El Eurogrupo congela el proyecto del fondo común de garantía de depósitos

Luxemburgo, 16 jun (EFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) constataron este jueves su incapacidad para lograr un acuerdo sobre la creación de un fondo común de garantía de depósitos, el proyecto que completaría la Unión Bancaria y que los socios del euro no retomarán hasta la segunda mitad de 2024 como pronto.

Las diferencias entre los socios del norte que, encabezados por Alemania, exigen una reducción sustancial de la exposición a la banca a los bonos soberanos antes de compartir riesgos, y los países del sur, que reclaman la puesta en marcha de este instrumento, han imposibilitado el pacto.

El fondo común de garantía de depósitos (EDIS, en inglés) aseguraría todos los depósitos bancarios de hasta 100.000 euros en la UE y sería la tercera pata de la Unión Bancaria puesta en marcha en 2012 tras la crisis financiera iniciada cuatro años antes. Sus otros dos pilares son el Mecanismo de Supervisión y el Mecanismo de Resolución bancaria.

El presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, ha intentado desde el inicio de su mandato limar las profundas diferencias que existen entre los socios del euro e incluso convocó a principios de mayo un encuentro extraordinario de este foro para dar un impulso político a las negociaciones, pero el Eurogrupo de este jueves solo consiguió sacar adelante dos lineas de trabajo para los próximos años entre las que no se encuentra el EDIS.

"Es una de las cosas sobre las que tendremos que volver cuando retomemos la idea de tener un plan de acción más amplio (...) No es parte del acuerdo de hoy", admitió el irlandés, quien señaló que los ministros "no han avanzado lo suficiente" en este proyecto.

Aunque al también ministro de Finanzas de Irlanda le hubiese gustado llegar más lejos, este enfoque limitado fue celebrado por su homólogo alemán, el liberal Christian Lindner: "Hemos hecho progresos que hacen avanzar el centro financiero de Europa y no comunitarizan riesgos", aplaudió tras la reunión.

Formalmente, el Eurogrupo no ha renunciado al fondo común de garantía de depósitos, pero sí ha acordado centrar los esfuerzos políticos de los próximos dos años sobre dossieres de la Unión Bancaria en mejorar el marco de reglas para gestión de crisis y para los fondos que cumplen la función del EDIS pero a nivel nacional.

"Hoy hemos acordado, como paso inmediato, el trabajo en la Unión Bancaria debería centrarse en fortalecer el marco común para gestión de crisis bancarias y el marco de esquemas nacionales de garantía de depósitos", reza el texto pactado por las capitales de la moneda común.

"Posteriormente, revisaremos el estado de la Unión Bancaria e identificaremos de la forma más consensuada posible otras medidas con respecto a los elementos pendientes para fortalecer y completarla", añade.

De esta forma, el Eurogrupo encarga a la Comisión Europea que trabaje en propuestas legislativas sobre estas dos líneas de trabajo con el objetivo de que puedan ser acordadas, también con el Parlamento Europeo, antes de las próximas elecciones europeas, que tendrán lugar en la primavera de 2024.

El comisario de Economía, Paolo Gentiloni, reconoció que el marco actual para manejar crisis bancarias tiene "deficiencias" relacionadas, por ejemplo, con su poca adaptación a pequeñas y medianas entidades. También señaló que es necesario "minimizar el uso de fondos públicos" en la revisión.

"Nos hubiera gustado ver un acuerdo sobre un plan de trabajo amplio que abordase todas las líneas de trabajo de la Unión Bancaria, pero aunque no hayamos logrado ese objetivo, el trabajo que has hecho nos ha hecho avanzar y será completado en el futuro", dijo el italiano dirigiendo el mensaje al irlandés Donohoe.

Acerca de ProfesionalesHoy 42183 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy