Unas 657.500 personas, el 1,4 % de la población, sufre exclusión financiera

Madrid, 12 jul (EFE).- Unas 657.500 personas, el 1,4 % de la población, que vive en 3.230 municipios españoles, sufren exclusión financiera ya que no tienen ninguna forma de acceso físico a los servicios bancarios: no cuentan ni con oficinas, ni cajeros, ni ninguna otra fórmula que les permita acceder al efectivo.

Según un informe elaborado por el catedrático de análisis económico de la Universitat de València Joaquín Maudes, a petición de las patronales bancarias AEB, CECA y Unacc, y presentado este martes en rueda de prensa, en España hay 4.422 municipios sin sucursales, lo que afecta a casi 1,56 millones de personas.

Sin embargo, si se tiene en cuenta los que además de no tener oficinas tampoco tienen cajeros, la cifra se reduce a 4.007 municipios y la población excluida queda en unos 1,12 millones.

En el caso de que tampoco haya los servicios de un agente financiero, el número de municipios baja a 3.700 y la población excluida a 922.402, cifra que se reduce hasta las 714.066 personas y los 3.472 municipios si no existen acuerdos para prestar servicios bancarios a través de Correos.

Por último, si además de no haber oficinas, no hay cajeros, ni agentes financieros, ni acuerdos con Correos y ni siquiera una oficina móvil (ofibuses), los municipios sin acceso a los servicios financieros básicos quedan en los citados 3.230, dejando excluidas exactamente a 657.557 personas.

De este modo, cuando se tiene en cuenta que además de oficinas es bancarias es posible acceder a servicios financieros por otras vías, el número de municipios sin accesos cae un 27 %, de 4.422 a 3.230, y los habitantes excluidos se reducen un 58 %, de casi 1,56 millones a 657.557 personas.

Esto significa que 898.131 personas y 1.192 municipios pueden acceder a los servicios bancarios en su propio municipio de residencia gracias a que el sector bancario ha adoptado ya medidas para evitar la exclusión financiera, ha explicado el catedrático.

El objetivo del informe es, en palabras de su autor, contar con un diagnóstico sobre la accesibilidad a los servicios bancarios en España e identificar los municipios en los que no existe ninguna forma de acceso físico a los servicios bancarios y calcular la distancia y el tiempo medio hasta el punto de acceso más cercano.

De esa forma los bancos podrán decidir la mejor manera para luchar contra la exclusión financiera y explorar, por ejemplo, nuevas fórmulas como el acceso al efectivo en comercios o puntos de venta, como podrían ser gasolineras o farmacias. En cualquier caso, serán las entidades las que decidirán cómo atajar el problema.

No obstante, desde las entidades trasladan la idea de que la exclusión financiera es la consecuencia de un problema estructural: la grave despoblación de determinadas zonas del país y de acceso a distintos servicios, no sólo financieros sino incluso públicos.

DIFERENCIAS REGIONALES

Cuando se tienen en cuenta todos los puntos de acceso a lo servicios bancarios, el porcentaje de la población excluida varía entre el 0 % de Murcia, Canarias y Baleares y un máximo del 12,1 % en Castilla y León, región en la que si sólo se tuvieran en cuenta las sucursales, el porcentaje llegaría al 17,5 %.

Por provincias, en el caso de municipios con oficinas, el rango de variación es mayor al oscilar entre el máximo del 24,5 % en Zamora al mínimo del 0,1 % en Cádiz, Jaén y Las Palmas. Cuando se tienen en cuenta el resto de vías de acceso a los servicios bancarios, el rango varía del 22,9 % de Zamora y el 0 % de varias provincias.

Además de Zamora, por encima del 10 % están Salamanca, Palencia, León y Burgos.

SUCURSALES Y CAJEROS

El informe recoge cómo la red de oficinas bancarias llegó a su máximo en España en septiembre de 2008, cuando había 45.662 sucursales, que se habían reducido un 58,4 % a finales de 2021, hasta 19.015, pero destaca que aún así es la tercera red más densa de oficinas bancarias de toda la Unión Europea.

Esa ratio es de 2.463 personas por oficina, frente a 3.232 de la UE o 2.999 de la eurozona.

En el caso de los cajeros, el máximo también se alcanzó en 2008, con 61.714 terminales que tras un recorte del 23 % han quedado en 47.639; sin embargo, aquí también la red supone la cuarta más densa de toda la Unión Europea, con 957 personas por cajero frente a 1.312 de la UE o 1.206 de la eurozona.

Si se suman las oficinas y los cajeros, incluyendo de empresas independientes, además de casi 4.500 agentes financieros y más de 4.644 oficinas de Correos, en España hay casi 65.000 puntos de acceso al efectivo.

En el caso de los 4.422 municipios en los que no hay una oficina bancaria, el informe destaca que el 89,2 % ya no la tenían en 2008, por lo que el cierre de oficinas de los últimos años se ha concentrado "mayoritariamente" en municipios que siguen teniendo al menos una sucursal.

MUNICIPIOS SIN ACCESO A LOS SERVICIOS BANCARIOS

El 92,5 % de los municipios españoles sin acceso a servicios bancarios, esto es 2.987, tiene menos de 500 habitantes, y el 39,6 % de los municipios, 1.280, no llegan a 100 habitantes. Sin embargo, con más 2.000 habitantes hay diez municipios, y de ellos dos superan los 3.000 residentes: Ciezu en Navarra y Castañeda en Cantabria.

En términos de población, hay 243 municipios de más de 500 habitantes en los que viven 211.550 personas que no tienen acceso a los servicios bancarios y se concentran especialmente en León, seguido de Cantabria, Girona, Navarra, Burgos y Salamanca.

Por encima de 1.000 habitantes, hay 57 municipios y 86.994 personas.

Los municipios que no tienen ningún acceso a servicios bancarios son de tamaño "muy pequeño", solo 204 habitantes, frente a 9.968 del resto de municipios que sí tiene puntos de acceso, con una densidad de población "muy reducida" -6,1 habitantes por kilómetro cuadrado frente a 117,8-.

DISTANCIA Y ACCESO HASTA UN SERVICIO BANCARIO

El 99,1 % de la población tiene un punto de acceso a los servicios bancarios a menos de 5 kilómetros, aunque este porcentaje varía de un mínimo del 83,1 % en Zamora al 100 % en diez provincias. Junto a Zamora, con porcentajes por debajo del 90 % están Salamanca (86,3 %), Palencia (86,4 %) y León (87,1 %).

Un 1,4 % de la población que no tiene un punto de acceso a los servicios bancarios en su municipio de residencia debe recorrer de media 7,6 kilómetros y dedica una media de 9,7 minutos para llegar al punto más cercano en otro municipio.

Acerca de ProfesionalesHoy 42491 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy