El camino hacia la Economía Circular en el sector de la construcción

El necesario cambio de una economía lineal a una economía circular en la industria, en especial de la construcción. Este ha sido el punto de partida de este segundo bloque de ponencias dentro del Congreso Construyes bajo el lema “La transición ecológica en el sector de la construcción”. Durante el transcurso de esta sesión se ha hablado sobre ecodiseño, el impacto medioambiental de materiales, procesos y tecnologías para poder diseñar alternativas innovadoras, circulares y sostenibles, la remanufacturación y reconstrucción de maquinaria industrial, la búsqueda de materiales 100 % reciclados y los procesos que pueden transformar residuos en materia prima para las obras.

Mesa redonda del segundo bloque de ponencias.

Cabe destacar la profunda trasformación que está experimentando el sector de la construcción a lo largo de toda su cadena de valor con el fin de modernizarse, adaptarse a las tendencias tecnológicas del siglo XXI, posicionarse a la altura de los sectores más tecnológicos del país y alinearse con los objetivos del Pacto Verde Europeo.
Los dos grandes vectores que rigen este proceso de cambio son la transformación digital y la transición ecológica. El efecto arrastre que ejercerán estos vectores de transformación agilizará la ejecución de proyectos constructivos más industrializados, seguros, eficientes y sostenibles.

La maquinaria, debido a su papel protagonista en los procesos constructivos, no es ajena a la doble transición verde y digital a la que se dirige el sector. La evolución natural de la maquinaria para construcción durante los próximos años se concentrará en desarrollar capacidades autónomas, cognitivas y respetuosas con el medio ambiente a través de la innovación y el desarrollo tecnológico.

El segundo bloque de esta primera jornada titulada “En camino hacia una economía circular” ha comenzado con una masterclass impartida por Erlantz Lizundia, profesor de la Escuela de Ingeniería de Bilbao sobre ecodiseño. En ella se ha analizado el impacto medioambiental de materiales, procesos y tecnologías para poder diseñar alternativas innovadoras, circulares y sostenibles.
Por ello, con el fin de afrontar el reto de la lucha contra el cambio climático y la degradación del medio ambiente, el ecosistema de la construcción tiene definida una hoja de ruta dirigida a la transición hacia un modelo climáticamente neutro, sostenible, circular y eficiente en el uso de recursos. En esta transición ecológica, la tecnología y la digitalización también van a jugar un papel fundamental.

Economía circular: aplicaciones a la empresa

Ante el aumento continuo de los recursos de los productos se vuelve necesitarlo establecer un sistema que sea económico, sostenible y estable. Con la transformación digital se dejarán atrás la concepción tradicional de los procesos constructivos para dirigirnos hacia el concepto de “Construcción 4.0”, consiguiendo mejorar la eficiencia y productividad del sector a través de la industrialización de los procesos constructivos y la integración de las tecnologías digitales emergentes.

Tenemos gran cantidad de desechos generados tanto de manera controlada como descontrolada. La economía circular busca gestionar esto”, ha explicado Erlantz Lizundia.

El ecodiseño, que a su vez se encuentra estrechamente ligado al diseño sostenible, es el diseño que considera acciones orientadas a la mejora ambiental del producto o servicio en todas las etapas de su ciclo de vida, desde su creación en la etapa conceptual, hasta su tratamiento como residuo: “El 80% de los impactos ambientales de los productos se determinan durante el diseño, aquí es donde denominamos el ecodiseño”, ha comentado Lizundia.
¿Cómo se integra en la empresa? Ahora se consideran todos los aspectos ambientales en el diseño del producto. El LCA (Life cycle assessment) ayuda a cuantificar las presiones ambientales realacionadas con los bienes y servicios (productos), los beneficios ambientales, las compensaciones y las áreas para lograr mejoras teniendo en cuenta el ciclo de vida completo del producto. Todo ello viene establecido en una serie de fases.

Por otro lado, el EPD (Environmental Product Declaration) se considera una “ecoetiqueta” (aunque esta no define los requisitos medioambientales ni valores minimos que deben cumplorse). Estos son documentos expuestos de forma transparente y verificados por un tercero independiente, que muestren información relacionada con el perfil medioambiental del producto o servicio basado en un LCA. Lizundia ha hablado de la complejidad de comparar distintos estudios, es por ello por lo que surge la “Enviromental Product Declaration”.

Estrategias alternativas de ecodiseño

Otra opción es la Biomimética. Se trata de la ciencia que estudia a la naturaleza como fuente de inspiración de tecnologías innovadoras para resolver aquellos problemas humanos que la naturaleza ha resuelto, a través de modelos de sistemas (mecánica) o procesos (química), o elementos que imitan o se inspiran en ella. Para Erlantz Lizundia, un ejemplo de ello es la obtención de materiales mecánicamente resistentes basándonos en la estructura de la madera: “La durabilidad respondiendo a la eficiencia energética es muy importante”, ha señalado.

De una economía lineal a una economía circular

A continuación, ha tenido lugar una mesa redonda en la que se ha puesto en práctica todo lo mencionado anteriormente por Lizundia. Moderada por José Pablo Martínez, secretario general de la CNC, han participado Jorge Yunta, responsable de desarrollo de negocio del área de Postventa de Finanzauto; Joan Dalmau, director técnico de GAM; Francisco J. Vea., director de innovación en BECSA (Simetría Grupo); Pedro Extremera, director técnico de Casalé Gestión de Residuos; y Salvador Izquierdo, responsable de investigación de procesos de valorización y reciclado de materiales de Itainnova.

