Comités e inversores llegan a un principio de acuerdo para salvar Siro

Palencia, 10 jun (EFE).- Los comités de empresa de Cerealto Siro en Castilla y León han alcanzado esta madrugada un principio de acuerdo con el Ministerio de Industria y los fondos de inversión Davidson Kempner y Afendis sobre el plan de competitividad de la compañía en todas las plantas de la Comunidad, que cuentan con 1.700 trabajadores.

El acuerdo se ha producido sobre las tres de la madrugada de este viernes durante la reunión con la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el director general de Industria, Galo Gutiérrez, en la que también ha estado presente la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y los fondos de inversión, que se ha celebrado en el Ministerio ya empezada la noche, han informado a EFE los comités de empresa.

Después de horas de negociación se ha alcanzado un principio de acuerdo que se someterá a la votación de los trabajadores en las asambleas que se celebrarán este sábado en los centros de trabajo de Aguilar de Campoo y Venta de Baños, en Palencia, y Toro, en Zamora, y a las que asistirá Maroto.

La ministra se desplazará a los tres centros de trabajo junto a su jefe de gabinete para explicar a toda la plantilla la situación de la empresa y el trascurso de la negociación.

Tal y como se ha planteado en Madrid, el acuerdo será el mismo para todas las factorías del grupo y supone una mejora salarial de un 8 por ciento y el compromiso de un importante plan industrial en Castilla y León.

Después de un día muy largo, que arrancó con una reunión en la Consejería de Industria de la Junta de Castilla y León los comités de empresa se trasladaron en autobús hasta Madrid para participar en una reunión imprevista con la ministra.

Los representantes de los trabajadores aseguran que seguirán trabajando hasta encontrar una solución a este conflicto y que, tras la reunión en el Ministerio, ven una esperanza para “salvar” sus puestos de trabajo después de que Cerealto Siro decidiera paralizar la actividad en todas sus plantas de Castilla y León y dejar de abonar las nómina de mayo por falta de liquidez.

La multinacional lleva meses negociando con los comités de empresa de sus centros de trabajo en España un plan de mejora de la competitividad, que empeoraba las condiciones laborales de los trabajadores, como paso previo a la entrada del fondo norteamericano Davidson Kempner y del turco Afendis en su accionariado para inyectar capital a la empresa que acumula una deuda cercana los 300 millones de euros.

Acerca de ProfesionalesHoy 42157 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy