La demolición mecánica, una actividad segura que gana en efectividad

La demolición mecánica, basada en el empleo de equipos portantes (robots, retroexcavadoras, excavadoras, etc.) con implementos específicos para demolición (martillos, demoledores primarios, demoledores, secundarios, multiprocesadores, etc.), ejecutada adecuadamente, es una actividad segura que ha venido ganado en efectividad según el mercado ha ido evolucionando con productos innovadores.

Teniendo en cuenta que el ejercicio de la demolición es especialmente complejo, este lleva acarreado una necesidad implícita para su ejercicio con precisión y seguridad, mediante la actuación de empresas especializadas, con operarios que conozcan bien su profesión y equipos adaptados al trabajo a realizar, según cada caso específico.

En los últimos años, la maquinaria portante para demolición ha evolucionado mucho, dando lugar a equipos con gran capacidad de trabajo y largo alcance. Mediante el uso de brazos de demolición de largo alcance (a partir de 15 metros, pudiendo llegar incluso hasta 90 metros) equipados con implementos, pueden realizarse labores de demolición con mucha mayor eficacia y seguridad.

Marco normativo

La normativa aplicable a esta actividad es muy amplia, puesto que va desde regulación de ámbito europeo (principalmente en el campo del medioambiente) a ordenanzas municipales, pasando por un amplio espectro de legislación de otros rangos (nacional y autonómica sobre residuos, nacional sobre contratación y prevención de riesgos laborales, autonómica sobre vigilancia de la salud, etc.).

A modo de referencia, se citan a continuación los principales documentos normativos que regulan esta actividad empresarial:

  • Seguridad y salud

    Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales (y sus referencias posteriores)

    Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y de salud en las obras de construcción

    Ley 54/2003, de 12 de diciembre, de reforma del marco normativo de la prevención de riesgos laborales

  • Medio ambiente

    Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de noviembre de 2008, sobre los residuos

    Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición

    Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados

    Real Decreto-ley 17/2012, de 4 de mayo, de medidas urgentes en materia de medio ambiente

    La legislación de medio ambiente de ámbito nacional se complementa con la específica de las Comunidades Autónomas y algunos Ayuntamientos

  • Contratación

    Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora de la subcontratación en el Sector de la Construcción

    Real Decreto 1109/2007, de 24 de agosto, por el que se desarrolla la Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora de la subcontratación en el Sector de la Construcción

    Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio-

  • Maquinaria

    Directiva 2006/42/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de mayo de 2006, relativa a las máquinas

    Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre, por el que se establecen las normas para la comercialización y puesta en servicio de las máquinas

Especialización del sector

La demolición es una actividad especializada, con procesos de trabajo propios y radicalmente distintos de otras actividades del sector de construcción. Al igual que sucede en otras actividades especializadas, en demolición existe una gran variedad de herramientas, accesorios y complementos que pueden emplearse, dependiendo de la aplicación.

En nuestro país existe un nutrido grupo de empresas que se centran en esta actividad, de forma especializada, y otras han incorporado esta labor a sus departamentos productivos, de modo que esta actividad es una realidad diaria en todo el sector de construcción, y en muchos otros entornos, especialmente los industriales. La característica común a todas estas empresas es la necesidad de emplear unos procedimientos de producción específicos.

KMMB

A pesar de que 2020 no ha sido un buen año para este sector, Jesús María Pizaro, de KMMB, traslada su confianza en que este 2021 pueda suponer una buena oportunidad para mejorar los parques de implementos de las compañías de demolición.: “El pasado ejercicio tuvo muchos altibajos por la pandemia, pero los compradores muestran una recuperación de la confianza, lenta pero segura”, explica.

Kemroc es un fabricante alemán que está en proceso de innovación. Recientemente han introducido en su portfolio un nuevo modelo de fresadora, capaz de excavar pantallas de cimentación. “Es una novedad mundial que esperamos aporte un gran diferencial respecto a la competencia”, señala Pizarro.