Jorge Yunta ha dado paso a su ponencia “Un caso de éxito: Productos remanufacturados y reconstruidos”, en la que ha explicado el porfolio de productos desde Finanzauto.  Entre ellos, “aunque la economía es una tendencia cada vez más fuerte”, han introduciendo propuestas para este tipo de productos: repuestos reconstruidos, equipos usados y reacondicionados, equipos de alquiler, opciones de reparación y la reconstrucción certificada de maquinaria Caterpillar. “Nuestro objetivo de este portfolio es adecuar el uso de los recursos para ahorrar en eficiencia y productividad a la hora de operar el negocio de nuestros clientes”, ha mencionado Yunta.

En cuanto al Programa de Reconstrucciones Certificadas, Yunta ha explicado que se trata de una “solución” para los clientes que necesitan renovar un equipo que se acerca al final de su vida útil. El programa, según Yunta, “surge con la intención de proporcionar a los clientes equipos de máxima calidad que supongan a su vez la mejor propuesta económica para su negocio ya que supone un ahorro económico tanto económico como medioambiental”, explica.

En lo que respecta a los casos de éxito, Jorge Yunta ha dicho que la realidad es que han llevado a cabo más de 60 reconstrucciones: “Lo que empezó con una solución con un cliente importante terminó siendo fundamental, la mayoría de clientes acaba repitiendo y eso es buena señal”. Ofrecemos distintos tipos de reconstrucción.

 Un proyecto de remanufacturación de maquinaria industrial

En la actualidad, la fabricación y vida de la maquinaria industrial están basadas en la economía lineal. Es por ello por lo que la mayor fuente de obtención de equipos es la economía circular.

Para Joan Dalmau de GAM es necesario una vía para cerrar el circulo de vida útil de las maquinas y/o equipos de una manera respetuosa con el medioambiente fomentando así la economía circular. Entre las opciones que ha ofrecido Dalmau se encuentran la refabricación de aquellas máquinas que presenten potencial de mercado adecuado, el reaprovechamiento de los repuestos que presenten unas características aceptables para su uso o el reacondicionamiento de los repuestos que presenten algún desgaste corregible.

Desde GAM ofrecen este tipo de servicios tanto a máquinas de clientes finales como a la maquinaría de empresas de alquiler, a las aseguradoras (siniestros) o a las máquinas fabricantes: “Queremos proveer a todos nuestros colaboradores y potenciales clientes”, ha explicado Dalmau.

Materiales 100% reciclados

Francisco J. Vea ha centrado su ponencia en la búsqueda de los materiales 100% reciclados. Para ello ha hablado de un proyecto denominado Waste2asphalt que selecciona distintos tipos de materiales en función de su procedencia y objetivo para una mejor adaptabilidad en función del uso que se le vaya a dar.
Asimismo, ha hablado de la fracción mixta de plásticos, que tienen su origen en residuos sólidos urbanos, una solución que es “hasta el 25% del betún virgen”. Además, ha puesto en valor otras mezclas como la Lignina, residuos cerámicos en cemento de las cuales se obtiene un gran resultado. “El proyecto SOST-RCD tiene la intención de mejorar las técnicas de obtención de materiales”, ha mencionado.

Para el director técnico de Casalé Gestión de Residuos, Pedro Extrema, no se trata solo de reciclar, sino de la aplicación que se les da a esos productos: “Desde nuestra empresa respetamos el principio de jerarquía en economía circular a la hora de realizar nuestro trabajo”, ha señalado. “En cuanto a la economía circular aplicada al producto, la primera acción es producir árido. Más adelante hacemos un procesado del árido y la puesta en obra del mismo. Para ello es necesario tener en cuenta un certificado que responda con esos estándares de calidad”, ha explicado Pedro. El resultado, según explica, puede resumirse en: mayor resistencia, mayor versatilidad, mayor modulabilidad, mayor garantía de calidad y un control de proceso de fabricación,mayor posibilidad de modificar las construcciones ya ejecutadas y, en última instancia, una  mayor contribución con la economía circular. “Lo que ofrecemos es una solución integral del proyecto: lo diseñamos, realizamos los cálculos, el transporte, etc”, explica Pedro Extrema.

Transformación de residuos en materia prima para obras

Por su parte, Salvador Izquierdo ha comenzado su ponencia hablando de los procesos que transforman los residuos en materia prima para las obras, de cómo transformar materiales “vengan de donde vengan” para que sean materiales aptos para su aplicación: “Se trata de un ciclo completo y requiere el desarrollo de una serie de capacidades por las empresas”, comenta Izquierdo. “Desde Itainnova hemos desarrollado una hoja de ruta para el desarrollo de nuevos materiales”. De esta manera -explica Izquierdo- “se permite desarrollar el ciclo de vida del material partiendo de los materiales y sus peculiaridades”.

Una vez el material o componente ha llegado al fin de su uso, ¿cómo se valoraliza? Izquierdo ha explicado que para desarrollar un ecodiseño adecuado, hay que atender a distintas características. Durante el proceso de valorización y reciclado de residuos, siempre se dan cuatro retos: Incertidumbre (alta visibilidad del residuo), la singularidad (condicionantes locales), la calidad del material reciclado y la circularidad sistémica uniendo cadenas de valor.
El enfoque de Itainniva se centra en estrategias de análisis aplicado a materiales de construcción de manera experimental y numéricamente: “Trabajamos en materiales como el hormigón o la madera, plásticos o metales en distintos procesos de transformación”, ha comentado Salvador Izquierdo.

Por último, Izquierdo ha resaltado distintos ejemplos con aplicación en otros sectores como los neumáticos fuera de uso o los muebles que ya no se usan. “Intercambiando información entre sectores se pone en valor la recuperación de materiales y su transformación y esto es una buena oportunidad”, ha finalizado Izquierdo.