AWM emplea transmisiones Allison en su nueva flota sostenible de GNC

Abfallwirtschaftsbetrieb München (AWM), empresa dedicada a la gestión de residuos urbanos en Alemania, emplea 10 vehículos de recogida Scania GNC con cajas de cambios Allison de la Serie 3000. Desde hace ya un par de años la compañía ha comenzado a adquirir estos camiones como parte de su programa de renovación de equipos más sostenibles y ecológicos.

Esta previsto que en otoño de este año la compañía amplíe su flota en 34 camiones, de los cuales 22 ya han sido entregados a la empresa. El objetivo de AWM es cambiar todo su parque de 184 vehículos de recogida de residuos, por nuevos sistemas de propulsión ecológica. La mitad de los nuevos vehículos serán Scania R 280 B 6x2*4 NB/GNC con cabina CR20L de larga distancia y carrocería de 3,750 mm. Y la otra mitad se sustituirá por Scania L 280 B6x2*4 NB de GNC con cabina de piso bajo, CityDoor y carrocería de 3,550 mm.

Todos los camiones cuentan con transmisión automática Allison Serie 3.000 y motor GNC Euro 6 de 5 cilindros en línea con una cilindrada de 9,3 litros. Asimismo, los nuevos modelos tienen una potencia de 206 kW (276 cv) y un par motor de 1350 Nm a 1000 rpm o más. Y estos camiones incorporan la carrocería Faun Variopress con sistema de elevación de Zoeller.

Tras una licitación a nivel europeo, se ha optado por esta configuración general del vehículo. Ya en 1970, AWM se decantó por las cajas de cambios totalmente automáticas para evitar los cambios de embrague y ofrecer más comodidad a los conductores. Otro punto a favor de la combinación Scania-Allison fueron las medidas de ahorro de combustible . Empleando el software FuelSense® 2.0 de Allison, los puntos de cambio de marcha se configuran de forma óptima y se reduce el consumo.

"El pack completo tiene todo el sentido", ha explicado Matthias Thiem, jefe de Ventas de Vehículos Municipales y Vehículos especiales de Scania. "Allison es especialista en esas aplicaciones, y sus motores soportan hasta 700 ciclos de arranque-parada al día. Las transmisiones de convertidor de par son extremadamente robustas y reducen los niveles de estrés tanto de operarios como de vendedores".

AWM lleva utilizando vehículos de recogida de residuos con cajas de cambio totalmente automáticas desde finales de los años 90. Actualmente, cuenta con un total de 184 vehículos de recogida de residuos, de los cuales ya un 80 % (casi 150) están equipados con transmisiones Allison.

"El mantenimiento de las cajas de cambios totalmente automáticas es considerablemente más sencillo. Solemos utilizar los vehículos durante 10 o 12 años. Con las transmisiones manuales o automatizadas, teníamos que cambiar el embrague", ha afirmado Sabine Schulz-Hammerl, directora general de AWM. "Sin embargo, el convertidor de par de Allison no se desgasta y no necesita cambiarse. El único mantenimiento que hay que hacer son los cambios rutinarios de aceite y filtro, que llevamos a cabo con la periodicidad exacta que indica el fabricante".

Al acabar con necesidad de cambiar los embragues, AWM ha experimentado algunos beneficios no solo en cuanto a reducción de costes operativos sino también en lo que respecta al cumplimiento de las rutas programas y a la disminución de tiempos de inactividad.

"Además, en consideración hacia nuestros empleados, queríamos contar con vehículos sin interrupción de la tracción. Para el personal de carga de las plataformas de la parte trasera del camión es muchísimo más cómodo si no se produce una sacudida cada vez que arranca el vehículo", ha apuntado Schulz-Hammerl.

Las cajas automáticas Allison se adaptan a los motores de gas natural que tienen que soportar los exigentes ciclos de arranque-parada de los vehículos municipales en medio del tráfico de la ciudad. Los motores de gas natural funcionan mejor cuando se usan con cajas de cambios completamente automáticas, según datos de Allison, Y es que la tecnología de convertidor de par ayuda al motor de gas natural a arrancar el vehículo, multiplica el par y transmite potencia de forma ininterrumpida a las ruedas.

Gracias a todo esto, el vehículo ofrece un mejor rendimiento y utiliza el combustible de forma muy eficiente, independientemente de que se utilice biometano o gas natural. Una marcha lenta y un ajuste precisos facilitan la recogida de cubos de basura en espacios pequeños, así como trabajar a velocidad muy baja. De este modo los nuevos vehículos de AWM pueden adaptarse a espacios como los del centro de Munich.

Además, la Continuous Power Technology permite que los vehículos a gas natural sean más silenciosos. El engranaje helicoidal de las transmisiones Allison Serie 3000 también contribuye a reducir los niveles de ruido.

“Las cajas de cambios Allison son perfectas para motores a gas ya que aumentan el par motor a velocidades bajas,” ha asegurado Stephan Marker, jefe regional de Ventas de Allison Transmission. "Ofrecen más comodidad y control del vehículo tanto para el conductor como para el personal de carga. Además, sus arranques más suaves y sin tirones causan menos problemas de espalda en el personal de carga en comparación con otros tipos de transmisión. Y, muy importante, las Automáticas Allison reducen los niveles de ruido, el consumo de combustible y las emisiones".

Las cajas de cambios Allison de los camiones Scania combinan los últimos implementos de Allison para optimizar el consumo de combustible. El FuelSense 2.0 emplea un algoritmo de aprendizaje en tiempo real que evalúa de forma continua las condiciones de conducción y tiene en cuenta factores como peso del vehículo, frecuencias de los ciclos de arranque-parada y la topografía, para iniciar modificaciones sutiles pero relevantes en los puntos de cambio de marcha y adaptar al máximo el consumo de combustible y el rendimiento. Pruebas realizadas han mostrado ahorros del consumo de combustible de hasta el 8,8 %, dependiendo de la ruta y ciclo de trabajo, según datos de la compañía.

Acerca de ProfesionalesHoy 1850 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy