La luz al final del túnel

Arrancamos el año aún con la resaca de un 2020 que nadie olvidará. Sin entrar en la gran crisis sanitaria y el drama personal que la crisis del Covid-19 ha supuesto, la actividad económica se ha tenido que reinventar para minimizar su impacto. Y podemos decir que, a pesar de todo, el esfuerzo de todos ha conseguido que esto se haya conseguido con éxito.

Es cierto que los indicadores tanto macroeconómicos como sectoriales no son precisamente positivos. El paro se ha disparado y son muchos los pequeños y medianos negocios que han tenido que cerrar sus puertas. En lo que nos queda más cerca, hemos visto cómo las ventas de maquinaria han caído un 25%, volviendo a números de los peores años de la crisis anterior. El Observatorio Sectorial DBK de Informa pone cifras a lo que ha supuesto la pandemia de Covid para el sector del reciclaje, con una caída del 8% en el volumen de residuos reciclados, poniendo fin a la tendencia ascendente de los últimos años. La emergencia sanitaria también ha constatado la fragilidad de los sectores de población más vulnerables; según refleja el informe Mujeres en el sector de la Construcción 2020, publicado por el Observatorio Industrial de la Construcción, la pandemia se ha cebado con la presencia de mujeres en el sector, disminuyendo su ocupación a niveles de hace una década.

A la espera de ver cuánto de temporal y cuánto de coyuntural tiene esta situación, uno de los problemas que estamos viendo con esta crisis es la rapidez con la que se retrocede en logros que ha constado años alcanzar, ya sean económicos o sociales, dejando al descubierto la fragilidad nuestro modelo productivo.

A pesar de ello, a la vista de la evolución del sector en la segunda mitad del año y de la velocidad de crucero que ha alcanzado la vacunación, comienza a verse la luz al final del túnel. A ello, hay que sumar la inyección económica que supondrán los fondos europeos para la recuperación, a la espera de ver cómo se gestionan y ponen en marcha esos 72.000 millones que van a llegar a España como transferencias. Teniendo en cuenta que los criterios exigidos por Europa son la transformación digital y medioambiental de la economía, el sector de la construcción, especialmente el involucrado en la economía circular, debería verse beneficiado.

La situación sigue siendo delicada, especialmente a nivel sanitario. Pero con todas las cautelas, 2021 puede ser un año en el que recuperemos muchas de las cosas que perdidas en los últimos meses.

Acerca de ProfesionalesHoy 1792 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy