Mercedes Vitoria accede a la petición sindical de que no haya sexta noche de trabajo

Vitoria, 8 jul (EFECOM).- La dirección de la planta de Mercedes en Vitoria ha accedido a la petición de la mayoría sindical de retirar la sexta noche de trabajo de la plataforma negociadora del convenio colectivo y ha convocado al comité a retomar las negociaciones el próximo martes.

La empresa ha respondido de este modo a la demanda hecha por UGT, CCOO, Ekintza y PIM, que han dejado claro que la "única posibilidad de mantener el proceso productivo activo pasa por eliminar la sexta noche", principal escollo en las negociaciones, al que ELA, LAB y ESK suman la actualización de los salarios a la subida del IPC.

"Hemos respondido a la mayoría del comité de empresa aceptando sus condiciones", han explicado fuentes de la dirección de la factoría vitoriana a Efe, lo que supondría la eliminación de la plataforma negociadora de la sexta noche de trabajo.

Además, la empresa ha convocado al comité a una reunión el próximo martes, tras el parón negociador por la negativa inicial de la dirección a sentarse a dialogar mientras se mantengan las jornadas de huelga convocadas por ELA, LAB y ESK, que consideran insuficientes la mejoras salariales y de flexibilidad ofrecidas por la dirección.

El presidente del comité, Igor Guevara (ELA), ha señalado a Efe que los sindicatos promotores de los paros, que también pidieron a la dirección retomar las negociaciones, desconocen oficialmente la decisión de la empresa de renunciar a la sexta noche y ha explicado que esperarán a la reunión del martes para conocer la propuesta de Mercedes y decidir si desconvocan las huelgas del miércoles, jueves y el viernes próximos.

En todo caso, ha indicado que, de confirmarse que la sexta noche no se aplicará en la planta de Vitoria, sería "un éxito de la plantilla", que ha secundado masivamente los seis paros que se han llevado a cabo en estas tres semanas, el último hoy, y han logrado paralizar la producción de la mayor fábrica de Euskadi, con 5.000 empleados.

Por su parte, la mayoría sindical se comprometió ayer, si la dirección accedía a retirar la sexta noche, a hacer un llamamiento a la plantilla para retomar la producción, de cara a no dificultar el proceso de negociación.

En este sentido, antes de conocerse la respuesta de la empresa, el secretario general de UGT-Euskadi, Raúl Arza, le ha pedido un "gesto necesario", que ha concretado precisamente en la eliminación de la sexta noche y se ha mostrado optimista ante la posibilidad de que haya avances.

En la misma línea, y también antes de recibir la contestación de la dirección, CCOO Industria de Euskadi ha acusado a la empresa de mantener una actitud "irresponsable" y le ha solicitado que abra la mesa de negociación, dejando fuera la propuesta de la sexta noche.

Las instituciones vascas han mostrado reiteradamente su preocupación por la situación de la empresa hasta el punto que el lehendakari, Iñigo Urlkullu, viajó el miércoles a Stuttgar para mantener un encuentro con el CEO de Mercedes-Benz Vans, Mathias Geisen, del que salió "muy esperanzado" ante la posibilidad de que Vitoria acoja la inversión de 1.200 millones que la empresa liga a la firma del convenio, que lleva año y medio caducado.

Acerca de ProfesionalesHoy 42533 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy