El sector de la construcción cierra 2021 con los mayores índices de empleo de la última década

El sector de la construcción dio trabajo a más de 1,28 millones de personas durante el último trimestre de 2021, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Pese a una ligera caída con respecto al trimestre anterior, el sector mantiene niveles de ocupación previos a la pandemia, unos índices de empleo que no se veían en la construcción desde 2011, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. Así lo refleja la Encuesta de Población Activa (EPA).

La comunidad autónoma con mayor ocupación en el sector es Andalucía con 222.000 trabajadores, seguida por Cataluña (201.000), Madrid (181.000) y la Comunidad Valenciana (133.000).

Tras la caída en los niveles de ocupación provocada por la pandemia y las restricciones de movilidad, la ocupación en el sector aumentó un 13% en el segundo trimestre de 2021 con respecto al mismo periodo del año anterior (cuando la emergencia sanitaria alcanzó su punto más grave). Durante el tercer y el cuarto trimestre del año el crecimiento estas cifras se han reducido en un 3%, a causa de la aparición de la variante Ómicron y de distintas cuestiones macroeconómicas que han ralentizado los niveles de crecimiento global.

Los datos de paro han alcanzado un mínimo histórico para la construcción en los registros del INE, con 114.000 desempleados, 39.400 menos que en el mismo periodo del año anterior. Si bien es cierto que la población activa en el sector todavía no ha recuperado los niveles previos a la crisis sanitaria.
Durante el último trimestre del año la construcción ha pasado a ser el sector con la tasa más baja de parados de España, con el 3,7%. Le siguen la industria con un 4,5% y la agricultura con un 5,2%. El sector servicios es el que acumula una mayor cantidad de desempleados el 32,5%.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE)

Diferencias por edad

Uno de los grandes problemas del sector es el envejecimiento de su mano de obra, una situación que el tiempo no hace más que empeorar. Mientras que el 19,4 % de los trabajadores de la construcción tienen 55 años o más tan solo el 7,56% tiene entre 16 y 24 años.

“Si comparamos las edades vemos como en el 2008 un 42% de los trabajadores de la construcción tenían menos de 35 años. Ese 42% ha pasado a ser un 18% en 2020. Si observamos el porcentaje de trabajadores mayores de 35 años en el 2008 era de un 28 %, pues bien, en el 2020 ya es del 58%. Es decir, el sector se está envejeciendo de una forma muy importante”, explicó Mariano Sanz secretario general de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC).

Esto ligado a la falta de profesionales cualificados en el sector supone una traba para la ejecución de muchos proyectos vinculados a los fondos Next Generation. España necesitará 700.000 nuevos trabajadores en la construcción para poder ejecutar las ayudas europeas, según datos de la CNC. Algo que pese a las mejoras en términos de ocupación está lejos de cumplirse.

Una situación que se da en un contexto en el que la tasa de paro juvenil en España es del 30,6%, la más alta de la eurozona. Sin embargo, ese excedente de mano de obra no alcanza la construcción que, aunque mejora poco a poco sus cifras, no lo hace al ritmo necesario para asumir en su totalidad los fondos europeos.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE)

Problemas para licitaciones europeas

Desde la patronal apuntan al retraso en la llegada de la financiación europea como culpable de las bajadas en la ocupación durante la segunda mitad del año. La CNC advierte que 500 contratos de obra pública valorados en 230 millones de euros se han dejado de licitar desde noviembre del año pasado.
Pedro Fernández Alén, presidente de la CNC, ha explicado que, esta bajada en las cifras “se debe a que el ritmo de licitaciones esperado en el sector no se está acompasando con la realidad y los empresarios que no han acudido a obras se han visto obligados a despedir el personal que habían contratado para ejecutarlas”

“Las expectativas en mano de obra y volumen de ejecución no se están cumpliendo. Estamos perdiendo una gran oportunidad de crear empleo para el sector por culpa de estos retrasos”, ha dicho el presidente de la CNC. “El primer semestre de este año (2022) va a ser especialmente sensible”, ha advertido Fernández Alén.

Diferencias por sexo

Otro de los grandes lastres del sector es la enorme diferencia entre el número de hombres y de mujeres. Pese a que el sector aumento el número de trabajadoras a lo largo de 2021 en un 31,3%, el número total de mujeres no representa más del 10% de todos los empleados de la industria (apenas 130.000). Mientras que el número de hombres supera el millón de ocupados en construcción.

A nivel nacional

A pesar de todas las dificultades que ha experimentado la economía a lo largo del año, con la aparición de una nueva variante, los desequilibrios en la cadena de suministros y los altos costes energéticos, la mayoría de los sectores no se han resentido. Salvo la construcción, agricultura, servicios e industria han aumentado sus niveles de empleo durante el tramo final de 2021.

El número de desempleados en términos generales se ha visto reducido y la tasa de paro se sitúa en el 13,33%, un punto por debajo de la registrada en el último trimestre de 2020 (14,56%). Los datos de ocupación alcanzaron en el tercer trimestre del año los 20 millones de trabajadores, 840.600 nuevos empleos generados a lo largo de 2021.