El turismo sanferminero se recupera con precios elevados y cambio de perfil

Pamplona, 11 jun (EFE).- El turismo sanferminero se recupera tras dos años sin fiestas y con una previsión de rozar el lleno en hoteles de Pamplona, con precios más elevados que en 2019 y cambios en el perfil del visitante.

A falta de 25 días para que arranquen los Sanfermines aún quedan habitaciones libres en hoteles, que apuran las jornadas para llegar a un 98 % de ocupación que prevén para la noche del 6 de julio, donde en algunos sitios ya es imposible reservar.

Desde la Asociación de Hoteles de Pamplona, su presidenta, Sara Martínez, afirma, en declaraciones a Efe, que las perspectivas eran "muy optimistas" pero que en el último mes "se han frenado". "Todavía tenemos plazas libres aunque confiamos en que remonte en los últimos días", añade.

A día de hoy, la noche del 6 de julio tiene cerrada una ocupación del 90 %, algo que desciende para el 7, donde hasta ahora se ha vendido un 85 % de las habitaciones, un porcentaje inferior al del resto de las fiestas, que ronda también el 90.

En 2019, año en el que se celebraron los últimos Sanfermines, el precio medio de la noche del 6 de julio en un hotel fueron 390 euros y este año la previsión es que ronde los 430 euros. Es una media calculada con las habitaciones que se han cerrado desde que se pusieron a la venta.

Quien quiera acudir a San Fermín y no tenga todavía reservada una habitación tendrá que afrontar los altos precios que se solicitan para las últimas que quedan libres. En el centro de la ciudad, el Gran Hotel la Perla, tal y como se puede ver en su web, ofrece su suite con vistas a la Plaza del Castillo en 1.463 euros la noche del 6 de julio, mientras que la de la Estafeta, con vistas al primer encierro, cuesta 1.672 euros

El precio para todas las fiestas en la habitación "Estafeta estándar" son 13.376 euros solo el alojamiento y 26.020 en la suite de la Plaza del Castillo. Este es el precio máximo en Pamplona al tratase de un hotel de 5 estrellas en el centro de la ciudad.

En el hotel Pompaelo, de 4 estrellas y situado en la Plaza Consistorial, la noche del 6 de julio está completa. La del 7 cuesta 1.170 euros y del 7 al 15 el precio asciende a 5.516 euros, una media de 689 euros por noche.

El hotel Maisonnave, también de 4 estrellas y situado en el centro de la ciudad, tasa la noche del 6 de julio en 680 euros y la media de la noche durante las fiestas es de 518 euros. El Iruña Park, de 4 estrellas pero situado a las afueras de la ciudad, pide 3.294 euros por pasar en él todas las fiestas.

Una vez pasado el fin de semana de las noches del 8 y 9 de julio, el precio de las habitaciones va bajando y, según apunta Martínez, "los últimos días de las fiestas se va a poder venir a Pamplona a un precio más asequible".

Las principales diferencias con los Sanfermines de 2019 en lo que tiene que ver con las reservas hoteleras son las fechas en las que se alquilan las habitaciones. "En 2019 estuvimos todo el año vendiendo y, cuanto antes se reserva la estancia, más barato sale. Lo que ha ocurrido este año ha sido que en enero todavía estábamos en plena sexta ola, lo que incrementó la incertidumbre", explica.

Otra de las diferencias es que el centro de Pamplona cuenta con 380 habitaciones menos de hoteles desde que comenzó la pandemia ya que seis establecimientos han cerrado en este tiempo. Y es que en Pamplona, sin duda, San Fermín es la temporada alta y, por lo tanto, también los es el mes de julio. En julio de 2019 los hoteles registraron una ocupación del 75 % y en el mismo mes de 2020 fue de un 40 %, en plena pandemia y sin Sanfermines.

CAMBIOS EN EL TIPO DE VISITANTE

En años anteriores, según explica Sara Martínez, el 80 % de quienes visitaban Pamplona durante los Sanfermines era turista extranjero, frente a un 20 % nacional. Este año, al menos en lo que se refiere al turismo hotelero, estos porcentajes se mantienen en la noche del 6 de julio, pero para el resto de las fiestas será a la inversa.

El 80 % será turista nacional, en lo que va a suponer un descenso de turistas extranjeros en San Fermín. Así lo reflejan los datos de reservas en los 26 hoteles que forman la Asociación de Hoteles de Pamplona.

En cuanto a la procedencia, Martínez señala que el turista europeo ha bajado mucho pero que en los últimos días de fiestas serán los franceses los que más visiten la capital navarra. Los australianos, que son visitantes habituales, este año no vendrán tantos, al igual que ocurrirá con los mexicanos.

PISOS Y HABITACIONES, ALTERNATIVAS AL HOTEL

Quien no quiera reservar una habitación de hotel para los Sanfermines tiene la opción de alquilar un piso entero o una habitación en una vivienda particular o Airbnb. Al igual que ocurre con los hoteles a última hora, disponer de un piso en el casco viejo de la ciudad durante las fechas más señaladas del año no es barato.

Hay alojamientos que pueden alcanzar los 8.000 euros para pasar las fiestas en una calle céntrica. Uno de los pisos que se ofertan en la calle San Francisco, con una cama doble, asciende a 8.227 euros para todos los Sanfermines. En la calle San Antón, el alquiler de una habitación con baño privado asciende a 6.603 euros para los nueve días.

Jon Aristu

Acerca de ProfesionalesHoy 42179 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy