Mañana comienza la huelga de tripulantes de Iberia Express convocada por USO

Madrid, 27 ago (EFE).- Mañana domingo comienza una tanda de 10 días de huelga entre los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Iberia Express convocados por USO, en una protesta que demanda mejoras salariales en la negociación del convenio, de la que se ha desmarcado CCOO, la otra central con representación en la compañía.

La empresa ha señalado que operará el 93,2 % de los vuelos programados entre mañana y el próximo 31 de agosto, periodo en el que ha cancelado 28 vuelos no incluidos en los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Transportes.

Después de un intento fallido de acercar posturas este viernes en la mesa negociadora del II Convenio de TCP de Iberia Express, USO mantiene la convocatoria de huelga hasta el próximo 6 de septiembre para los 532 tripulantes de la aerolínea.

El Ministerio de Transportes fijó los servicios mínimos, que se sitúan entre el 32 % y el 85 % de los servicios operados a/o desde Madrid por Iberia Express, la filial de bajo coste de Iberia.

El sindicato convocante cifra en 92 los enlaces con base en Madrid-Barajas que se suspenderán en los 10 días para los que está convocada la huelga, pero fuentes de la aerolínea precisan que las suspensiones a partir del día 31 no se han decidido todavía.

Iberia Express señala que los días 28 y 29 cancelará un vuelo de ida y vuelta por día con Canarias, Baleares, Sevilla y Santiago; el día 29 uno con Málaga (ida y vuelta); el día 30 otro de ida y vuelta en cada caso con Baleares, Sevilla y Santiago, y el día 31, otro de ida y vuelta con Canarias y Baleares.

De los 3.700 clientes que la aerolínea calcula que se verán afectados por estas cancelaciones, 3.000 ya han sido reubicados en otros vuelos y el resto está pendiente de elegir la opción que más les convenga (transporte alternativo, reembolso, cambio de fecha o bonos).

USO exige adecuar los salarios a la subida del coste de la vida, ya que llevan congelados desde 2015, según sus datos, en tanto que la empresa defiende que las exigencias sindicales son "desproporcionadas" y supondrían un aumento del coste salarial por encima del 26 %.

CCOO se desmarcó de esta convocatoria y firmó un acuerdo con la compañía mientras se negocia el convenio por el que Iberia Express abonaría a todos los tripulantes un anticipo a cuenta del convenio de 1.350 euros para los sobrecargos y de 950 euros para los TCP.

Acerca de ProfesionalesHoy 42840 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy