Un productor de gas mejora su funcionamiento tras actualizar los sistemas de instalaciones de proceso

La ingeniería es el arte del ingenio aplicado. Sus practicantes toman problemas a gran escala y encuentran formas creativas de resolverlos. Algunas de las mayores hazañas de ingeniería de la historia comenzaron como desafíos aparentemente insuperables que, una vez superados, liberaron un valor tremendo y continuo.

En la industria del petróleo y el gas, abordando los grandes problemas es donde se gana cuota de mercado. Las empresas que identifican el desafío y se arriesgan a resolverlo son recompensadas con una ventaja competitiva duradera. Precisamente, la resolución de problemas está en la fibra misma de la empresa anglo-francesa de recursos naturales Perenco. Trabajando en proyectos de petróleo y gas en África, Asia y América, la empresa ha evolucionado trayendo nuevos y lucrativos modelos de negocio al mercado.

Una manifestación de su ambición es su operación de producción de gas Sanaga, que alimenta la central eléctrica de Kribi en el suroeste de Camerún. En lugar de construir un pozo de gas fijo desde cero, un proceso que puede llevar muchos años completar, Perenco decidió en 2015 permitir el lanzamiento del primer ejemplo mundial de embarcación flotante convertida en una planta de licuefacción de gas (FLNG) construida a partir de un barco convertido. Denominado Hilli Episeyo, el barco no solo redujo años el proceso de puesta en marcha, sino que creó una forma más adaptable de recuperar gas de las reservas de gas varado, de conformidad con la legislación nacional.

La operación offshore de Sanaga se controla desde las instalaciones de proceso central (CPF) de gas onshore Bipaga de Perenco. La instalación de Bipaga recibe gas natural de Sanaga y, tras el procesamiento con tratamiento a baja temperatura, entrega un condensado de gas natural licuado (GNL) y gas licuado de petróleo (GLP) como subproducto. Estas instalaciones le permiten a Perenco producir 1,2 millones de toneladas de GNL para la exportación y 26.000 de gas doméstico para alimentar a los hogares de Camerún.

¿Actualizar o reemplazar?

La operación del buque pionero FLNG requiere que los procesos industriales y la seguridad se controlen desde un conjunto distribuido de centros de comando. El CPF es un componente esencial en la coordinación de la cadena de suministro de producción de gas.

Su anterior sistema de control distribuido (DCS) tenía una serie de desafíos. En primer lugar, el proceso y los elementos de seguridad estaban desalineados, lo que generaba ineficiencias operativas. En segundo término, la falta de información de diagnóstico significaba que se requería personal formado in situ para identificar y abordar los problemas. En tercer lugar, la plataforma carecía de la escalabilidad para ampliar la capacidad, que estaba bajo presión a medida que crecían las operaciones en el campo de gas de Sanaga.

Los sistemas integrados de proceso de gas brindan un mayor control, seguridad y escalabilidad sin una transición costosa

Los desafíos fueron evidentes durante un incidente particular. Se identificó un problema de red en una etapa tardía, que requería que ingenieros especializados se trasladaran al lugar. Resolver el problema significó una semana de tiempo de inactividad y costes considerables, destacando la necesidad urgente de un mayor grado de autonomía de los sistemas y una respuesta más rápida en la resolución de problemas.

Esto dejó a Perenco con una opción: actualizar el sistema existente o reemplazarlo por completo. Después de un análisis profundo, la compañía decidió pasar del DCS a un sistema integrado de control y seguridad (ICSS) conectado a las operaciones de datos centralizadas de Perenco, y a puntos de acceso remoto en Douala y París, sede general local y central de la empresa, respectivamente.

Estos nuevos requisitos llevaron a Perenco a adjudicar el contrato a nuestros partners ITEC Engineering, que se apoyaron en Rockwell Automation para ayudar a cubrir el alcance completo del proyecto, desde la electricidad y la instrumentación, hasta la integración de la planta ICSS.

Ventajas de la actualización

Un año después de la implementación, Perenco reconoce una serie de beneficios que justifican su decisión de evolucionar su DCS original. Tal y como explican desde las firma, los beneficios son los siguientes:

• Escalabilidad mejorada. PlantPAx de Rockwell se basa en una arquitectura de servidores múltiples, lo que significa que Perenco puede expandir la operación y agregar nuevos procesos fácilmente. La compañía hizo esto en octubre de 2019, encargando sistemas adicionales sin interrumpir los procesos en el barco o CPF.

• Capacidades de integración mejoradas. Perenco ahora tiene un ICSS eficiente que reúne todos los procesos y sistemas de seguridad en una sola arquitectura. Esto es muy beneficioso para quienes trabajan en las instalaciones de Bipaga, tanto en el sitio como desde ubicaciones remotas, ya que crea una experiencia de usuario más fluida. También es un beneficio para toda la organización, ya que Perenco está utilizando la tecnología de Rockwell en varias plantas, por lo que puede solicitar a los proveedores que se estandaricen en Rockwell.

• Mejores diagnósticos. La naturaleza abierta de la tecnología de Rockwell significa que el personal de TI de Perenco tiene una capacidad mejorada para monitorizar el desempeño de los sistemas de proceso y seguridad en el CPF, y una mayor agilidad para reaccionar a los problemas sin el requisito de ingeniería in situ. Rockwell e ITEC Engineering incluyeron intencionalmente al equipo de TI de Perenco al establecer los parámetros en torno a los sistemas para garantizar el más alto nivel de cumplimiento desde una perspectiva de seguridad de TI.

• Mayor simplicidad. El ICSS de Rockwell es mucho más sencillo de mantener y actualizar para Perenco. A Perenco ahora le resulta más fácil formar al personal para usar sus sistemas y puede adaptar los procesos sin crear nuevas complicaciones.

La experiencia de Perenco ha sido tan positiva que, un año después de implementar PlantPAx, decidió reemplazar su DCS por completo y tener un sistema totalmente integrado en todas sus operaciones. Un factor clave en esta decisión ha sido su relación con ITEC Engineering y nuestros propios profesionales. Juntos hemos utilizado nuestro conocimiento del negocio para ofrecer una solución superior, lo que permite a Perenco avanzar más rápidamente, continuar abordando los grandes problemas y obtener una ventaja que promete ofrecer valor para la operación de Sanaga en el futuro.

Suscrbete

About Marisa Sardina

Te puede interesar

Baleària convierte 85.000 envases de plástico en mobiliario de terrazas para dos de sus ‘ferries’

Baleària ha reutilizado el plástico equivalente a más de 85.000 botellas para construir el mobiliario …

Publicidad

Hawke

Iguazuri
Volvo
Hempel
Bender
Econor
Schottel
Chorronaval
La-Parrilla

Actualidad sobre el sector energético

Actualidad sobre obra pública