Rina

Volvo

La guerra impacta en la seguridad marítima

La industria del transporte marítimo internacional es responsable del transporte de alrededor del 90 % del comercio mundial, por lo que la seguridad de los buques es fundamental. Según Allianz, el sector ha seguido una evolución positiva que se ha visto interrumpida por el conflicto entre Rusia y Ucrania, los costosos problemas que afectan a los buques de mayor porte, la congestión en los puertos debido al auge del tráfico marítimo y la gestión de la descarbonización.

“El sector del transporte marítimo ha demostrado una enorme capacidad de recuperación en medio de mares tormentosos en los últimos años, como lo demuestra el auge que vemos hoy en varios segmentos de la industria”, indica el Capitán Rahul Khanna, director general de Consultoría de Riesgos Marinos en AGCS. “Las pérdidas totales están en mínimos históricos: alrededor de 50 a 75 por año durante los últimos cuatro años en comparación con más de 200 anuales en la década de 1990. Sin embargo, la trágica situación en Ucrania ha causado una interrupción generalizada en el Mar Negro y en otros lugares, lo que ha exacerbado los problemas actuales de la cadena de suministro, la congestión portuaria y la crisis de la tripulación causados ​​por la pandemia de Covid-19. Al mismo tiempo, algunas de las respuestas de la industria al auge del transporte marítimo, como cambiar el uso o extender la vida útil de los buques, también levantan banderas de advertencia. Mientras tanto, el creciente número de problemas que plantean los grandes buques, como incendios, encalladuras y complejas operaciones de salvamento, siguen siendo un desafío para los armadores y sus tripulaciones”.

Los análisis anuales del estudio AGCS informaron pérdidas y accidentes (incidentes) de transporte de más de 100 toneladas brutas. Así, durante 2021, se informaron 54 pérdidas totales de embarcaciones a nivel mundial, en comparación con las 65 del año anterior. Esto representa una disminución del 57 % en 10 años (127 en 2012), mientras que a principios de la década de 1990 la flota mundial perdía más de 200 barcos al año. El total de pérdidas de 2021 se hace más impresionante por el hecho de que hay un estimado de 130.000 barcos en la flota mundial hoy, en comparación con unos 80.000 hace 30 años. Tal progreso refleja el mayor enfoque en las medidas de seguridad a lo largo del tiempo a través de programas de capacitación y seguridad, diseño mejorado de barcos, tecnología y regulación.

Según el informe, ha habido casi 900 pérdidas totales durante la última década (892). La región marítima del sur de China, Indochina, Indonesia y Filipinas es el principal punto crítico de pérdidas a nivel mundial, representando una de cada cinco pérdidas en 2021 (12) y una de cada cuatro pérdidas durante la última década (225), impulsada por factores que incluyen altos niveles de comercio, puertos congestionados, flotas más antiguas y clima extremo. A nivel mundial, los buques de carga (27) representan la mitad de los buques perdidos en el último año y el 40 % en la última década. Los hundimientos (hundidos/sumergidos) fueron la causa principal de las pérdidas totales durante el año pasado, representando el 60 % (32).

Si bien las pérdidas totales disminuyeron durante el año pasado, el número de accidentes o incidentes marítimos notificados aumentó. Las Islas Británicas vieron el número más alto (668 de 3.000). Los daños a la maquinaria representaron más de uno de cada tres incidentes en todo el mundo (1311), seguidos de las colisiones (222) y los incendios (178), con un aumento del número de incendios de casi un 10 %.

Impacto de la guerra

La industria naviera se ha visto afectada en múltiples frentes por la invasión rusa de Ucrania, con la pérdida de vidas y embarcaciones en el Mar Negro, la interrupción del comercio y la creciente carga de sanciones. También enfrenta desafíos en las operaciones diarias, con efectos colaterales para la tripulación, el costo y la disponibilidad del combustible y el potencial de un riesgo cibernético creciente.

La invasión tiene más ramificaciones para una industria marítima global que ya enfrenta escasez. Los marinos rusos representan algo más del 10 % de los 1,89 millones de trabajadores del mundo, mientras que alrededor del 4 % proceden de Ucrania. Esta gente de mar puede tener dificultades para regresar a casa o reincorporarse a los barcos al final de los contratos. Mientras tanto, es probable que un conflicto prolongado tenga consecuencias más profundas, lo que podría remodelar el comercio mundial de energía y otros productos básicos. Una prohibición ampliada del petróleo ruso podría contribuir a aumentar el costo del combustible y afectar a la disponibilidad, lo que podría empujar a los armadores a usar combustibles alternativos. Si dichos combustibles son de calidad inferior a la estándar, esto puede dar lugar a reclamaciones por avería de maquinaria en el futuro. Al mismo tiempo, las agencias de seguridad continúan advirtiendo sobre una mayor perspectiva de riesgos cibernéticos para el sector del transporte marítimo, como la interferencia de GPS, la suplantación del sistema de identificación automática (AIS) y la interferencia electrónica.

“Es probable que la industria de seguros vea una serie de reclamos bajo pólizas de guerra especializadas de embarcaciones dañadas o perdidas por minas marinas, ataques con cohetes y bombardeos en zonas de conflicto”, explica Justus Heinrich, responsable de producto global, Marine Hull, en AGCS. “Las aseguradoras también pueden recibir reclamos bajo pólizas de guerra marítima de embarcaciones y carga bloqueadas o atrapadas en puertos y aguas costeras de Ucrania”.

La evolución de la gama de sanciones contra los intereses rusos presenta un desafío considerable. La violación de las sanciones puede resultar en una severa acción de cumplimiento, pero el cumplimiento puede ser una carga considerable. Puede ser difícil establecer el propietario final de una embarcación, carga o contraparte. Las sanciones también se aplican a varias partes de la cadena de suministro del transporte, incluidos la banca y los seguros, así como los servicios de apoyo marítimo, lo que hace que el cumplimiento sea aún más complejo.

Incendios a bordo

Durante el año pasado, los incendios a bordo del “Felicity Ace” y del buque portacontenedores “X-Press Pearl” resultaron en pérdidas totales. Los incendios de carga son una preocupación prioritaria. Según Allianz, ha habido más de 70 incendios reportados en buques portacontenedores solo en los últimos cinco años. Los incendios a menudo comienzan en los contenedores, lo que puede ser el resultado de una declaración errónea o no declarada de carga peligrosa, como productos químicos y baterías; alrededor del 5 % de los contenedores enviados pueden consistir en mercancías peligrosas no declaradas. Los incendios en embarcaciones grandes pueden propagarse rápidamente y ser difíciles de controlar, lo que a menudo provoca que la tripulación abandone el barco, pudiendo aumentar significativamente el costo final de un incidente.

Los incendios también se han convertido en un importante factor de pérdidas para los transportistas de automóviles. Entre otras causas, pueden iniciarse en las bodegas de carga, provocadas por averías o cortocircuitos eléctricos en los vehículos, mientras que las cubiertas abiertas pueden permitir que se propaguen rápidamente. El creciente número de vehículos eléctricos (EV) transportados por mar trae más desafíos, dado que los sistemas de contramedidas existentes pueden no responder de manera efectiva en caso de un incendio de EV. Las pérdidas pueden ser costosas, dado el valor de la carga del automóvil y el costo de la eliminación de los restos del naufragio y la mitigación de la contaminación.

Cuando las embarcaciones grandes tienen problemas, la respuesta de emergencia y encontrar un puerto de refugio puede ser un desafío. Se requieren equipos de salvamento especializados, remolcadores, grúas, barcazas e infraestructura portuaria, lo que añade tiempo y coste a la respuesta. El “X-Press Pearl”, que se hundió después de que dos puertos le negaran refugio después de un incendio es uno de varios incidentes en los que los portacontenedores han tenido dificultades para encontrar un refugio seguro. Mientras tanto, la operación de salvamento del “Golden Ray”, que naufragó en EE. UU. en 2019, llevó casi dos años y costó más de 800 millones de dólares.

“Con demasiada frecuencia, lo que debería ser un incidente manejable en un buque grande puede terminar en una pérdida total. El salvamento es una preocupación creciente. Las preocupaciones ambientales están contribuyendo al aumento de los costes de recuperación y remoción de restos de naufragios, ya que se espera que los propietarios de barcos y las aseguradoras hagan un esfuerzo adicional para proteger el medio ambiente y las economías locales”, explica Khanna. “Anteriormente, un naufragio podría haberse dejado in situ si no representaba un peligro para la navegación. Ahora, las autoridades quieren que se eliminen los restos de naufragios y se restablezca el entorno marino, independientemente del costo”.

Los costes de salvamento más altos, junto con la carga de pérdidas más grandes en general, son un coste que asumen cada vez más los propietarios de la carga y sus aseguradoras. “La avería gruesa, el proceso legal por el cual los dueños de la carga comparten proporcionalmente las pérdidas y el coste de salvar una empresa marítima, se ha convertido en un hecho frecuente y de gravedad, con el aumento en el número de grandes barcos involucrados en incendios, encallamientos y pérdidas de contenedores en el mar, en comparación con hace cinco años”, explica Régis Broudin, director general de reclamos marítimos de AGCS. Fue declarado así en los incidentes de “Ever Forward” y “Ever Given”. El gran portacontenedores “Ever Forward” encalló en los EE. UU. en marzo de 2022 y estuvo atascado durante más de un mes antes de ser liberado, casi un año después de que su buque hermano, “Ever Given”, bloqueara el Canal de Suez.

Nuevos desafíos

Si bien la pandemia de la Covid-19 generó pocas reclamaciones directas para el sector de seguros marítimos, el impacto posterior en el bienestar de la tripulación y el auge de la congestión del transporte marítimo y portuario plantea posibles problemas de seguridad. La demanda de tripulación es alta, pero muchos marinos cualificados y experimentados están abandonando la industria. Así, se pronostica una grave escasez de oficiales dentro de cinco años.

Para aquellos que se quedan, la moral es baja ya que las presiones comerciales, los deberes de cumplimiento y las cargas de trabajo son altas. Esta situación, según el análisis de AGCS, ha llevado a que el 75 % de los incidentes de transporte involucren errores humanos.

El repunte económico de los bloqueos de la Covid-19 ha creado un momento de auge para el transporte marítimo, con aumentos récord en las tarifas de fletamentos y fletes. Si bien esto es positivo para las compañías navieras, las tarifas de flete más altas y la escasez de capacidad de los buques portacontenedores están tentando a algunos operadores a utilizar graneleros, o considerar convertir los buques cisterna para transportar contenedores. El uso de buques que no son portacontenedores para transportar contenedores plantea dudas sobre la estabilidad, las capacidades de extinción de incendios y la seguridad de la carga. Los graneleros no están diseñados para transportar contenedores, lo que podría afectar sus características de maniobra con mal tiempo, y es posible que la tripulación no pueda responder adecuadamente en un incidente.

Con una alta demanda de envíos, algunos propietarios también están extendiendo la vida útil de los buques. Incluso antes de la pandemia, la edad promedio de los buques estaba aumentando. Aunque hay muchas flotas bien gestionadas y mantenidas compuestas por buques más antiguos, el análisis ha demostrado que los buques portacontenedores y de carga más antiguos (de 15 a 25 años) tienen más probabilidades de generar reclamaciones, ya que sufren corrosión, mientras que los sistemas y la maquinaria son más propenso a la ruptura. La edad promedio de un buque involucrado en una pérdida total en los últimos 10 años es de 28 años.

Congestión portuaria

Las medidas de la Covid-19 en China, un aumento en la demanda de los consumidores y la invasión de Ucrania han sido factores decisivos en la congestión portuaria, poniendo a las tripulaciones, los manipuladores de puertos y las instalaciones bajo una presión adicional.

“La carga y descarga de buques es una operación especialmente arriesgada, en la que pequeños errores pueden tener grandes consecuencias. Los puertos de contenedores ocupados tienen poco espacio, mientras que la mano de obra experimentada requerida para manejar los contenedores adecuadamente es escasa. Agregue tiempos de respuesta rápidos y esto puede resultar en un entorno de mayor riesgo”, explica Heinrich.

Cambio climático

Con el impulso cada vez mayor detrás de los esfuerzos internacionales para abordar el cambio climático, la industria del transporte marítimo está bajo una presión cada vez mayor para acelerar sus esfuerzos de sostenibilidad, señala el informe, dado que sus emisiones de gases de efecto invernadero crecieron alrededor del 10 % entre 2012 y 2018. Según indica Allianz, la descarbonización requerirá grandes inversiones en tecnología verde y combustibles alternativos. Un número creciente de embarcaciones ya se están cambiando a gas natural licuado (GNL), mientras que se están desarrollando otros combustibles alternativos, como amoníaco, hidrógeno y metanol, así como barcos que funcionan con electricidad. La transición a combustibles alternativos probablemente traerá un mayor riesgo de reclamos por fallos en la maquinaria, entre otros riesgos, a medida que la nueva tecnología se establezca y las cuadrillas se adapten a los nuevos procedimientos.

About Beatriz Miranda

Te puede interesar

La flota pesquera pide una reconversión con ayuda al desguace para sobrevivir

Madrid, 25 jun (EFECOM).- Los pescadores han reclamado al Gobierno, con motivo del Día Internacional de la Gente de Mar, un plan de reconversión con ayudas al desguace de barcos que permita el saneamiento y la supervivencia de la flota española ante crisis como la del gasóleo, agravada por la guerra de Ucrania.

Publicidad

Hawke

Iguazuri
Volvo
Hempel
Bender
Econor
Schottel
Chorronaval

Actualidad del sector energético

  • Elmau recibe de nuevo al G7, otra vez sin Putin y volcado en Zelenski

    Elmau (Alemania), 25 jun (EFE).- El castillo y hotel de lujo de Elmau, en Baviera, recibe este domingo por segunda vez una cumbre del G7, de nuevo sin el presidente ruso, Vladímir Putin, y con los líderes de las grandes potencias volcados en la Ucrania de Volodímir Zelenski. The post Elmau recibe de nuevo al G7, otra vez sin Putin y volcado en Zelenski first appeared on Tecnoenergía.

  • Draghi urge a la UE a actuar en el frente energético para bajar la inflación

    Bruselas, 24 jun (EFE).- El primer ministro italiano, Mario Draghi, urgió este viernes a sus socios de la Unión Europea a actuar juntos "ahora" para rebajar los precios de la energía, en particular con un tope al precio del gas, para contener el aumento de la inflación. The post Draghi urge a la UE a actuar en el frente energético para bajar la inflación first appeared on Tecnoenergía.

  • Bruselas diseñará un plan de emergencia para afrontar más cortes de gas ruso

    Bruselas, 24 jun (EFE).- Los líderes de la Unión Europea encargaron este viernes a la Comisión un plan común de emergencia para reducir la demanda energética y lograr que el bloque esté preparado ante posibles nuevos cortes en el suministro de gas de Rusia, que en las últimas semanas ya ha reducido o detenido las entregas a una docena de socios del club. The post Bruselas diseñará un […]

  • Los sindicatos cifran en 80-85 % el seguimiento de la huelga del Metal de Vizcaya

    Bilbao, 23 jun (EFE).- Los sindicatos convocantes de la huelga del Metal de Vizcaya han cifrado su seguimiento en un 80-85 % con grandes empresas del sector completamente paradas, como Arcelor Sestao, Gestamp Bizkaia, Nervacero, Arteche, Tecuni, y contratas y fábricas de Petronor, Cie, Bruss o Elecnor. The post Los sindicatos cifran en 80-85 % el seguimiento de la huelga del Metal de Vizcaya […]

Actualidad sobre obra pública

  • Los Premios Potencia celebran la vuelta a la normalidad

    Más de 200 personas han asistido a la ceremonia de entrega de los XVI Premios Potencia de Maquinaria de OP e Infraestructuras, que tuvo lugar en el Hotel Mandarín Oriental Ritz de Madrid. The post Los Premios Potencia celebran la vuelta a la normalidad first appeared on Potencia.

  • Potencia 687 junio 2022
  • Manitou organiza su Convención Ibérica de Concesionarios 2022

    Como es habitual, Manitou ha vuelto a reunir a sus filiales española y portuguesa con los concesionarios de toda la Península en su Convención Ibérica anual. D. João Hébil, Managing Director para España y Portugal, D. Lauren Bonnaure, Executive Vice President Global Sales & Marketing y de D. Denis Ruf, Vice President South Europe por … The post Manitou organiza su Convención […]

  • Premios Potencia 2022: la normalidad vuelve a los premios de referencia del sector

    Convocados por TPI, llega la XVI edición de los Premios Potencia de Maquinaria de OP e Infraestructuras, que este 2022 se celebran el 23 de junio en Madrid. The post Premios Potencia 2022: la normalidad vuelve a los premios de referencia del sector first appeared on Potencia.