ChemPlastExpo

Cogen

Home / AA En Portada / La subida sin freno de la energía obliga a las empresas a profesionalizar su compra

La subida sin freno de la energía obliga a las empresas a profesionalizar su compra

Javier Díaz Carmona, responsable del área de Consultoría de Energía en Ayming.

Ayming, grupo internacional de consultoría en rendimiento empresarial, ha compartido alguna de las soluciones y oportunidades que las empresas pueden aplicar en sus negocios para ser más competitivas. Una de las estrategias de mejora que pueden poner en marcha desde el área económica-financiera es la profesionalización de las compras de energía. Muchas de ellas están contratando consultoría de energía, ya que proporciona ahorros anuales que oscilan de media entre el 3% y el 8% en los costes de gas natural y electricidad.
Javier Díaz Carmona, responsable del área de Consultoría de Energía en Ayming, ha apuntado al respecto que “cada vez más, las empresas españolas y las multinacionales con poder de decisión para España, con consumos superiores a los 300.000 €/año, acuden a la consultoría externa de Energía buscando importantes ahorros no sólo a través de la optimización de potencia y capacidad contratada, también gracias a la monitorización de los mercados, que les permiten detectar oportunidades favorables en precio, así como negociar el tipo de contrato que más les interesa y su duración”.
La profesionalización de las compras de energía debería responder, -en palabras de Javier Díaz Carmona-, a preguntas críticas como: ¿cuándo comprar?, ¿qué producto comprar? y ¿durante cuánto tiempo? Cuestiones que como veremos a continuación es complejo contestar si no se cuenta con mecanismos de monitorización continua de las más de 20 comercializadoras que existen en España, ni se tiene acceso a las bolsas de energía con condiciones por debajo de mercado.
Respecto a cuándo comprar, de todos es conocida la variabilidad diaria en los precios de la electricidad y el gas natural, al estar referenciados a mercados dinámicos. Además, existen múltiples mercados diarios y de futuros para la electricidad (Omip, OMIE, OTC) y para el gas natural (Brent, MIBGAS, TTF, NBP, etc.). El seguimiento permanente de sus políticas comerciales es prácticamente imposible en el día a día de cualquier empresa.
La elección del momento de compra es también una decisión estratégica, ya que la cotización de la energía puede variar hasta un 20% para un periodo. Y si compramos en el mercado de futuros, éste no se rige por patrones estacionales, con lo que debe realizarse una monitorización continua del mercado.
En cuanto a qué producto contratar, en un mercado energético maduro como es el español, las comercializadoras ofrecen un portfolio muy extenso de modalidades de contrato y producto, con diferencias significativas entre ofertas para una misma modalidad de precio (sobre todo indexados, multiclicks o accesos directos al mercado), pudiendo suponer un importante impacto económico si no se está familiarizado con ello. Así, la elección correcta de un producto puede generar ahorros superiores a los obtenidos durante el proceso de negociación.
Por último, tomar la decisión de la duración del contrato, pasa por un amplio conocimiento sobre la multitud de indicadores necesarios para determinar la situación de mercado, la valoración y seguimiento de los acontecimientos geopolíticos y su potencial impacto en los mercados de referencia, así como la elaboración de previsiones fundadas sobre la evolución de los precios. Variables todas ellas complejas. Disponer de la información adecuada durante el proceso de licitación permite valorar las posibles duraciones de un contrato según la situación del mercado.
Vemos pues que mejorar la competitividad de las empresas en cuanto a las compras de energía, requiere una gestión activa y eficiente, valorando el riesgo de compra a través de la monitorización del mercado, ya que la oportunidad de compra puede presentarse en cualquier momento.

Ahorro para empresas de todo tipo de sectores
Si bien contemplar la consultoría de energía es interesante para todo tipo de empresas y sectores con consumos en energía superiores a 300.000 €/año, las más beneficiadas son aquellas que cuentan con pocas ubicaciones. A modo ilustrativo, algunos ejemplos reales son los siguientes:

SECTOR CENTROS PRODUCTIVOS AHORRO MEDIO GENERADO
Químico 4 plantas 6,5%
Alimentación 3 centros productivo 4,2%
Industria auxiliar del automóvil 1 planta 5,5%
Textil 5 centros productivos 7,5%
Laboratorio Farmacéutico 4 centros productivo 11%
Sanidad Privada 70 centros 7%

Todos ellos analizaron sus indicadores clave de desempeño (KPI´s) del área económica-financiera: cómo se estaban realizando las compras de energía, la liquidez, el endeudamiento, etc, y a la vista de los resultados, decidieron dar el paso de ahorrar.

Sobre ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

AEGE alerta del impacto de la escalada de los precios eléctricos en la competitividad

La Asociación de Empresas de Gran Consumo Energético (AEGE) alertan de la amenaza que el encarecimiento …

Publicidad

Northgate
La-Parrilla

Actualidad de la eficiencia energética en la construcción

Actualidad de la minería energética

Actualidad de la construcción naval