Los Multiprocesadores Mantovanibenne CC Combi Crusher son una eficiente herramienta para operaciones de demolición para estructuras de hormigón altamente reforzado o estructuras metálicas. La CC incorpora características de las cizallas y trituradoras de hormigón para asegurar la entrega de una potencia óptima en aplicaciones difíciles

Dos potentes cilindros y sistema de doble bulón garantizan una enorme fuerza de rotura del hormigón. El diseño único de las mordazas incorpora cuchillas de corte perfiladas que proporcionan al CC una gran potencia de corte de metal. Los dientes y cuchillas intercambiables hacen que las operaciones de mantenimiento sean fáciles y rápidas para mantener la herramienta con la máxima eficiencia. La válvula de velocidad reduce el tiempo de apertura y cierre aumentando la productividad. Por su parte, la rotación hidráulica permite un posicionamiento preciso durante la demolición. Un brazo sencillo y otro doble garantizan una gran robustez y aumentan la seguridad.

OSA Demolition Equipment            

Mauricio Álvarez, gerente comercial de OSA Demolition Equipment también reconoce que, aunque el pasado año se comenzó bien, con un enero y febrero muy prometedor, “la entrada de la pandemia lo frenó todo por dos o tres meses. Es cierto que hubo un tiempo de incertidumbre, pero se notaron las ayudas al crédito, y de julio en adelante, fue un año bueno con buen ritmo de ventas. Eso permitió rescatar un año que precia difícil”.

Sobre el presente año, Álvarez confía en que será mejor que el anterior. “La inversión de Europa en España se siente, y mucha gente que en la crisis no pudo invertir en equipo está aprovechando estas oportunidades para abastecerse nuevamente”. Asimimo, anticipa que “los siguientes tres años serán buenos en general en el sector construcción, demolición, reciclaje y obra pública. Confiamos en que habrá trabajo para todos los que estamos en el sector”.

La innovación más relevante que ha tenido OSA en toda su línea de implementos es que ha cambiado a instalar motores de rotación Parker americanos, que resisten hasta 120 bares de giro. Además, permite tener una misma graduación del giro para todos los implementos asegurándose una buena performance.

A demanda del mercado español, las pinzas que se utilizan para hacer escolleras también tienen un refuerzo extra de Hardox en la base del chasis, lo que sirve para encajar mejor las piedras y posicionarlas de mejor manera.

Alex Import

Desde Alex Import trasladan que la experiencia de ventas el pasado año, hablando en términos generales, respuesta ha sido bastante positiva teniendo en cuenta la situación de incertidumbre por la pandemia. Sobre la tendencia del comprador y las previsiones para este año, José de Orue Valdés, director de la firma, considera que la situación va a ser favorable: “Nuestras previsiones para 2021 son buenas. Esperamos que se activen definitivamente algunos proyectos de demolición importantes que llevan tiempo parados y que necesiten equipos de calidad”.

Entre las innovaciones más recientes de Alex Import, cabe destacar la irrupción en el mercado por parte de la marca NPK de equipos de demolición muy versátiles como la serie V y otros muy potentes como la serie SV de doble multiplicador de presión.

Fabricados con acero de alta resistencia y con giro hidráulico completo de 360º lo que facilita el trabajo en cualquier posición. Incorporan el multiplicador de presión NPK, lo que los distingue frente al resto de fabricantes. Cuando los brazos encuentran resistencia, el multiplicador hidráulico se activa automáticamente. Esto produce mayor fuerza de cierre en comparación con otros multiprocesadores.
El tamaño de su cilindro es comparativamente más pequeño lo cual supone tiempos de ciclo más rápidos. Además, la incorporación de este sistema reduce el peso total del implemento, permitiendo un diseño más compacto y un mantenimiento más sencillo.
Multiprocesadores muy versátiles, con mandíbulas intercambiables de demolición primaria, secundaria y de corte de chatarra. Ahorra costes al tener tres implementos diferentes en uno solo. Disponibles para máquinas de entre 17 y 45 toneladas. Texto: Marisa Sardina