Urkullu «esperanzado» con la inversión en la factoría de Mercedes de Vitoria, en huelga este miércoles

Vitoria, 6 jul (EFE).- El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha salido de su cita con la cúpula de Mercedes "muy esperanzado" de que la planta de Vitoria, cuya producción se ha parado hoy por la cuarta huelga en tres semanas, acoja una inversión de 1.200 millones de euros, aunque la dirección de la empresa condiciona esta inyección económica a la firma del convenio.

La mayoría de la plantilla de Mercedes Vitoria, la mayor fábrica de Euskadi con casi 5.000 empleos directos y 30.000 indirectos, ha secundado la huelga convocada por ELA, LAB y ESK, que no contaba con el apoyo de la mayoría del comité (UGT, CCOO, Ekintza y PIM), que se descolgó del paro tras los "avances" en la última reunión negociadora.

Las centrales convocantes han cifrado el seguimiento de la huelga en el 95 %. La empresa reconoce que la producción se ha parado y que la incidencia "ha sido importante", aunque ha rebajado el seguimiento al 45 % en oficinas y al 80-85 % en producción, según han precisado fuentes de la compañía.

La huelga de este miércoles ha coincidido con la reunión en Stuttgart (Alemania) entre Urkullu, el consejero delegado de Mercedes-Benz Vans, Mathias Geisen, y el director de la planta de Vitoria, Emilio Titos, además de varios cargos del Gobierno Vasco como la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia.

Tras escuchar los planes de la multinacional, el lehendakari se ha mostrado "muy esperanzado" de cara a la posibilidad de que la inversión de 1.200 euros anunciados por Mercedes recaiga finalmente en Vitoria, aunque también es "muy consciente de las circunstancias del presente".

En la cita, Urkullu ha trasladado a los directivos de Mercedes la colaboración y el "compromiso claro" de las instituciones vascas "para garantizar las inversiones y proyectos de futuro" en la fábrica alavesa. Gobierno Vasco, Diputación de Álava y Ayuntamiento de Vitoria están "absolutamente comprometidos" con Mercedes, les ha asegurado.

"El objetivo de mi presencia aquí es apoyar un proyecto de inversión de Mercedes, que es positivo para todas las partes", ha expuesto el lehendakari, que ha rechazado que su viaje a Alemania suponga un apoyo al planteamiento de la dirección de Mercedes frente a los sindicatos, porque él se "posiciona en favor de la empresa" entendida como dirección, trabajadores y sindicatos.

"Si no hay una apuesta clara por la empresa no hay futuro para la empresa ni para los trabajadores. Y nuestra apuesta es por la empresa", ha expuesto el lehendakari. "Todo nuestro esfuerzo está volcado en el beneficio para la empresa, que repercutirá en beneficio para la economía de Euskadi", ha añadido.

En todo caso ha instado a los sindicatos a "reflexionar sobre la necesidad de interpretar correctamente cuáles son los planteamientos de flexibilidad y agilidad que Mercedes busca" y que están en línea con otras compañías de automoción y también del resto de sectores productivos. "Estos conceptos han de ser interiorizados", ha subrayado.

Por el momento y a pesar de sus discrepancias todos los sindicatos del comité rechazan que el nuevo convenio venga acompañado de una mayor flexibilidad.

Los puntos en común entre los sindicatos también incluyen la reivindicación de vincular las subidas salariales al IPC, pero más allá de estas coincidencias hay dos bloques con maneras diferentes de encarar la negociación.

La mayoría del comité representada por UGT, CCOO, Ekintza y PIM quiere dar una oportunidad al diálogo (la próxima reunión es mañana) después de que ayer la dirección les planteara una oferta con mejoras salariales y de flexibilidad.

Por su parte ELA, LAB y ESK ven "insuficiente" la oferta y han decidido mantener las convocatorias de huelga para el jueves y el viernes.

Acerca de ProfesionalesHoy 42540 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy