SMM

Home / AA En Portada / Apalancamiento

Apalancamiento

Por: Juan Díaz Cano, presidente de la Real Liga Naval Española

No sé si porque el paso de los años comienza a hacer mella, el caso es que con frecuencia vienen a mi mente recuerdos de otros tiempos en los que la inocencia presidía el devenir de mi existencia. Sin ir más lejos, hace unos días recordaba a un viejo profesor de la asignatura de Hacienda Pública cuyo nombre no viene al caso. Era un hombre ya mayor, descreído y de vuelta de todo en cuyas argumentaciones intelectuales nunca faltaba un toque de cinismo inteligente.

Recuerdo que en una ocasión, finalizando una de sus clases, dejó caer dos ideas que en aquel entonces me parecieron reveladoras. Mirando fijamente a la clase dijo: “miren, si quieren triunfar en su vida profesional, estudien lo justo y empleen el tiempo en entablar relaciones  y hacer amigos. Ah, y, sobre todo, recuerden que lo importante en esta vida no es tener dinero, lo importante es tener crédito”. El paso del tiempo y mi experiencia de vida me demostraron que efectivamente hacer amigos y entablar relaciones funciona mejor que dejarse los ojos frente a los libros. En cuanto al segundo aserto debo reconocer, que como toda idea encaminada a escandalizar gratuitamente, ésta guardaba escondida una falacia que en aquel entonces no acerté a ver, y es que el dinero siempre precede al crédito.

Endeudamiento, causa del apalancamiento

Hace pocas fechas se hacía público un listado sobre el endeudamiento de las principales empresas españolas. Y en casi todas ellas los analistas hablaban de un “generalizado apalancamiento” como denominador más o menos común a todas ellas. El apalancamiento  (horrible palabra) no es más que la diferencia entre los fondos propios y el endeudamiento de una empresa. En el caso de cuentas públicas endeudamiento y apalancamiento se funden hasta confundirse en un único concepto.

Este hecho generalizado deja muy claro que tradicionalmente nuestras grandes empresas han venido utilizando como principal medio de financiación la vía del endeudamiento. Hecho éste que en el caso de nuestras compañías navieras se agrava de modo significativo. Analizar el balance de cualquiera de nuestras navieras pone en evidencia la debilidad financiera de casi todas ellas. El origen hay que buscarlo en los tradicionales sistemas de financiación en la construcción de sus barcos. Sistemas en los que la aportación del armador a la construcción no se producía como tal sino que se dilataba en el tiempo en forma de mayor devolución de los préstamos navales. Esto, sin embargo, se articulaba de modo que la aportación del naviero pasaba a engrosar los fondos propios de la compañía, que veía cómo en realidad el crédito naval financiaba el 100% del valor de construcción del buque.

Este modelo ha funcionado razonablemente siempre que el ciclo económico se ha mostrado expansivo. Sin embargo, la llegada de ciclos bajistas a la economía ha mostrado la debilidad de este sistema de financiación. Con cuentas de explotación incapaces de hacer frente a las devoluciones de los créditos navales, los navieros han visto perder sus flotas a manos de unas pocas compañías que, desde hace unos años, oligopolizan la flota mercante internacional. Cada ciclo depresivo su posición en el mercado aumenta a costa de desprevenidos armadores que en períodos de auge del mercado de fletes se obcecaron en encargar la construcción de nuevas unidades.

Así que, visto lo visto, la única opción de futuro viable para nuestros navieros y nuestros empresarios pasa por un cambio de modelo de financiación hacia nuevos modelos alejados del pernicioso concepto de apalancamiento. Esto exigirá un cambio de mentalidad en una clase empresarial, desgraciadamente, poco acostumbrada a rascarse el bolsillo.

About ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

El Puerto de Almería es el cuarto de España que más crece en tráfico portuario entre enero y julio

Entre enero y julio de este año, el tráfico portuario registrado por los puertos gestionados …

Publicidad

Unihak
Volvo
Hempel
Bender
Econor
Schottel
Chorronaval
La-Parrilla
Northgate

Actualidad sobre el sector energético

Actualidad sobre obra pública