Los robots de demolición hacen el trabajo más seguro

Brokk Incorporated mostrará su línea de productos especializados en demolición remota durante la Conespo-Con/AGG. Los trabajos de este tipo resultan difíciles y peligrosos en muchos casos, por ello para garantizar la seguridad los robots controlados a distancia pueden resultar muy útiles. 

La incorporación de la robótica a los trabajos de demolición está volviéndose cada vez más popular. Si bien muchas de las operaciones pueden realizarse empleando una minicargadora con un accesorio, el polvo, los gases, los escombros y otros peligros de la obra han llevado a los contratistas a buscar otras soluciones más seguras. Incluso cuando los trabajos se llevan a cabo en interiores, donde los gases y humos de las máquinas pueden suponer un riesgo para el conductor, los implementos remotos pueden ser la solución a estos problemas.

Por su parte, Brokk Incorporated trabaja desde hace años con equipos a distancia, el peso ligero y el tamaño compacto son claves para muchos de los trabajos en los que se emplean estos robots, incluida la demolición de interiores. algunos modelos de la marca están dentro de los limites de carga del piso y el elevador, lo que hace más sencillo el transportar al trabajar con estas herramientas.

Diseñados especialmente para las tareas de demolición el peso y tamaño pueden no ser buenos indicadores de su capacidad. Jeff Keeling, vicepresidente de ventas y marketing de Brokk ha afirmado “por lo general, se necesitaría una excavadora tres veces más pesada que una pieza de equipo Brokk para ofrecer un rendimiento de martillo comparable y a esto se suma, que nuestros cuatro modelos más pequeños caben a través de una puerta estándar. No agregamos un accesorio a un equipo ya existente, estamos diseñando máquinas de demolición especialmente diseñadas para su uso en espacios reducidos”. En el caso de estos modelos se pueden controlar a distancia a través de radio y cable con un alcance de hasta 300 metros (1000 pies).

Electrificación de los equipos

El mercado tanto en los vehículos de consumo como en los equipos de construcción para el movimiento de tierras esta apuntando hacia la electrificación, algo que también afecta a los equipos de demolición. Asimismo, Brokk cuenta con una gama de equipos diésel que se ajustan a la regulación actual, pero sus novedades están especializadas en los aparatos eléctricos.   

Sobre el terreno, la energía es suministrada por la planta o el edificio en el que se esté trabajando. En el caso de que este espacio no pueda proveer de suficiente potencia al equipo, un generador es capaz de mantener el robot operativo. Los modelos eléctricos de la marca requieren de un servicio de 480 voltios de 20 a 100 amperios, dependiendo del dispositivo.

Otro de los factores clave para las máquinas eléctricas en la actualidad son las baterías, sin embargo, Keeling ha señalado que “nuestros accesorios consumen mucha energía, la tecnología actual de las baterías limita el tiempo de funcionamiento a 2 o tres horas, algo que claramente no es suficiente. Siempre estamos monitoreando el desarrollo de estos equipos y es concebible que en algún momento podamos ofrecer modelos alimentados por baterías, pero de momento no hemos llegado a ese punto”.

La compañía ofrece un catálogo de herramientas y accesorios diseñados para mejorar el rendimiento de las maquinas Brokk. Cucharones de excavación, trituradoras de hormigón, garfios para demolición blanda y manipulación de materiales, cizalla de acero, desbastadores de hormigón, accesorios de perforación o divisores son algunos de estos implementos.

Como empresa especializada en la demolición remota, Brokk cuenta con un amplio rango de inclinación para los accesorios que permite a los operarios trabajar en espacios reducidos y en ángulos de ataque únicos.

Las condiciones del mercado

El vicepresidente de ventas y marketing de Brokk ha recordado que “en los primeros días escuchábamos que esto le iba a quitar el trabajo a la gente, ahora mismo nos piden por favor que les ayudemos a reducir la necesidad de mano de obra. Con la escasez de operadores cualificados, los clientes quieren reducir su necesidad de trabajadores por hora”.

Al mismo tiempo, el mercado laboral está afrontando una serie de cambios fundamentales, se estima que para el año 2030 el 30% de los trabajadores lo harán de forma remota, lo cual abre una puerta a la reutilización de espacios comerciales que pueden quedar en desuso. Aunque, “todavía no es el momento, los propietarios de propiedades comerciales están prefiriendo esperar para ver como reconfigurar sus propiedades”, ha destacado Keeling.

Brokk es uno de los dieciocho expositores que presentarán sus soluciones robóticas, inteligentes o controladas a distancia durante la CONESPO-CON/AGG 2023, que tendrá lugar del 14 al 18 de marzo del año que viene en el Centro de Convenciones de Las Vegas.

Acerca de ProfesionalesHoy 1839 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy