Caterpillar “reescribe las reglas” en su Centro de Demostraciones de Málaga

Caterpillar, el gran fabricante norteamericano de maquinaria, tiene en su Centro de Demostraciones y Desarrollo de Málaga uno de sus principales puntos de encuentro a nivel internacional. Allí reúne a visitantes, clientes, y, como en el caso que nos ocupa, a prensa de todo el mundo para exponer no solo sus nuevos lanzamientos y desarrollos, sino su visión de presente y futuro de la industria.

Texto y fotografías: Lucas Manuel Varas Vilachán

A tenor de los visto y escuchado durante los dos días de conferencias y demostraciones, este futuro se antoja más tecnológico y conectado que nunca. Bajo el título “Rewrite the rules” (reescribe las reglas), Caterpillar ha reunido a periodistas de todo el mundo para hacer un exhaustivo repaso por toda su gama y presentar sus últimas novedades tanto en equipos como tecnología en un evento que sirvió como aperitivo de lo que será la participación de la firma en Bauma.

Maurice Manders, responsable del Centro de Demostraciones y Desarrollo donde tuvo lugar el evento, dio la bienvenida a los asistentes antes de pasar a las ponencias de la jornada por parte de los distintos encargados de área de Caterpillar.

El primero de ellos fue Corne Timmermans, director de Marketing, quien realizó un repaso por las últimas novedades de la compañía, muy enfocadas a su participación en la inminente edición de Bauma que tendrá lugar el próximo mes de abril. Como explicaba Timmermans, cerca de 20 modelos serán presentados en la feria de Múnich, incluyendo dos dózers, nueve miniexcavadoras en los segmentos de 1-2 toneladas y 7-10 toneladas y ocho nuevas incorporaciones a la gama de equipos GC, además de los nuevos avances del fabricante en el terreno de la electrificación: el primer dózer de transmisión eléctrica, una cargadora de ruedas eléctrica de gran tamaño y una pala compacta “cero emisiones” equipada con batería de litio.

No cabe duda de que Caterpillar es una de las empresas pioneras en el ámbito de la digitalización y la conectividad. Si ya en la edición 2016 de Bauma centró su esperada presentación en este ámbito, su apuesta por la Cat App, la gestión de máquinas y flotas desde My.Cat.Com y los servicios remotos son una de las piedras angulares de la compañía.

Como rezaba el eslogan del evento, Caterpillar quiere “reescribir” las reglas de la industria y la obra, y en este nuevo tablero de juego la tecnología juega un papel crucial. Herwing Peschl, director de Ventas, profundizó en el porqué de esta apuesta por la digitalización y qué ventajas aporta al cliente.
“Queremos que al operador se le reconozca como un elemento clave en la obra”, destacaba Peschl. Un factor, el trabajador, que supone el 30% de los costes de operación de las máquinas.

Es por ello que no solo promueven el desarrollo de máquinas más fáciles de usar, sino que disponen de programas y cursos específicos para operarios. Y es que, como explicaba Peschl, un operador cualificado no solo será más productivo, sino que su forma de trabajar repercutirá positivamente en cuestiones como el consumo de combustible, con un ahorro potencial en torno al 10% diario. Otro tercio de los costes va a parar al consumo de combustible. Por ello no es de extrañar el esfuerzo puesto en la eficiencia de los nuevos equipos puestos en el mercado, con ahorros de que oscilan entre el 20% y el 35%.

Novedades en toda la gama

En materia de nuevos equipos, la práctica totalidad de la gama de Caterpillar recibe nuevas incorporaciones. Tras la introducción de la nueva generación de equipos Cat GC por parte de Debbie Mullally, directora de Marketing y Comunicación en EAME y Eurasia, pudimos conocer en detalle qué equipos pasan a formar parte de la familia de máquinas Caterpillar.

La nueva generación de excavadoras, cuya presentación corrió a cargo de Julien Roux, director regional de Aplicaciones de Productos, incorporó recientemente cuatro modelos en el rango de 30 y 36 toneladas. Si durante 2018 se unieron a la gama los modelos 320 GC, 320, 323, 336 y 336GC, a lo largo del primer trimestre verán su lanzamiento hasta once nuevos modelos: 330, 330 GC, 307.5, 308CR, 309CR, 310, 301.5, 301.6, 301.7CR, 301.8 y 307CR.

La nueva generación promete una serie de beneficios que se resumen en un 45% de incremento de eficiencia del operador, un 25% de ahorro de combustible y un 15% de reducción de costes de mantenimiento.

Todos los modelos incorporan de serie la tecnología Cat Connect. Por su parte, las versiones más avanzadas incluyen Cat Grade con 2D, que ofrece guiado de profundidad, inclinación y distancia horizontal durante la nivelación mediante la pantalla táctil integrada, facilitando la operación. El sistema es fácilmente ampliable a Cat Grade con Advanced 2D o Cat Grade con 3D. Otra serie de tecnologías como el asistente de carga o la cámara trasera se han estandarizado en todos los modelos.

Esta variedad de modelos y opciones disponibles para cada uno de ellos responde a una estrategia de ofrecer un paquete tecnológico escalable para el cliente. “Hasta ahora era todo o nada”, señalaba Roux.

En la línea de la exposición de Herwing Peschl, Julien Roux habló de los costes de operación de la máquina y cómo se reparten estos entre los distintos factores que entran en juego, como son mantenimiento, combustible y operador, a razón de un tercio, aproximadamente, cada uno. Por ello la nueva generación de excavadoras ha puesto el foco también en el lugar de trabajo del operador, la cabina, completamente rediseñada, espaciosa y con características como el arrancado “push to start”, una pantalla táctil o el panel de funciones primarias que repercuten positivamente en la productividad del trabajo.

Tras las grandes excavadoras llegó el turno de sus hermanas pequeñas, presentadas por Sam Mottram, director Comercial de Miniexcavadoras. La gama de “minis” incorpora cinco modelos en el rango de 1 a 2 toneladas y otros cuatro entre las 7 y las 10 toneladas.

El rango más ligero comprende los modelos 301.5, 301.6, 301.7CR, 301.8 y 302 CR. Entre las primeras, Mottram destacó una serie de incorporaciones innovadoras, como son la nueva palanca de conducción, el control de crucero, el monitor lcd y la cabina con aire acondicionado incorporada. Asimismo, destacó una serie de ventajas como una reducción del 15% de coste total de propiedad respecto a modelos previos, fruto de costes de mantenimiento y reparación sensiblemente más bajos, o un incremento del rendimiento del 20% gracias a unos ciclos de carga más corto y las opciones de personalización que ofrece al operador, entre otros.

Por su parte, entre las 7 y las 10 toneladas Caterpillar incorpora los modelos 307.5, 308 CR, 309 CR y 310, con nuevo monitor avanzado, control de crucero y un ahorro del coste en el ciclo de vida de la máquina de hasta el 10%.

El capítulo de excavadoras se completó con la nueva excavadora de brazo largo para demolición 340 SB, cuyas características fueron expuestas por Gilles Ronnet especialista en aplicaciones de producto. “En demolición tienes que trabajar en calma, pasas de ocho a diez horas al día en una cabina y tienes que estar pendiente de cada pequeño detalle”, destacaba Ronnet. Bajo esta premisa, Caterpillar ha desarrollado un modelo orientado a trabajar en las máximas condiciones de seguridad y que reduce su coste de mantenimiento hasta un 15% frente al modelo precedente, el 336F.

Llega la nueva generación de dózers

La gama de dózers también incorpora dos nuevos integrantes de la nueva generación, el D6, con transmisión automática de cuatro marchas, el D6 XE, el primer modelo con transmisión eléctrico de su clase. Presentados por Jean-François Villard, especialista de producto de la compañía, de nuevo nos encontramos con cifras de ahorro que suponen un salto cualitativo importante; Cat Grade con asistente de pendiente, Product Link y Vision Link, la opción de incorporar la opción 3D con GPS permiten incrementar la productividad hasta un 50%. Como no podía ser de otro modo, en la variante con transmisión eléctrica la diferencia la marca una eficiencia en el consumo de hasta el 35%. Ambos modelos están equipados con el nuevo motor Cat C3.9B.

Michael Miller, especialista de aplicaciones de producto, presentó a los asistentes las numerosas incorporaciones a la gama de dúmpers articulados, con el lanzamiento de los modelos 730, 730EJ, 735 y 740 EJ, 740 GC y 745. Con el operador como pilar fundamental, estos modelos en el rango de las 30 toneladas de capacidad de carga ofrecen nuevas mejoras en seguridad, confort, facilidad de uso y visibilidad. Características como el elevador automático o el control de tracción automático avanzado permiten reducir a la mitad el número de acciones a ejecutar por parte del operador para realizar las mismas acciones. Además, en el modo manual, gracias al nuevo asistente para el control de elevación se pueden ejecutar las acciones de carga y descarga de forma más intuitiva y en ciclos más cortos.

De forma opcional se puede incorporar la tecnología Cat Connect Payload para el control de carga gracias unos sensores situados en la suspensión de la máquina.

La última de las novedades en maquinaria llegó con la presentación de la nuevas fresadoras en frío PM310, PM312 y PM 313, cuyas características fueron explicadas por A. J. Lee, Global Segment Manager de Caterpillar. Se trata de modelos de 1, 1,2 y 1,3 m, respectivamente, versátiles, disponibles en versión de ruedas y cadenas, equipados con tecnología como diagnóstico on-board, o Cat Grade Control. Una de sus principales novedades son los rotores System K, que ofrecen un mejor rendimiento y reduce su mantenimiento.

Demostraciones in situ

Tras las presentaciones y las sesiones teóricas tocaba ver y probar las máquinas sobre el terreno. El área de demostraciones del centro de Málaga acogió el clásico desfile de máquinas, que permitieron no solo verlas en acción, sino comprobar el funcionamiento de varias de las innovaciones presentadas. Así, pudo verse cómo actúan en la práctica funciones como el control de carga, los distintos modos automáticos de que disponen los equipos o características de seguridad como el establecimiento de un perímetro invisible que bloquea el accionamiento de brazos y palas más allá de sus límites.

Una industria conectada

En los últimos años, la digitalización y la conectividad de las máquinas han sido una de las máximas en Caterpillar. Por ello, no es de extrañar que los desarrollos en software y su aplicación en forma de servicios hayan tenido una gran atención por parte del fabricante norteamericano y su reflejo en varias de las presentaciones llevadas a cabo en el encuentro de Málaga.

Corne Timmermans realizó una exposición sobre Cat App, su conexión con My.Cat.Com y los servicios remotos que se pueden obtener gracias a esta herramienta. My.Cat.Com es el lugar en el que el cliente de Caterpillar tiene acceso a toda la información sobre sus máquinas. Entre sus muchas opciones, permite conocer la localización de la máquina, sus horas de trabajo, conocer el estado del propio equipo, controlar y planificar su mantenimiento o acceder de forma rápida a la lista de recambios. Todo ello tiene su reflejo en la Cat App, disponible para smartphones y dispositivos Android y Apple, que suma además características específicas como notificaciones en tiempo real o el arrancado y apagado de la máquina incluso de forma remota.

Además de facilitar añadir nuevas opciones tanto para el propietario como el operador, el uso de esta tecnología permitiría reducir el tiempo de parada de las máquinas hasta un 50% gracias a características como el mantenimiento predictivo, la gestión remota de las alertas del estado del equipo y su conexión con el distribuidor para obtener una rápida respuesta ante cualquier eventualidad que surja.

Otra de las innovaciones tecnológicas presentada fue el localizador de herramientas PL161, un dispositivo que permite localizar y realizar un seguimiento del tiempo de trabajo de herramientas e implementos de las máquinas. Basado en tecnología Bluetooth 4.0, se trata de una pequeña caja en forma de dado, de fácil instalación, que combinado con Cat App permite acceder a toda la información sobre el accesorio conectado.

Málaga, capital de la innovación
En 1971, Caterpillar inauguraba su el Centro de Demostraciones y Desarrollo de Málaga. Desde entonces, la ciudad andaluza se ha convertido en uno de los principales centros de reunión para potenciales clientes de la compañía y el único de este tipo que posee en Europa. Caterpillar dispone cuatro centros de similares en todo el mundo, ubicados en Edwards, Tiajana (ambos en Estados Unidos) y Panamá, además del de Málaga. Posee unas instalaciones únicas en las que las raíces y la arquitectura típica de la región quedan patentes en todo momento; oficinas, salas de conferencias y demás instalaciones están situadas en edificaciones características de esta zona del sur de España.
Las 106 hectáreas de terreno poseen desde extensas áreas de demostraciones hasta un auditorio y salas de conferencias, pasando por un restaurante con mirador desde donde se puede disfrutar de las vistas del entorno. Además, dispone de un laboratorio de análisis de fluido, que ofrece servicios de mantenimiento preventivo a los clientes que lo soliciten.
Estas instalaciones le permiten a Caterpillar ofrecer numerosos servicios orientados tanto al cliente como la formación de personal. No obstante, por ellas pasan más de 15.000 visitantes al año, convirtiéndose en una de los principales puntos de encuentro de la compañía en todo el mundo.

Pincha sobre las imágenes para ampliarlas

Acerca de Lucas Manuel Varas Vilachán 59 Articles
Responsable del Área de Infraestructuras de Grupo TPI.