El Gobierno francés rebaja sus expectativas de crecimiento en 2023 al 1,4 %

París, 21 jul (EFE).- El Gobierno francés, que ya había revisado a la baja a finales de junio sus expectativas de crecimiento para este año al 2,5 %, redujo este jueves al 1,4 % las del año próximo, aunque espera contener la inflación, del 5,1 % en 2022 al 3,3 % en 2023.

El ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, se mantuvo hoy convencido de que las medidas que está tomando y va a tomar su Gobierno permitirán remontar la situación y acelerar progresivamente ese crecimiento al 1,6 % en 2024, al 1,7 % tanto en 2025 como en 2026 y al 1,8 % en 2027.

Le Maire, que presentó a la prensa el Programa de Estabilidad para los próximos cinco años, insistió en que el "objetivo estratégico" para el segundo mandato del presidente francés, Emmanuel Macron, es el "pleno empleo" en 2027.

Es decir -subrayó-, disminuir la tasa de paro (que está ligeramente por encima del 7 % en la actualidad) al 5 % en 2027, algo que en Francia no se ha dado en el último medio siglo.

Este nuevo Programa de Estabilidad adapta las previsiones al impacto del choque económico por la guerra en Ucrania y de la gran incertidumbre por la inflación y por posibles problemas de aprovisionamiento energético para el próximo invierno.

En él no solo se incorporan las expectativas de aumento del producto interior bruto (PIB) para 2022, que eran del 4 % hasta el mes pasado, sino que también se corrigen para 2023, con cuatro décimas menos de lo que el Ejecutivo había anticipado anteriormente.

Sobre la inflación, el titular de Economía y Finanzas se mostró convencido de que se ralentizará el año próximo porque el choque energético ya se ha producido una vez y no se va a repetir, sobre todo con la diversificación de las fuentes de aprovisionamiento, que acabarán propiciando un descenso de los precios.

A su parecer, también contribuirá a ese descenso la política del Banco Central Europeo (BCE) que este jueves decidió una subida de tipos de interés de medio punto, algo que no había ocurrido en los últimos once años.

Le Maire hizo hincapié en la "seriedad" en la gestión de las finanzas públicas que trasluce su Programa de Estabilidad, que contempla reducir progresivamente el déficit público desde el 5 % del PIB este año y el próximo hasta el 2,9 % en 2027. Eso supondría dejarlo a un nivel inferior del límite que establecía el Pacto europeo de Estabilidad y Crecimiento.

En paralelo, la deuda pública francesa debería empezar a disminuir a partir del pico que se espera en 2025, con un 113,3 % del PIB: al 113,2 % en 2026 y al 112,5 % en 2027.

El gasto público aumentará en los cinco próximos ejercicios a un ritmo del 0,6 %, lo que supondría el menor de los últimos 20 años, destacó el ministro.

Le Maire también reiteró los planes para continuar bajando los impuestos, aunque en una menor cuantía que en el primer mandato de Macron, y los proyectos de las dos grandes reformas a la vista, la del trabajo y la de las pensiones.

Acerca de ProfesionalesHoy 42468 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy