uhinak

Entrevista con Manuel Vázquez, presidente Aclunaga

El sector naval gallego se encuentra en una situación difícil, como el resto de los sectores con un fuerte componente exportador. En el primer semestre del año hubo un parón muy importante de la actividad, además de una suspensión de la actividad comercial y de venta en el resto de los países, ya que nuestro sector produce el 90% de los bienes para exportar, no para consumo interno, por lo que dependemos de la situación que se vive en el mercado internacional. Manuel Vázquez, presidente Aclunaga, Asociación Clúster del Naval Gallego, explica que aunque en el segundo semestre, se ha retomado la actividad, “tenemos que ser cautos en cuanto a expectativas, ya que la posibilidad de los rebrotes es una realidad que nos puede afectar negativamente”. Y por tanto, la necesidad de trabajar desde la asociación “para reactivar todos los proyectos que estaban a punto de ser firmados, además de empezar a planificar la agenda internacional de trabajo y de contactos para intentar conseguir nuevos contratos de cara al futuro”.

Los ERTE ¿en qué medida han ayudado, o están ayudando al sector?

Los ERTES han supuesto una gran ayuda. La mayor parte de nuestras empresas son pequeñas y medianas. Sin los ERTES, la mayor parte habrían estado abocadas a despedir a muchos trabajadores. Ahora bien, deben cobrarse, debe estar garantizado el pago.

¿Creen que esta crisis sanitaria afectará a la materialización de nuevos contratos?

Es evidente que ha habido una fuerte contracción de la economía mundial que nos está afectando. El sector de los cruceros y buques de pasaje se encuentra, con la pandemia, en una fase crítica a nivel mundial y se prevé una ralentización a corto y medio plazo, como dato reseñable, la bajada de nuevos pedidos en un porcentaje del 62% en CGT y del 70% en valor desde el pasado año, datos bastante significativos.

¿Cómo valoran los apoyos del Gobierno en materia económica?

Las medidas que se nos han brindado no son las más idóneas. Concretamente, para acceder a mecanismos como el aplazamiento de impuestos o de servicios generales se han fijado unos umbrales de facturación que dejan fuera a muchas pymes, que son la tipología mayoritaria en nuestro sector.

Con respecto a los créditos del ICO, además de ser insuficientes, suponen incrementar el endeudamiento a corto de las empresas en un momento como el actual, de dificultad de tesorería. Lo que necesitamos es un plan con medidas que vayan acompasadas, al menos cualitativamente, con las que están tomando países punteros de Europa.

¿Qué comparativa nos puede hacer entre la situación de España a la de otros países europeos a nivel de bonificaciones o incentivos?

España ha puesto en marcha medidas fiscales para estimular la economía y hacer frente a las necesidades generadas por la pandemia por un gasto cercano al 10.6% del PIB, frente a Alemania (31,5%), Italia (31,5%), Reino Unido (16,9%) o Francia (16,2%), según recoge el Fondo Monetario Internacional (FMI) en sus Base de Datos sobre estímulos fiscales por el Covid-19

¿Cómo ven el horizonte a corto y medio plazo?

Muy complejo a corto y medio plazo. El próximo año va a ser un año en el que habrá que conseguir contratos, hablar con clientes y proveedores de todo el mundo, y quizás donde ya teníamos clientes y proveedores tengamos que buscar unos nuevos que vayan coincidiendo con la reactivación económica mundial.

El mercado de los grandes yates era un segmento en crecimiento antes del Covid-19 ¿Cómo vislumbran su futuro, en el contexto actual?

Como ya le comentaba, con la situación de pandemia generalizada a nivel mundial, se prevé una ralentización en el mercado de los grandes yates, que según nuestra asociación europea SeaEurope tan sólo alcanza ahora mismo el 10% del mercado en CGT.

¿Cuál es la situación actual de los astilleros gallegos?

En los astilleros del área de Vigo, los contratos firmados hasta el momento garantizan carga de trabajo para finalizaciones entre 2020 y 2022, según los casos…pero no aseguran puestas de quilla para ninguno de esos años.

En el caso de Navantia, además de la reciente firma del contrato de eólica marina para Iberdrola, está finalizando el buque para la Armada australiana, que se entregará a finales de año, pero no se prevé nuevas construcciones hasta el inicio del contrato de las fragatas para la Armada española, que al parecer comenzaría en 2022, lo que supone un momento muy difícil para la industria auxiliar de la comarca.

“Necesitamos un plan con medidas que vayan acompasadas, al menos cualitativamente, con las que están tomando países punteros de Europa”

¿Cómo se viene trabajando desde Aclunaga para mejorar la innovación, la tecnificación y la diversificación del sector gallego?

Trabajamos para promover la innovación apoyando y promoviendo la participación de las empresas del sector en programas de innovación tecnológica, además de participar de forma activa en programas europeos de innovación. Desde hace ya seis años se han intensificado los trabajos de apoyo y asesoramiento en la prospección y trabajo internacional, acudiendo en ese periodo a más de 90 actuaciones en el exterior.

Datos del sector naval gallego

•            Empresas: 295

•            Facturación:2.139.178 (mil €)

•            Empleo: 12.263

•            % del sector sobre PIB de la Industria en Galicia: 18,5 %

Suscrbete

About Marisa Sardina

Publicidad

Hawke

Iguazuri
Volvo
Hempel
Bender
Econor
Schottel
Chorronaval
La-Parrilla

Actualidad sobre el sector energético

Actualidad sobre obra pública