ChemPlastExpo

Cogen

Home / A Fondo / Aspectos clave para la reducción del consumo energético en edificios

Aspectos clave para la reducción del consumo energético en edificios

La reducción del consumo energético es una de las prioridades cuando se trata de llevar a cabo una instalación en un hogar, local comercial, empresa o edificio. Las empresas instaladoras que forman parte de los gremios agrupados en la Federación Catalana de Instaladores FEGICAT están muy comprometidos para favorecer un consumo más eficiente y responsable de la energía que impacte en un ahorro económico de cara al consumidor y contribuye a la sostenibilidad medioambiental. Por eso, en el marco de sus buenas prácticas profesionales, las empresas instaladoras ofrecen información y asesoramiento a sus clientes sobre como pueden conseguir una reducción efectiva del consumo energético en sus instalaciones, no solo con la aplicación de nuevas tecnologías disponibles sino también mediante la re-educación en relación a la energía.
Además de las instalaciones particulares en el interior de los hogares, otro aspecto que se tiene en cuenta en viviendas es la optimización de la potencia contratada para los servicios comunitarios de los edificios, bajando considerablemente la potencia mediante la instalación de maxímetros y la sustitución de luminarias convencionales de los aparcamientos por iluminación led.
Para empezar, hay que diferenciar que se puede conseguir esta reducción a través de métodos pasivos, como por ejemplo, mejorando el aislamiento de un edificio, o de métodos activos como, por ejemplo, cambiando el sistema de iluminación o de calefacción. A pesar de esto, cuando se trata de escoger un nuevo sistema es necesario que primero se analicen las características de cada edificio, así como su ubicación. Desde FEGICAT se han identificado 4 aspectos clave para la reducción del consumo energético mediante las instalaciones en los hogares, locales comerciales, edificios, etc., y se han elaborado las siguientes recomendaciones que, en muchos casos, pueden ser implementadas para las empresas instaladoras asociadas:

Climatización
En primer lugar, con el objetivo de reducir el gasto en climatización, tanto de calefacción como de aire acondicionado, es básico que la vivienda esté bien aislada. Es cierto que, a nivel constructivo, los gastos para mejorar este aspecto puedan ser elevados pero, por contra, la sencilla colocación de burletes en las ventanas para que ajusten mejor es una solución económica. De esta forma se evitan las filtraciones de frío y calor del exterior que obligarían al sistema de climatización a funcionar durante más tiempo y, por tanto, gastar más energía.
A la hora de clasificar los sistemas de climatización según su grado de eficiencia energética, los mejores son los que están basados en bombas de calor. En segundo lugar, está la calefacción de gas, mientras que las estufas y los radiadores eléctricos son los más ineficientes de todos. Hay que tener presente también que, en determinados casos, la geotermia (a pesar de que se tiene que plantear en el momento de construir el edificio y tiene un coste elevado) o la biomasa (especialmente útil en entornos rurales).
El mantenimiento de estas instalaciones son muy importantes para mantener optimas las condiciones de funcionamiento y que los aparatos rindan a su máximo nivel. La purga de los radiadores y la revisión de la caldera son aspectos fundamentales y de otras como la instalación de termostatos y la colocación de reflectores en la pared donde se instala el radiador ayuda a reducir la factura entre un 8% y un 13%, mientras que el correcto mantenimiento de la caldera puede provocar un ahorro de hasta un 15%.
Finalmente el sentido común tiene que imperar porqué a través de la gestión, podamos obtener ahorros importantes. Por este motivo, se aconseja mantener el termostato a 26ºC en verano y a 21ºC durante el invierno. Por cada grado que incremente o reduzca en función del modo frío o calor, el importe de la factura se incrementa entre un 8% y un 10%.

Iluminación
El consumo en iluminación puede reducirse de forma muy importante con la simple sustitución de las luces convenciones (halógenos o de filamentos) por leds. La iluminación led presenta un doble ahorro: 25% de reducción del consumo respecto, por ejemplo, el halógeno y hasta un 90% respecto los incandescentes. Esto sin tener en cuenta, además, la reducción del gasto del mantenimiento, dado que tiene una vida útil 5 veces superior.
En caso de sustitución de una cantidad importante de luminarias convencionales por led (por ejemplo un aparcamiento) hay que tener presente que es probable que se produzca la inyección de armónicos en la red, que pueden desequilibrar las intensidades que circulan a través de los circuitos eléctricos y dañarlos. Es por ese motivo que toma mucha relevancia el hecho de poder estar bien asesorado por una empresa instaladora habilitada antes de realizar la sustitución en masa.

Agua caliente
Para empezar es necesario subrayar que los calentadores eléctricos son actualmente los más ineficientes. Siempre que sea posible, hay que obtener agua caliente a través de sistemas de energía solar (un requisito obligatorio en edificios de nueva construcción) ya que, una vez hecha la inversión inicial, el coste será prácticamente zero. En el caso de rehabilitar un edificio existente y siempre que se disponga de suficiente espacio se puede optar por la aerotermia (generación de agua caliente a partir de una bomba de calor).
Una de las problemáticas actuales es que el mayor parque de viviendas con energía solar se encuentra en desuso o prácticamente nunca se ha puesto en funcionamiento. El ahorro en la factura eléctrica, en caso de tener una instalación solar térmica en buen funcionamiento y bien dimensionada, puede llegar a ser de hasta el 70%

Electrodomésticos
Finalmente, referente a los electrodomésticos, hay que escoger siempre aquellos equipos que tengan una calificación más buena según la etiqueta energética (a partir de A). Es importante, también, valorar la relación precio/etiqueta energética así como analizar una tercera variable: el ahorro de consumo que se obtendrá durante la vida útil del electrodoméstico.

El papel del profesional
Para tomar decisiones más acertadas en función de las características de cada caso, es importante contar con el asesoramiento de una empresa instaladora habilitada, que también pueda recomendar a cada cliente la potencia que debería de tener contratada en función del consumo real y evitar así tener que pagar un término de potencia fijo sobredimensionado.
La monitorización del consumo mediante el uso de APPs se utiliza cada vez más ya que permite saber, en cada momento, cuando se está gastando y evitar tener conectados de forma simultánea equipamientos (lavadora, horno, plancha, etc.) que hagan superar la potencia contratada.

Sobre ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

El coste de la energía: jaque mate a la competitividad industrial

Por Javier Díaz, Responsable del área de Consultoría de Energía en Ayming El anuncio de la …

Publicidad

Northgate
La-Parrilla

Actualidad de la eficiencia energética en la construcción

Actualidad de la minería energética

Actualidad de la construcción naval