DDR Forum & Expo 2017: el gran encuentro internacional del sector

Scott Knightly, presidente de NDA

DDR 2017 ha cerrado las puertas de su primera edición en lo que ha sido el gran evento internacional del sector de la demolición, la decontaminación y el reciclaje. Durante tres días, el recinto de Brussel Expo acogió conferencias, mesas de trabajo y un intenso debate sobre el mundo de la demolición y el reciclaje.

Organizado por la Asociación Europea de Demolición (EDA, en sus siglas en inglés), el evento ha congregado a las principales empresas, contratistas y expertos del sector. La elección de la capital de la instituciones europeas para la celebración de esta primera edición no ha sido casual, ya que DDR Expo & Forum ha contado con la colaboración de la Comisión Europea en su organización y desarrollo. La práctica totalidad de las conferencias del tercer día de evento fueron realizadas por miembros de la Comisión, además de celebrar dos sesiones plenarias: una sobre el Protocolo de Residuos de Construcción y Demolición y una segunda sobre la Directiva Marco de Residuos.

El marco del evento también fue el elegido por la EDA para la celebración de su asamblea General, así como varias asociaciones nacionales aprovecharon la cita para la celebración de sus encuentros y asambleas particulares.

Foro y exposición

Bajo un formato de salón de exposición y programa de ponencias, los contenidos se fueron sucediendo durante las tres jornadas del evento tanto en salón plenario como en la sala de trabajo. La correcta gestión de residuos, su reciclado y la economía circular fueron los principales temas tratados durante el foro.

Ejemplos de buenas prácticas, oportunidades y retos a los que se enfrenta el sector, el papel de las Administraciones y casos prácticos fueron varios de los temas discutidos en profundidad.
William Sinclair, presidente de la EDA, y Scott Knightly, presidente de NDA (la Asociación Nacional de Demolición, que representa a las compañías canadienses y estadounidenses del sector), abrieron oficialmente el encuentro y presentaron el Informe de la Industria del sector, elaborado anualmente por la Asociación Europea de Demolición.

Estudios sobre materiales, oportunidades de negocio en el reciclado de metal o la aplicación de tecnologías de digitalización BIM fueron algunos de los temas tratados en esta primera jornada del foro. La demolición, desescombro y recuperación de materiales en casos de emergencia protagonizaron una de las mesas más interesantes del día. Martin Bjerregaard, fundador de la ONG Disaster Waste Recovery, encargada de la gestión y recuperación de residuos en zonas de conflicto, explicó los trabajos que la organización se encuentra llevando a cabo en la ciudad siria de Alepo. En su ponencia, explicó los distintos escenarios en los que trabaja (recuperación y trituración in situ de residuos, reciclaje centralizado o evacuación de residuos) y las complicaciones y costes que acarrea cada uno de ellos. El coste del transporte, la seguridad y la obtención de permisos (suele ser difícil localizar a los propietarios de los inmuebles dañados en zonas en conflicto bélico) son, según Bjerregaard, los aspectos clave del trabajo que llevan a cabo.

Francisco Cobo, vicepresidente de la EDA, participó también en esta mesa de debate explicando su experiencia con la extinta Detecsa en Bosnia en el conflicto de los Balcanes. “Aquello era como estar en la luna; no había nada”. En el caso bosnio, explicaba Cobo, el propietario del suelo era el Estado, por lo que una vez demolidos los edificios los propietarios perdían todos sus derechos.

El ejemplo holandés

Entre los numerosos ejemplos puestos de relieve durante la celebración del foro de buenas prácticas en reciclado, destacó el ejemplo de los Países Bajos, uno de los países con las tasas de reciclado y recuperación de residuos más elevado del mundo. Geert Cuperus, secretario general de la Federación Internacional de Reciclaje (FIR), presentó el caso holandés como un ejemplo de “cooperación y determinación por hacer las cosas bien”. La escasez de recursos y la elevada población del país son dos aspectos que, según Cuperus, han llevado a los Países Bajos a ser uno de los países más recicladores.
La propia industria holandesa ha creado un Seguro de Calidad que controla todo el proceso y lleva a cabo la trazabilidad de los residuos desde que se genera la basura hasta que llega a la planta de reciclado. Para Geert Cuperus, “se trata de un caso a compartir con otros Estados Miembro donde no se llevan a cabo estas prácticas. El reciclaje puede llevarse aún más lejos”.

Buena parte de los contenidos del foro muestran un sector con recorrido y oportunidades de crecimiento. Un nicho dentro del sector global de la maquinaria para la construcción que, como señaló Riccardo Viaggi, recientemente nombrado secretario general del Comité Europeo de Equipamiento para la Construcción (CECE), la construcción es un sector que genera el 9% del PIB de la Unión Europea, con tres millones de empresas y 18 millones de trabajadores. En lo que respecta a la maquinaria y equipamiento para la construcción, está formado por 300.000 empresas. Como explicó Viaggi, a pesar de que 2016 fue un año positivo para el sector (creció un 10% alcanzando los mejores resultados desde 2011), actualmente se encuentra a unos dos tercios de los niveles precrisis. De nuevo, el sector privado tira de un sector que continúa lastrado por la caída de la construcción civil.

Como pudo verse durante buena parte de las ponencias celebradas durante DDR Expo & Forum, la innovación aplicada a los procesos y a los equipos es una constante en un sector que, visto desde fuera, tiende a simplificarse. Así, José Blanco, secretario general de la EDA, destacó la importancia que eventos como este tienen para mostrar al exterior el trabajo de un sector en el que la calidad y la innovación están a la orden del día. “Somos creadores de espacios”, señalaba Blanco frente a quienes ven el sector de la demolición y reciclado como simples “destructores” de infraestructuras.

Caterpillar aprovechó su presencia en la exposición para mostrar esa innovación y tecnología aplicadas a los trabajos de demolición con la presentación de su nueva excavadora hidráulica 340F UHD, con una altura de brazo de 22 metros, un alcance horizontal máximo de 14 metros y una capacidad de 3,6 toneladas. Se trata de un modelo pensado para trabajos de demolición, como pudieron comprobar los asistentes al evento con el modelo expuesto en el stand de la firma norteamericana. Como explicaba Jean-Christophe Etienne, responsable de la División de Excavación de Caterpillar, “la seguridad es lo primero en todo lo que hacemos, además del rendimiento y la productividad”. Una filosofía que desde Caterpillar les hace concebir sus productos como “soluciones”.

Pincha sobre las imágenes para verlas a tamaño completo

Acerca de Lucas Manuel Varas Vilachán 61 Articles
Responsable del Área de Infraestructuras de Grupo TPI.