CCOO y UGT avisan de que no habrá paz social si no se garantizan los salarios

Madrid, 6 jul (EFE).- CCOO y UGT se han manifestado este miércoles ante las organizaciones empresariales de todo el país para reclamar el mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios, y han advertido de un incremento de la conflictividad social después del verano si la patronal CEOE se mantiene en su "cerrazón".

Ante la sede de CEOE, los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, han emplazado a la patronal a sentarse de nuevo en la mesa de negociación del acuerdo para el empleo y la negociación colectiva, después de que a principios de mayo la dieran por cerrada ante la imposibilidad de pactar un marco salarial que sirviera de referencia a la hora de negociar los convenios colectivos.

La discrepancia que no se pudo salvar entonces tuvo que ver con la recuperación de las cláusulas de garantía salarial ligadas a la inflación, una cuestión imprescindible para los sindicatos e inadmisible para la patronal.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha vuelto hoy a rechazar, en declaraciones a Onda Cero, un acuerdo que indexe las subidas salariales al índice de precios de consumo (IPC) para evitar los efectos de segunda ronda y la pérdida de competitividad de las empresas.

Garamendi está a favor de que los salarios suban, pero en contra de incluir en un acuerdo marco una cláusula que revise automáticamente los salarios con la inflación, ya que condicionaría la negociación colectiva y no todos los sectores pueden permitírselo.

Así los cosas, los sindicatos han decidido "tensionar" la situación, en palabras de Unai Sordo, a la vista de que la conflictividad está sirviendo para cerrar acuerdos salariales "importantes" como los del metal en Cantabria o A Coruña, donde después de varios días de huelga se han logrado incrementos por encima del 4 % con cláusulas de garantía salarial.

Si esto es "perfectamente posible" en sectores que exportan y compiten en el exterior, "por qué que no es posible llegar a una gran acuerdo salarial en España que garantice el poder de compra de los salarios y permita pacificar la negociación colectiva", se ha preguntado el líder de CCOO.

"Que la patronal no se equivoque (...) las organizaciones sindicales tenemos que movilizar a los trabajadores que están con los convenios bloqueados para que se llenen las calles, para que las fábricas y los centros de trabajo paren y consigamos romper esta barrera que nos impide poder mantener los salarios", ha afirmado por su parte Pepe Álvarez.

"No es verdad que las empresas no ganen dinero, que no estén en una buena situación para poder afrontar aumentos de salarios, están en una buena situación para poder aumentarlos y si no habrá lucha, habrá conflicto", ha advertido el líder de UGT.

EL GOBIERNO VUELVE A PLANTEAR A LOS AGENTES SOCIALES UN PACTO DE RENTAS

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha vuelto a pedir a los agentes sociales que negocien un pacto de rentas, esta vez a tres años, en el que se comprometan a moderar los márgenes empresariales y las subidas salariales y ha dicho que incluirá un alza del salario mínimo interprofesional (SMI).

En declaraciones a los medios tras concluir la reunión que ha mantenido buena parte del Gobierno con los agentes sociales este miércoles, Calviño ha explicado que se recupera así la intención de cerrar un pacto de rentas para contener el impacto de la inflación en el crecimiento económico y la creación de empleo.

Antes de la reunión, Sordo se ha mostrado a favor de un gran acuerdo social para repartir el impacto de la subida de los precios, pero ha asegurado que el Ejecutivo también tiene que contribuir a ello.

"El Gobierno tiene que especificarnos qué pone encima de la mesa (...) es imposible un pacto de rentas sin medidas fiscales ofensivas y valientes", ha afirmado.

A su juicio, hay que tocar el impuesto de sociedades, no solo crear un impuesto para las grandes energéticas, porque hay muchas empresas que están repercutiendo todo el coste en los precios de consumo para no disminuir su margen, en tanto que otras muchas llevan años acumulando "miles de millones de excedentes".

Garamendi, sin embargo, cree que el Ejecutivo debería concretar qué piensa hacer con las pensiones y los sueldos públicos porque cuando se habla de pacto de rentas "no vale circunscribirlo a lo que se hace en la actividad privada".

Acerca de ProfesionalesHoy 42479 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy