España impulsa una declaración conjunta para desbloquear el tipo mínimo en la UE

Praga, 9 sep (EFE).- España impulsará una declaración conjunta de los ministros de Economía y Finanzas de la UE para sortear el veto húngaro a la introducción de un tipo mínimo del impuesto de sociedades en el bloque, y apoyaría adoptar la propuesta a través de una cooperación reforzada que no requiera unanimidad de los Veintisiete.

"Estamos trabajando con un conjunto de países para tratar de tener el máximo en esta declaración conjunta, pero en todo caso España va a expresar claramente en la reunión nuestro apoyo a cualquier instrumento o acción que nos permita seguir adelante y que rompa el bloqueo derivado de la unanimidad exigida para los cambios fiscales", dijo la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en Praga.

Calviño no precisó cuántos países se habrían sumado ya a la misma ni el contenido de esta declaración, que buscaría sortear el veto que mantiene Hungría a la propuesta para aplicar en la UE el acuerdo logrado el año pasado en la OCDE para fijar un tipo mínimo efectivo del impuesto de sociedades del 15 % para las empresas que facturen más de 750 millones de euros anuales.

Entre las opciones para ello estaría avanzar con una cooperación reforzada, un mecanismo que permite sacar adelante iniciativas que no cuentan con el apoyo de los 27 socios siempre y cuando las respalden un mínimo de nueve estados miembros y que ya se ha usado en otras áreas, como política Interior.

"Apoyaremos cualquier iniciativa de cooperación reforzada o propuesta que la Comisión Europea pueda hacer", dijo Calviño en declaraciones a la prensa a su llegada al consejo informal que celebran los ministros comunitarios en Praga.

"Tenemos que acelerar el trabajo para que en la UE tengamos reglas apropiadas y, en particular, un tipo mínimo del impuesto para las grandes empresas porque tenemos que tener una justa distribución de los costes de la guerra y del impacto de los altos precios de la energía y esto requiere un sistema adecuado también por el lado fiscal", insistió la vicepresidenta española.

Se calcula que este tipo mínimo podría generar 150.000 millones de euros adicionales de recaudación cada año a nivel global.

La intención de la UE, en línea con la OCDE, era tener en marcha la medida en 2023, objetivo que parecía alcanzable en junio después de que Polonia levantase sus reservas a la propuesta.

Sin embargo, el dossier quedó bloqueado ese mismo día por el veto de último minuto de Budapest, que meses antes había anunciado que retiraba su oposición a la medida tras conseguir algunas modificaciones en la misma.

Los ministros de Economía y Finanzas debatirán sobre política tributaria mañana, sábado, tras una primera sesión de trabajo este viernes centrada en evaluar la situación económica, las decisiones adoptadas ayer por el Banco Central Europeo y la coordinación de las políticas de los socios para amortiguar el impacto de la inflación en hogares y empresas.

Acerca de ProfesionalesHoy 42840 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy