeño estancamiento de la demanda por presiones inflacionistas".

Además, la reducción de las exportaciones, la guerra en Ucrania y un confinamiento de dos meses en algunas ciudades de China son "preocupaciones constantes sobre la salud del sector", ha dicho.

Ha concluido con el mensaje de que "la confianza sobre el futuro es positiva", a pesar de que hay "un crecimiento más lento que el que cabría esperar" y ha dicho que espera que "se aclare el panorama geopolítico internacional".

Acerca de ProfesionalesHoy 42156 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy