Argentina roza en medio año la inflación que había previsto para todo 2022

Buenos Aires, 14 jul (EFE).- Argentina rozó en el primer semestre del año la inflación que tenía previsto para todo 2022, con un acumulado hasta junio del 36,2 % y un incremento interanual ese mes del 64 %, según datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El acumulado semestral se encuentra muy poco por debajo de la proyección inflacionaria que el Gobierno de Alberto Fernández había augurado para todo el año en su acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, de entre el 38 y 48 %, que se torna muy difícil de cumplir teniendo en cuenta la evolución de los precios en lo que va de 2022.

El mes pasado, el índice de precios al consumidor se elevó al 5,3 % mensual, una subida de 0,2 puntos porcentuales con respecto a mayo.

“Hay momentos en que se acelera más, por causas políticas, de expectativas, de situaciones económicas, o por el mayor o menor impacto de la inflación mundial”, dijo este jueves la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, en una conferencia de prensa horas antes de conocerse los datos del Indec.

En su defensa, Cerruti se mostró tajante: “Argentina viene de una inflación de 50 puntos cuando asumimos (el poder, en 2019), venimos lidiando y trabajando con ese problema desde entonces, utilizando todas las herramientas posibles”.

Los niveles inflacionarios argentinos funcionan desde hace años como una montaña rusa: el expresidente Mauricio Macri (2015-2019) le entregó la presidencia a Fernández con un 53,8 % y con pandemia de por medio se redujo al 36 % en 2020, pero el cierre de 2021 fue del 50,9 %.

Los analistas privados más optimistas, que cada mes consulta el Banco Central argentino, proyectan para este año una subida anual del 76 %, que de registrarse volvería a ser la más alta desde 1991, cuando los precios al consumidor crecieron un 84 %.

INFLACIÓN “MULTICAUSAL”

Para el economista Miguel Boggiano, Argentina encareció ampliamente el valor nominal de su moneda ante la emisión monetaria.

“La inflación y el déficit fiscal se financian con la impresión de papel moneda. Por más que frene en un determinado momento esa impresión, siempre hay un rezago”, comentó a Efe el director ejecutivo de Carta Financiera, empresa dedicada a la gestión de inversiones.

No obstante, para el Gobierno la inflación es “multicausal”.

“Al decir que es ‘multicausal’ le echan la culpa a la guerra en Ucrania, a los supermercadistas y otra parte a los oligopolios, siempre señalan a terceros”, enumeró Boggiano.

“Ellos son bien conscientes de que la emisión existe y una de las pruebas son las Leliq que absorben pesos en circulación”, remató el especialista.

Las Leliq son títulos argentinos emitidos por el Banco Central, que tienen un plazo semanal y se licitan diariamente, y que además funcionan como instrumentos de control monetario para captar pesos que salen de circulación.

Hasta la fecha, el país suramericano posee reservas de dólares por un total 40.397 millones, pero al mismo tiempo un exceso de pesos, de los que la población busca desprenderse con la compra de divisas extranjeras u objetos hechos a partir de esas monedas.

AUMENTOS ESENCIALES

De acuerdo con el informe oficial, los bienes tuvieron el sexto mes del año una variación positiva del 5,2 % en comparación a mayo, mientras que los servicios subieron un 5,5 %, números que ascienden al 66 % y el 58,4 %, respectivamente, en la comparación interanual.

Entre las categorías más afectadas por la subida de precios se destacaron la incidencia en la salud (7,4 %) por el aumento de las cuotas de la medicina prepaga y los medicamentos, seguido por la vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (6,8 %) debido al crecimiento de las tarifas en los servicios básicos.

Por último, la sección de bebidas alcohólicas y tabaco (6,7 %), que junto al aumento de las bebidas, se destacó el arrastre que dejó el alza de los cigarrillos durante el mes de mayo.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas (4,6 %) tuvieron la mayor incidencia en todas las regiones del país, con un especial aumento en los vegetales, junto a las carnes y derivados.

En este sentido, la portavoz presidencial destacó la labor de la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, ciertas herramientas de control de mercado y acuerdos con supermercadistas.

“El Gobierno toma una cantidad de medidas que tiene que ver con la macroeconomía, con el ordenamiento de las expectativas y herramientas puntuales, como Precios Cuidados, si hubo remarcaciones por especulación, esperamos que no jueguen con la mesa de los argentinos”, indicó.

El mecanismo de “Precios Cuidados” busca brindar una especie de “referencia” de precios para productos de consumo masivo, en un contexto de alta inflación que afecta a los alimentos diarios podría representar una alternativa útil si está bien implementada.

Acerca de ProfesionalesHoy 42479 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy