La transformación digital es una realidad en Construyes! 2019

Anmopyc, la Asociación Española de Fabricantes de Maquinaria de Construcción, Obras Públicas y Minería, ha celebrado la segunda edición de Construyes!, Jornada de innovación Tecnológica en Maquinaria para Construcción y Minería. El evento ha tenido lugar en el Instituto Tecnológico de Aragón (Itainnova), en Zaragoza, y ha tenido como tema principal el internet de las máquinas, concepto este en torno al que han girado los temas tratados y debatidos durante la jornada.

La bienvenida del evento ha corrido a cargo de Ángel Fernández, director general de Itainnova, quien ha explicado brevemente la labor del instituto y cómo esta jornada se enmarca dentro de su campo de investigación: «Queremos transformar las empresas, que se entienda que la construcción 4.0 es la traslación de la industria al sector. Para ello estamos trabajando con la Unión Europea en una estrategia de automatización e intelgencia artificial».

Las intervenciones de apertura han continuado con la intervención de Jordi Perramón, presidente de Anmopyc, que ha definido esta Industria 4.0, como la cuarta revolución industrial, «una revolución que busca la digitalización del sector y en el que la maquinaria juega un papel fundamental».

Ángel Fernández Cuello, director general de Itainnova

Jordi Llinares, subdirector general de Digitalización de la Industria y Entornos Colaborativos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ha completado el turno de bienvenida, con una intervención en la que ha expuesto algunos datos del desarrollo de la digitalización en el país. Según el Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) de la Comisión Europea, España ocupa el décimo puesto en digitalización, aunque ha especificado que en el ámbito empresarial «no estamos tan bien ubicados, es uno de nuestros principales deberes».

«Es fundamental la consolidación de las grandes empresas para seguir teniendo campeones mundiales en innovación, pero también la de pequeñas y medianas por medio de clústers», señalaba sobre la importancia de trabajar en entornos de colaboración.

La importancia de la maquinaria en el sector

Ricardo Cortés, director técnico de Seopan, señaló en el cierre de la jornada la importancia de la maquinaria en el sector y cómo su evolución a lo largo de la historia ha permitido afrontar obras cada vez más complejas. “La tecnificación de la maquinaria nos permite construir túneles complejos, obras como el Canal de Panamá, impensable hace tiempo”, explicaba Cortés, quien puso como ejemplo de esta evolución la “brecha tecnológica” que se ha podido ver en la reciente edición de Bauma respecto a la celebrada hace tres años.

Ricardo Cortés, director técnico de Seopan

“La mayor parte de las novedades presentadas este año han tenido que ver con la tecnología aplicada a la maquinaria, con nuevas formas de afrontar los problemas, más respetuosas con el medio ambiente, con nuevos estándares de transparencia, productividad y trazabilidad”, señalaba el director técnico de Seopan. Asimismo, Ricardo Cortés puso sobre la mesa dos grandes riesgos que puede conllevar este proceso de transformación digital a gran escala. Por un lado el medioambiental, con la economía circular como modelo imprescindible para abordar de un modo integral este problema. Y por otro, la brecha económica y social entre países del primer, segundo y tercer mundo, con la necesidad de garantizar a todos el acceso a las tecnologías que hacen posible este cambio.

“Esta jornada, con solo dos años de vida, se ha convertido en un referente de la maquinaria de construcción, y espero que así siga siendo en el futuro”, concluía Cortés.

Mucho camino por recorrer

Una de las principales conclusiones de la jornada es que, si bien el sector de la construcción ha llevado a cabo grandes avances tecnológicos en los últimos años, aún sigue estando la cola en digitalización, solo por delante del sector agrícola.

Así se ha comprobado en la intervención de Riccardo Viaggi, secretario general de CECE, que ha sido el encargado de realizar la ponencia de apertura. En ella, ha desarrollado las conclusiones del estudio sobre digitalización en máquinas de construcción.

“En este nuevo modelo de negocio que se abre, la propiedad de los datos queda superada por la importancia de compartirlos”

«Los principales objetivos de la Unión Europea son la productividad, la salud y la seguridad -señalaba el responsable de CECE-. La digitalización no es un objetivo en sí misma, sino una herramienta para alcanzar estos objetivos». Es por ello que la Comisión Europea ha desarrollado una estrategia de digitalización, la Digitising European Industria (DEI), que fomenta su implantación en los procesos industriales.

La colaboración y la compartición de datos han sido puestos de manifiesto como elementos fundamentales de este proceso no solo en la ponencia del responsable de CECE, sino durante toda la jornada. Por ello, ha lamentado que el sector de la construcción no haya creado ningún «Digital Industrial Hub», una herramienta fomentada por la Unión Europea y que permite a las entidades colaborar en la consecución común de estos objetivos.

Mesa sobre retos y oportunidades para una gestión eficaz de los datos generados por las máquinas

En este sentido se ha puesto en marcha el proyecto DigiPlace, que comenzará sus actividades en septiembre de este año y en el que participan 19 socios de 11 países, entre los que se encuentran asociaciones industriales, centros de investigación, compañías de IT y organismos de la admissitración de Alemania, Italia y Francia. Dicho proyecto cuenta con un presupuesto de un millón de euros para desarrollar la digitalización en toda la cadena de valor de la construcción. «Lo más importante son los datos. En este nuevo modelo de negocio que se abre, su propiedad queda superada por la importancia de compartir estos datos».

Por último, Viaggi ha señalado que la digitalización «puede ser un importante elemento de atracción al sector para las nuevas generaciones».

Retos, oportunidades y riesgos

La gestión eficaz de los datos generados por las máquinas ha contado con una mesa redonda en la que los participantes han hablado de las oportunidades y los retos que se abren para las empresas en este nuevo modelo, desde los propios fabricantes hasta el marco legal en el que se encuentra, pasando por la I+D aplicada y cuestiones relativas a la seguridad de los datos que se manejan.

David Díez, consultor en Innovación Tenológica en Itainnova, ha sido el encargado de moderar esta mesa en la que se ha puesto de manifiesto que la correcta gestión de los datos que recogen y generan las máquinas pueden no solo mejorar la productividad y la eficiencia de los propios procesos, sino abrir nuevas oportunidades de negocio para las empresas. Desde el punto de vista de los fabricantes, José Luis del Prim, presidente de Enarco, señalaba que, «a pesar de que somos una empresa pequeña, tratamos de introducirnos en este nuevo mundo que vemos como una oportunidad. No podemos pensar que hemos llegado tarde o que esto no es para nosotros».

Sin embargo sí advertía de la dificultad de cambiar la mentalidad de las empresas: «No creo que podamos abordar nuevos modelos de negocio basados en esta tecnología», señalaba, aunque sí señalaba las oportunidades que se abren con la correcta gestión de los datos y compartirlos para mejorar los procesos, tanto los datos de las propias máquinas como aquellos que permiten comunicarse con el operario o con el gestor de la obra. Para Del Prim, es en esta última tipología de datos donde más oportunidades se abren.

Ricardo Viaggi, secretario general de CECE

La incorporación de talento y la gestión de las sinergias han sido destacadas como dos elementos por Julio Moreta, gerente de Desarrollo de Negocio de Tecnologías Digitales Emergentes en Minstait, compañía de Indra. «En el futuro será muy importante compartir los datos y trabajar en colaboración. Las empresas que quieran permanecer en su silo lo van a pasar mal», advertía.

Uno de los modelos de más actualidad apoyados en esta filosofía es el BIM. «Se trata de una tecnología colaborativa en la que compartir el dato es fundamental», explicaba Moreta. «Es algo que afecta a toda la cadena de producción, desde la misma fase de ingeniería». Un proceso que evolucionará hacia un «pasaporte digital» que irá asociado a cada infraestructura.

La tecnología blockchain ha sido señalada por el responsable de Minstait como otro de los próximos avances en este proceso. «El blockchain puede ayudar a proteger la propiedad intelectual de cualquier actor de la cadena de valor. Garantiza la trazabilidad, la seguridad de que al material que llega a la obra cumple unas determinadas características», explicaba.

Este modelo puede abrir nuevos modelos de negocio en el futuro, como explicaría más tarde Carlos Millán, responsable del equipo de Sistemas Industriales en Itainnova. Millán habló de las características fundamentales de la tecnología blockchain, un modelo transparente, inmutable, descentralizado y seguro que permite registrar de forma segura cada paso de un proceso. Entre los ejemplos expuestos por el responsable de Itainnova, habló de cómo aplicado al proceso de hormigón se puede saber si en algún momento de fabricación, traslado y depositado del material ha habido alguna clase de alteración. “podemos crear nuevos servicios basados en la analística de datos que obtenemos en tiempo real en la obra”. Para Carlos Millán, “no estamos hablando de sueños. Hay mucha gente que está trabajando en esto, las empresas constructoras están corriendo mucho”.

Carlos Martínez, director gerente de la Plataforma Tecnológica Española de Construcción (PTEC), también señaló la importancia de BIM en este modelo de industria 4.0, aunque advertía que en España su implantación va algo más retrasada respecto a países anglosajones. Además, “existe una brecha en su implantación entre grandes constructoras y pequeñas y medianas empresas”.

«En el futuro será muy importante compartir los datos y trabajar en colaboración. Las empresas que quieran permanecer en su silo lo van a pasar mal»

El punto de vista legal ha sido aportado por Álvaro Bourkaib, socio de Cuatrecasas, quien ha señalado que, «a pesar de no haber una normativa específica que regule el internet de las cosas o de las máquinas, no quiere decir que no esté regulado». Una regulación basada especialmente en la protección de datos, aspecto este que «tiene muchas aristas desde el punto de vista jurídico».

«No existe un derecho de protección de datos como tal -continuaba-. Lo que sí existe es un derecho a la propiedad intelectual del dato procesado».

Por último, Gabriel Anzaldi, director de la unidad tecnológica de Sistemas Inteligentes de Gestión en Eurecat, habló de la importancia de la seguridad en los procesos: “El fabricante debe garantizar que entrega unos recursos, y aquel que los gestiona que lo hace de forma segura. Desde la recogida de datos hay toda una cadena y un proceso que puede ser vulnerado.

El futuro ya está aquí: casos de éxito

La siguiente parte de la jornada con una serie de intervenciones en las que los participantes expusieron casos de éxito de procesos de digitalización en distintos sectores de actividad relacionados con la construcción.

Pedro José Ayala, director de I+d y Digitalización en Frumecar habló del gemelo digital, entendido como la unión del mundo real con el virtual y puso el ejemplo de las herramientas y software de gestión que la compañía tiene la gestión de todo el proceso del hormigón, como Frumecar Cloud, con herramientas para la gestión de flotas de hormigoneras y de mantenimiento predictivo, entre otros, o Frumecar Manager, que ordena toda esa información recogida previamente y la presenta al jefe de operaciones de la planta.

Jordi Linares, subdirector general de Digitalización de la Industria y Entornos Colaborativos en MINCOTUR

“La transformación digital tiene como objetivo mejorar la velocidad, la flexibilidad y la eficiencia, todo ello con seguridad”, explicaba Ayala.
Las tuneladoras son máquinas de una enorme complejidad tecnológica. Sobre los sistemas de gestión de datos que se emplea en la construcción de túneles habló Jonatan Rodríguez, gerente de Ventas en VMT, de Grupo Herrenknecht. “Una tuneladora puede recopilar hasta 1.600 valores por segundo”, explicaba. “Nuestro sistema de información está basado en la nube, contiene tanto datos propios como externos del entorno. Una parte muy importante del software es la interacción entre el grupo de trabajo y los procesos del sistema”.

Para Martínez, este proceso hacia una construcción 4.0 se encuentra actualmente “en fase de computerización y conectividad. El futuro está en tener capacidades predictivas”.

“Los datos nos muestran el camino”, señalaba entre las conclusiones de su intervención. “El volumen de datos seguirá creciendo exponencialmente en los próximos años y dificultará el proceso de análisis”. Sin embargo, su correcta gestión permite “disminuir los riesgos de identificación de operaciones críticas, aumentar la posibilidad de aplicar medidas correctivas y mejorar la optimización de flujos de materiales y equipos”.

María del Mar Pintor, Project Manager de Transformación Digital en Acciona

Si esta es la experiencia del proveedor de equipamiento, el punto de vista de la constructora y su experiencia en los procesos de digitalización fue ofrecido por María del Mar Pintor, Project Manager de Transformación Digital en Acciona. Antes de exponer la experiencia de la Constructora en la interpretación y gestión de los datos que recibe de las tuneladoras en las obras y la posibilidad de crear modelos predictivos con ellos, Pintor señaló la importancia de que desde la dirección delas corporaciones se apueste por fomentar la transformación digital.

“Nuestro Centro de Control de Tuneladoras registra más de 4 millones de datos por equipo y día. Tenemos que hacer ingeniería de datos con esta cantidad de información”. Un volumen de datos que a compañías como Acciona les permite avanzar en proyectos de machine learning. Asimismo, expuso ejemplos de modelos de predicción en obras de tunelización ejecutadas por Acciona, como los túneles ferroviarios Follo Line, los más largos de Escandinavia, que han sido ejecutados por la constructora española.

“La colaboración entre las compañías involucradas en el ciclo de vida es fundamental. Es fundamental que los datos se compartan”, concluía la responsable de transformación digital de la compañía.

Un futuro cada vez más eléctrico

Otro de los grandes temas en los que se encuentra inmerso el sector de maquinaria y equipamiento para la construcción es el de la eficiencia y la reducción de emisiones. A la entrada en vigor de normativas cada vez más restrictivas como Stage V, los fabricantes de motores están aumentando cada vez más la oferta y prestaciones de modelos híbridos y eléctricos.

Una de las firmas que más está apostando por este proceso de electrificación es Deutz. Alfredo Barrios, director técnico y comercial del Departamento de Motores de Deutz Spain, expuso esta estrategia que está llevando a cabo la compañía. Una diversificación de la oferta que ha permitido a Deutz ofrecer un modelo de motorización modular, combinando motores de combustión y baterías eléctricas en modelos modulares que se adapten a las necesidades de cada cliente. “Las aplicaciones industriales son infinitas, pero es imposible sacar soluciones para cada una de ellas”, señalaba Barrios. “Por eso ofrecemos un sistema modular, que parte de un motor diésel al que se le van añadiendo baterías de un modo escalable. Lo mismo para los sistemas eléctricos”.

Proyecto de dúmper autónomo

La recopilación y gestión de datos también juega un papel fundamental en este proceso de electrificación. Deutz cuenta con herramientas propias como Deutz Connect y Deutz Advanced Repair, presentadas recientemente en Bauma, y que empleando tecnología de realidad virtual ofrece información al usuario con distintos niveles de profundidad.

Como explica Alfredo Barrios, la información y los datos que recogen las máquinas “serán muy importantes para los futuros sistemas eléctricos e híbridos. Una máquina eléctrica no nos va a servir para todas las aplicaciones, para eso tenemos que definir previamente el ciclo de trabajo”.

La robotización ya es (casi) una realidad

Itainnova lleva varios años trabajando en proyectos de robotización de maquinaria para la construcción. Jesús Javier Espelosín, responsable de Proyectos de I+D del Grupo de Robótica en el Instituto, desarrolló algunos de los aspectos clave a la hora de afrontar proyectos de robotización y sus posibles aplicaciones en la construcción.

Como explicaba Espelosín, un proyecto de robotización cuenta con dos grandes retos: la percepción (detección de obstáculos y localización) y la planificación (cálculo de trayectorias y comandos de control). “Para hacer posible el sueño de la máquina autónoma necesitamos en primer lugar sensores, una unidad de procesamiento para interpretar esos datos y, una vez que sabemos cómo actuar, una serie de activadores que lleven a cabo las acciones necesarios”, resumía de manera esquemática el responsable de Itainnova.

Carlos Martínez, director gerente de PTEC

En el uso de robots móviles como herramienta de soporte en construcción civil profundizó Juan Redondo, técnico I+D en la Unidad de Robótica y Control en Aimen, quien explicó cómo la recopilación previa de datos con herramientas como BIM permite que el robot se ponga a trabajar en la obra sin la necesidad de un apeado previo del equipo. “La solución robotizada está centrada en la fase de extracción de la nube de puntos”, explicaba Redondo.

Máquinas autónomas, un futuro más seguro

Itainnova ha desarrollado un dúmper autónomo para el desescombro de túneles, junto a la empresa Vías y Construcciones; la Asociación Española de Fabricantes de Maquinaria de Construcción, Obras Públicas y Minería (Anmopyc) y la Universidad de Zaragoza.

La utilización de dumpers autónomos puede ser de gran ayuda en la construcción subterránea en general, y la ejecución de túneles en particular que está sometida a un riesgo inherente a su propia actividad. Aunque este tipo de obras se llevan a cabo con intensas campañas y estudios geológicos, medidas de sostenimiento bien dimensionadas y elevadas precauciones y protocolos de seguridad, esto no impide que en ocasiones puntuales ocurran accidentes tanto por desplomes, como por atropellos derivados del trasiego de maquinaria de gran tonelaje y personas en el interior del túnel.

Dentro del programa de la jornada se incluyó una visita en la que los asistentes pudieron ver un demostración del dúmper autónomo y un showroom de los robots del laboratorio del Instituto.

Pincha sobre las imágenes para ampliarlas

Acerca de Lucas Manuel Varas Vilachán 72 Articles
Responsable del Área de Infraestructuras de Grupo TPI.